Internacional

ITV fulmina 'The Jeremy Kyle Show', su polémico reality de polígrafos, tras el suicidio de un invitado

Fotograma de 'The Jeremy Kyle Show'
Fotograma de 'The Jeremy Kyle Show' TWITTER

El programa desaparece de la parrilla de ITV después de 14 años, por la muerte de Steve Dymond. Este apareció muerto 10 días después de grabar un episodio.

El Parlamento británico pretende implantar una nueva regulación sobre el género de telerrealidad: "Esta clase de televisión atrae a millones de espectadores, pero a cambio las cadenas deberían demostrar su cuidado por esas personas que se exponen"

ITV ha decidido cancelar el polémico The Jeremy Kyle Show después de la muerte por aparente suicidio de uno de los participantes del programa, informa The Hollywood Reporter.

La decisión se produce tan solo dos días después de paralizar de forma indefinida la emisión. "Dada la gravedad de los últimos acontecimientos hemos decidido poner fin a la producción", indicaba la CEO de la cadena, Carolyn McCall, que destacaba en su declaración la "fiel audiencia" y la "dedicación del equipo de producción" durante los 14 años que el formato se ha mantenido en antena. "Sin embargo, este es el momento adecuado para que el programa termine".

Los perfiles en redes sociales del espacio ya han sido eliminados, mientras que los de Kyle se mantienen suspendidos hasta nuevo aviso. En cualquier caso, ha indicado que seguirán trabajando con el presentador en nuevos proyectos.

Steve Dymond se suicidó tras grabar un episodio

La directiva de ITV reiteró su pesar por lo ocurrido con Steve Dymond. El hombre, de 63 años y con un historial de depresión, grabó un episodio en el programa el pasado 2 de mayo, donde se sometió al polígrafo para demostrar a su pareja que no le había sido infiel; sin embargo, los resultados de la máquina indicaron que mentía, haciendo que se rompiera su relación.

Una semana después, su cuerpo fue encontrado en el domicilio de una amiga con la que se había mudado tras zanjarse su noviazgo.

"El público la tomó con él y desde entonces no dejó de pensar en quitarse la vida", declaró Shelley, amiga y compañera de piso del fallecido. "Se sentía humillado", recordaba la mujer, que cargó contra los productores de ITV por "destrozar a la gente para ganar audiencia".

El gobierno pretende vigilar y regular los reality shows

Esta no es la única reacción generada tras el suceso. El gobierno británico indicó el miércoles su intención de realizar un examen a los programas de telerrealidad para comprobar que las productoras cuidan del bienestar de sus participantes y que cuentan con el soporte psicológico adecuado tanto durante como después de las grabaciones. También pretende abrir un debate sobre si conviene revisar y ampliar la regulación en materia de vigilancia de esta clase de productos televisivos.

"Programas como The Jeremy Kyle Show ponen en riesgo a gente en situación de vulnerabilidad al colocarse en un escenario en un momento en el que son incapaces de ver las consecuencias que eso puede tener, tanto para ellos como para sus familias", criticaba Damian Collins, parlamentario conservador y miembro del Comité para Cultura, Medios de Comunicación y Deporte. "Esta clase de televisión atrae a millones de espectadores, pero a cambio las cadenas deberían demostrar su cuidado por esas personas que se exponen", agregaba.

14 años de éxito y polémicas

Estrenado en 2005 y programado en la franja matinal, el espacio ha venido acompañado siempre por la controversia por los espinosos temas que acostumbra a tratar. Además de realizar tests de ADN y detectores de mentiras, se producen acalorados debates entre sus invitados. Infidelidades, problemas familiares, rupturas y hasta resoluciones relativas a custodia de hijos.

Pese a la polémica, o tal vez por eso mismo, es el programa de más éxito de las mañanas del ITV, con una media de 1 millón de espectadores y un 22% de cuota de pantalla diaria.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba