"No debemos opinar de todo"

Jorge Javier reitera sus críticas a Belén Esteban en 'Sálvame': "Su capitalización de dolor no me la creo"

Belén Esteban y Jorge Javier en 'Deluxe'
Belén Esteban y Jorge Javier en 'Deluxe' MEDIASET

El presentador de 'Deluxe' dijo no arrepentirse de su espantada del plató del 'Deluxe' y se reafirma en sus opiniones: "Mi gran cabreo fue que intentara colocarme en una torre de Marfil", dijo y acusó a la colaboradora de promover "un discurso de mentiras, falsedades, manipulaciones y opiniones poco científicas".

Ella, por su parte, dijo sentirse "humillada" por el abandono de plató que protagonizó el catalán en su vuelta a los platós tras tres meses.

Sálvame ha montado en su plató una "cumbre de la paz" para abordar el bronco enfrentamiento entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban vivido el pasado sábado 20 en Deluxe. El enfado del presentador por el discurso crítico con la gestión de la crisis del coronavirus que hizo la colaboradora, así como algunas insinuaciones de esta hacia él, devino en un abandono del plató. El plantón a la madrileña, que volvía después de tres meses ausente a su puesto, ha sido la comidilla durante los últimos días en los programas de Telecinco, con unos y otros posicionándose a favor o en contra del comunicador.

El magacín vespertino lo tenía todo preparado para un nuevo asalto este martes 23, anunciado previamente como el día para el reencuentro entre ambos. Y los dos han tenido oportunidad de reafirmarse en sus argumentos en una entrega moderada por Lydia Lozano, a la postre, quien tomó las riendas del programa tras la espantada en la noche del sábado. Ninguno de los implicados, cabe decir, se ha retractado de nada de lo que dijeron o apoyaron días atrás, y aunque en el caso de Vázquez ha habido un intento de aliviar la tensión, también ha habido duras críticas por su parte a su compañera.

JJ: "Esa capitalización de dolor ni me la creo ni me la trago"

"Mi gran cabreo fue que intentara colocarme en una torre de Marfil. Este "yoismo" y esta capitalización de dolor ni me la creo ni me la trago, cada uno en su medida lo habrá sufrido. Ella ha estado en su casa sin contacto con nadie. El sufrimiento a Belén se lo han contado: ha estado en casa durante tres meses cobrando su sueldo íntegro, haciendo dos recetas a la semana y probando una cena viernes por la noche", ha explicado el presentador, que para la ocasión había jugado a llevar un estilismo al más puro estilo del dictador norcoreano Kim Jong-un. Era su forma de ironizar con los que le acusaban de censor.

El catalán dijo sentirse "traicionado" porque con sus insinuaciones, insiste, Esteban sabía que le estaba haciendo daño: "Sabes perfectamente cómo es mi familia, de dónde vengo y cuál es mi situación, y por eso me parece muy injusto que pretendas colocarme a mí en un sitio donde vivo al margen de todo".

De forma más llamativa, cuestionó el tipo de "discurso populista" que defiende Esteban: "No incendiemos a la población. No me gustó el farfulleo, la manipulación y la media verdad. Belén tiene muchos seguidores y esos discursos tan peligrosos y exentos de ideologías y tan vacíos son muy peligrosos, porque lo que haces es enardecer a la población. Tenemos que tener un mínimo de responsabilidad y no incendiar a las masas desde una posición privilegiada". Gema López apuntó entonces que, en tal caso, quizás se le estaba dando un altavoz demasiado relevante a la tertuliana: "A lo mejor le dejamos hablar mucho".

Belén dijo sentirse "humillada" por Vázquez

Esteban ha reconocido, en su turno, que sus reproches a Jorge Javier no habían sido justos o, al menos, no habían estado bien expuestos, y entendía que se sintiera dolido. Sin embargo, se mostró dolida por la actitud del presentador cuando ella hizo su particular discurso contra el gobierno: "Se me debía haber prestado un poco de atención". 

La ganadora de GH VIP 3 dijo sentirse "humillada" por el súbito abandono de Jorge Javier del plató, y contó que no hizo ella lo mismo porque "iba a levantarme, pero me dijo dios que me diera la vuelta". "Hice lo que creía que tenía que hacer, que era quedarme porque era mi entrevista".

"No debemos opinar de todo"

Jorge Javier, que dijo haber mandado un mensaje en tono distendido a Esteban durante el fin de semana, sin obtener respuesta, decía no sentirse arrepentido por su actitud. "Conozco a Belén desde hace veinte años y su carácter se sustenta en tres patas: el llanto, la queja y el cabreo", anotaba, diciendo haber "perdido la inocencia". "Yo en este viaje ideológico no la puedo acompañar. No me siento capacitado", dijo, antes de catalogar el de ella como "un discurso de mentiras, falsedades, manipulaciones y opiniones poco científicas".

"Podrá pensar lo que quiera, pero no podemos opinar de todo. O al menos no debemos opinar de todo", apostilló, antes de producirse un encuentro entre ambos en plató poco amistoso. Al menos por parte de ella, que cuestionó el comportamiento más relajado y dicharachero de él.

"¿Crees que nuestra relación va a continuar?", le llegaría a preguntar Vázquez. "Yo trabajo aquí. Una cosa es no estar de acuerdo en ideas, pero las cosas se pueden arreglar", le respondió Esteban en su careo. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba