Crónica de la gala final

Jorge Pérez gana 'Supervivientes 2020' con el porcentaje más alto de la historia

Jorge Pérez con el talón del premio de 'Supervivientes 2020'
Jorge Pérez con el talón del premio de 'Supervivientes 2020'

El guardia civil se alzó con la victoria del reality de aventuras, marcando otro hito histórico en una edición inédita: se llevó el triunfo con un 81.6%% de los votos, superando así a Rosa Benito y otros ganadores que arrasaron. Lo hizo ante Ana María Aldón y Rocío Flores, segunda y tercera respectivamente. Pero no frente a Hugo Sierra, que se negó a estar presente en la final tras quedar en cuarta posición. 

MÁS | Así será el broche final de 'Supervivientes 2020' el próximo domingo

MÁS | 'Supervivientes' cierra su edición más compleja, en la que sobrevivió hasta a sus concursantes

Supervivientes 2020 ha llegado a su final escogiendo a Jorge Pérez como ganador de la edición más extrema e inédita que ha emitido el formato durante toda su historia.

Tras casi cuatro meses viviendo en condiciones extremas, alejados de una pandemia histórica que les impidió disfrutar de las visitas familiares y pasando los últimos 15 días en cuarentena en un complejo hotelero, la última gala alzó los brazos del guardia civil como favorito absoluto de la audiencia que le había votado con un 81.6%. "El porcentaje más alto del formato", informó Jorge Javier Vázquez. 

Por su parte, Ana María Aldón se tuvo que conformar con el segundo puesto que le brindaron los espectadores. Unos espectadores que también decidieron que Hugo Sierra se quedara a las puertas, en cuarto lugar y protagonizando su última "pataleta" de la edición. Mientras que Rocío Flores ocupó el tercer lugar del ranking.

Así transcurrió la última gala de una edición que difícilmente se olvidará: 

Jorge se salva y Hugo queda cuarto finalista

Los cuatro concursantes tuvieron la última visita de un familiar y Hugo fue el primero en reencontrarse con su madre. Por medidas de seguridad, lo hicieron a través de un cristal y se abrazaron emocionados con plástico para no tocarse directamente. 

"Ella me tuvo con 16 años, decidió tirar apara adelante y es una valiente. Se lo agradezco", relató el uruguayo sobre su progenitora mientras ambos se miraban con ojos vidriosos.

Tras ello, Hugo y Jorge descubrieron lo que había decidido la audiencia durante esta última semana de nominación: "Los espectadores de Supervivientes 2020 han decidido que el concursante salvado sea Jorge", exclamó el presentador.

Al escuchar la decisión de la audiencia, el uruguayo se acercó a Lara Álvarez y cuando ésta le pidió que dedicara unas últimas palabras a sus compañeros, él se limitó a decir: "Mucha suerte". 

Segundos después hacía un speech sobre la causa por la que creía que le echaban: "Esto pasa a veces por tener la boca grande. Por mi forma de ser, muy visceral, polémico y no callarme nada, hay gente que no lo entiende. En ese sentido nunca voy a cambiar. Se lo enseñaré siempre a mi hijo, morir de pie y no vivir nunca arrodillado. Sé que para mi gente yo soy ganador de este concurso y me voy por la puerta grande". 

Hugo se despide de la tele: "Lo de los realities no es para mí"

Y añadió una última "pataleta" como definió Jorge Javier Vázquez: "He estado reflexionando estos días y lo de los realities no es para mí. Este será el último. Me dedicaré a mi pasión y muchas gracias a todos. Hasta aquí llegó mi historia televisiva porque no tengo el temple para esta historia". 

Al escucharle, el presentador quiso hacerle reflexionar sobre su comportamiento en el programa donde se había mostrado continuamente molesto al perder las pruebas, llegando a criticar la mecánica utilizada para explicar sus fracasos: "Para mí eres un concursante de realities que me encanta pero tu discurso me lo creería si tú te lo creyeras. Te vas como gran perdedor de esta edición y no lo vas a asumir porque si algo ha quedado claro en este reality es que no sabes perder. Y me encantaría que mi padre me enseñara también a saber perder. Llegar al número cuatro de una edición tan extrema es para sentirse orgulloso".

Como muestra le puso de ejemplo esas últimas palabras que había pronunciado: "Ahora tienes la pataleta de no participar más en un reality. Me has encantado en este programa pero te cuesta mucho aceptar una derrota. Hay una cosa que no entiendo de ti, al ser de generaciones cercanas, y es que con el tiempo la vida te enseña a que eso de 'yo soy así y no voy a cambiar' no sirve de nada y no te deja mejorar como persona".

Para finalizar, puso un punto de humor: "Eres un auténtico coñazo de tío pero eres mi coñazo. Me ha encantado tenerte en el programa. Puedes estar muy contento". 

Rocío, eliminada en su primera vez ante el televoto

El programa tenía reservados dos últimos juegos para decidir quiénes serían los siguientes en someterse al televoto. 

El primero de ellos consistió en aguantar con los brazos levantados una plataforma. Algo que la nieta de Rocío Jurado no fue capaz de soportar más que sus compañeros y al relajar sus extremidades quedó eliminada. 

Por lo tanto, Ana María Aldón y Jorge fueron los siguientes en batirse en duelo en la famosa prueba de apnea. Lara hizo la cuenta atrás y a los pocos segundos, para sorpresa de muchos, el que salió del agua sin llegar ni al minuto, fue el guardia civil. Una decisión que convirtió a la mujer de Ortega Cano en finalista decisiva y que mandaba a Jorge y Rocío al televoto directos. 

Pasados unos minutos, el presentador desveló la penúltima decisión de la audiencia: "Los espectadores han decidido que el concursante salvado sea Jorge". Por segunda vez consecutiva el guardia civil se salvaba y expulsaba a su compañera. 

Rocío se emocionaba al abrazar a Lara y reflexionar sobre su concurso: "Les deseo mucha suerte a los dos hemos creado un vínculo increíble y me voy súper contenta. Quién me lo iba a decir. Gracias a todos los que me han apoyado, he aprendido muchísimo y salgo muy cambiada. Tengo miedo ahora al salir. Me da miedo enfrentarme a la realidad. Somos personas que estamos demasiado expuestas. Al final he sido yo todo el concurso y he aprendido a creer en mí un poco más". 

Jorge, ganador absoluto (sin la presencia de Hugo)

Ana María Aldón y Jorge Pérez se quedaron a solas, acompañados únicamente por una figura de cartón que simulaba a Jorge Javier Vázquez. El presentador que cada año ha alzado el brazo del ganador, en esta ocasión por las medidas de sanidad, no podía estar junto a ellos y lo hizo Lara Álvarez. 

La mujer de Ortega Cano aseguró que ambos se merecían ser los ganadores, mientras que el guardia civil señaló que ella se lo había ganado más por haberse "superado en cada reto que se marcaba". 

Tras sus conclusiones, Omar Montes - ganador de Supervivientes 2019- entraba al complejo hotelero con el talón de 200.000 euros para hacer entrega de él al nuevo triunfador. Para ser testigos de la victoria, se presentaron Elena, Rocío y Barranco e informaron de que Hugo se había negado a acudir

Finalmente, entre Jorge Javier y Lara anunciaron la decisión de la audiencia: "Los espectadores de Supervivientes 2020 han decidido que el ganador sea ¡Jorge!". Todos corrieron a abrazarle, mientras el presentador añadía que el porcentaje de votos había sido de un 81,6%. "El más alto desde 2011 seguro" dijo en referencia al 68% que consiguió ese año Rosa Benito. Jorge Pérez fue más allá y no solo superó a Benito sino también a Nilo Manrique, que ostentaba el récord desde que ganó Supervivientes 2007 con el 69% de apoyo del público. Por tanto, Jorge pasó anoche a ser el ganador de Supervivientes con el mayor porcentaje de votos a favor de toda la historia del programa. 

Tras su victoria, Jorge pronunció sus últimas y emocionadas palabras: "Quiero dar las gracias a todas las personas que han hecho que esto sea posible. En especial a mi mujer, que es única, a mis hijos y a mis amigos. Al equipo por confiar en mí y a todos los efectivos de la Guardia Civil que hacen que todos los rincones de España sea un poco mejor". 

Jorge y Omar Montes, pillados no respetando las distancias

Los últimos segundos de emisión dejaron una imagen llamativa. Como manda la tradición, el ganador de la edición anterior estuvo presente en la final para entregar el cheque de ganador a su sucesor en el palmarés. Ese no fue otro que Omar Montes, que en todo momento respetó las distancias de seguridad durante su participación en la gala. Al menos hasta que él y Jorge pensaron que la emisión ya había concluido. 

El Guardia Civil ya había cantado victoria, recibido su cheque y agradecido el apoyo recibido durante la aventura. Jorge Javier despidió la emisión y él, por tanto, la dio por concluida. Sin embargo, las cámaras apuraron un poco más y terminaron pillando a Omar y Jorge fundiéndose en un abrazo. 

Esto ocurrió tras unos segundos de dudas en el que no sabían si abrazarse o no. Finalmente lo hicieron y las cámaras del reality fueron testigos de ello, aunque lo más probable es que ambos estuvieran ahí tras haberse sometido a las pertinentes pruebas contra el covid-19. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba