Uno de los temas de este domingo en Cuatro

Iker Jiménez alertó de los retos virales que pueden acabar en desgracia

Iker Jiménez alertó de los retos virales que pueden acabar en desgracia
Iker Jiménez alertó de los retos virales que pueden acabar en desgracia CUATRO

Tomar canela, echarse agua hirviendo o aspirar un preservativo son algunas de las prácticas que circulan por la red y de cuyos peligros trató de concienciar Cuarto Milenio, con la participación de un médico especialista

Cuarto Milenio dedicó parte de su programa de este domingo a concienciar del grave peligro que suponen algunos de los retos de moda en Internet. Son muchos los jóvenes, y no tanto, que se ponen en riesgo a diario a cambio de unas visitas y likes en las redes sociales, sin ser realmente conscientes de las complicaciones que sus actos pueden acarrearles.

Con la finalidad de arrojar luz al desconocimiento que todos ellos tienen de su propio cuerpo y de los problemas de salud a los que pueden enfrentarse, Iker Jiménez recibió en plató al doctor Miguel Ángel Pertierra, médico especialista en otorrinolaringología y cirugía que se ha enfrentado a casos de todo tipo.

Tomar canela, echarse agua hirviendo, aspirar un condón, tomar vodka a través del ojo, hacerse tatuajes solares y tomar pastillas de detergente son algunos de los retos que circulan por la red y a los que muchos se suman sin ser conscientes de lo que les puede ocurrir. 

Cuarto Milenio
Cuarto Milenio CUATRO

Los retos virales y sus efectos

El doctor Pertierra relató algunas situaciones que ha tratado en su consulta, muchas de ellas relacionadas con estas prácticas. Una paciente acudió a verle tras hacer el reto de aspirar un condón: "El preservativo se quedó acumulado en la parte posterior de la nariz. Por mucho que tirase por la nariz o por la boca no salía", contó el médico en Cuatro. "Esto puede llegar a producir pequeñas asfixias que si no se le extrae produciría la muerte", apuntó. 

Con respecto a la práctica viral de tomar vodka a través del ojo, el médico presente en plató lo calificó de "peligrosísimo". "Puede producir úlceras corneales importantes e incluso la ceguera. Además, la rápida absorción del alcohol puede derivar en el coma etílico", advirtió. 

Por último, el doctor relató el caso de un niño al que asistió después de que se echara, voluntariamente, una olla de agua hirviendo por encima. "Las imágenes no se deberían reproducir porque son totalmente impactante. Las quemaduras producen la muerte diferida y con unos dolores terribles", contó. 

Miguel Ángel Pertierra asoció este tipo de comportamientos con el "síndrome de la invulnerabilidad" o "síndrome de Superman", el que afecta a personas que hacen cualquier cosa por obtener reconocimiento creyendo que no va a ocurrirles nada grave. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba