Guiños políticos sin censura

Así fue la "revolución cómica" de José Mota en Nochevieja: "Para devolver al pueblo la alegría arrebatada"

Así fue el "golpe de Estado" de José Mota en Nochevieja : "Para devolver al pueblo la alegría arrebatada"
Así fue el "golpe de Estado" de José Mota en Nochevieja : "Para devolver al pueblo la alegría arrebatada"

El especial en TVE imaginó un golpe de Estado en el que todos los profesionales del humor apostaran por "un mundo donde la risa, la ironía y el sarcasmo nos conduzcan a todos a la libertad". En él, se contó con la mayoría de ellos en persona y los que faltaron tuvieron su homenaje 

La Nochevieja que tenía preparada José Mota en TVE fue un homenaje al humor y a los humoristas desde principio a fin. 

El especial reunió -en persona o como imitados- a los grandes cómicos de nuestro país: desde Eugenio, Martes y Trece, los Hermanos Calatrava y hasta Santiago Segura, Anabel Alonso, Mª Carmen y Doña Rogelia, Santiago Urrialde, Juan Carlos Ortega, Pepe Viyuela, Chiquito de la Calzada, Pajares y Esteso, Faemino y Cansado, Las Virtudes y Joaquín Reyes, entre otros muchos que, al grito de "Heil, Gila", quisieron acabar con la seriedad política para "devolver la alegría al pueblo". 

Todo ello en una consecución de sketches que repasaron lo que había dado de sí el 2019 y que siguieron al escuadrón de cómicos durante todo su "golpe de Estado" tanto al Gobierno, como a las cadenas de televisión en las que lograron que la programación se llenara de humor. 

"No puedes renunciar, es el humor"

El especial navideño de Mota arrancó con una reflexión: "Hay dos clases de cómicos: los que están en el golpe y los que no. ¿Dónde estás tú Mota? Con vosotros", respondía él mismo y se dirigía a la llamada de la milicia. Tras una charla con su mujer que no estaba de acuerdo con que él participara, su hija aparecía animándolo a ir: "Ni se te ocurra no ir, papá, tienes que sumarte al golpe. No te preguntes lo que puede hacer la comedia por ti sino lo que tú puedes hacer por la comedia. No puedes renunciar, es el humor". 

¡¡¡Por la comedia!!! Cae RTVE.

Tras esas palabras, empezaron a sucederse los grandes humoristas de nuestro país integrando lo que llamaron Comité Cómico Nacional irrumpe. Encabezando el asalto al Congreso de los Diputados - como no podía ser de otra manera- estaba Fernando Tejero, al que seguía Barragán, Mariano Mariano, Ignatius Farray, Florentino Fernández como "diputados" y Joaquín Reyes que leyó el manifiesto:

"Ante la falta de seriedad de nuestros representantes políticos. El Comité Cómico Nacional se ve obligado a tomar las riendas y devolver al pueblo soberano la alegría que le ha sido arrebatada. Por la comedia, ¡heil Gila!". 

Tejero empezó a disparar al aire y Mota también se puso en la piel de algunos políticos actuales, como Pablo Iglesias y Santiago Abascal que acababan juntos en el suelo abrazados y al verse se apartaban: "¡Que corra el aire!". 

El golpe de gracia con mujeres cómicas al frente

Al conocer el éxito del golpe, otros compañeros de profesión como El Gran Wyoming, Carlos Latre, Los Morancos, Eva Hache y Gomaespuma aparecieron apoyándolos por televisión. Mientras Mª Carmen y Doña Rogelia visitaban al Rey para negociar: "¿Rendirnos? Nunca, no entiende a lo que se enfrenta. Los cómicos estamos acostumbrados a trabajar en sitios que harían vomitar a una cabra. Dios tendría piedad, los cómicos no. Un consejo: debería usted unirse al golpe de gracia o podría ser destituido". 

Las reacciones de los compañeros continuaron y en pantalla también aparecieron Sara Escudero, Ángel Garó, Goyo Jiménez, Manel Fuentes, Gabino Diego y hasta Bigote Arrocet

El escuadrón de comedia no se olvidó de las cómicas veteranas y actuales que se pusieron al frente del movimiento como Las Supremas de Móstoles y Eva Soriano. 

Asociación de ofendidos en general: "Lo llaman censura, pero es una purga"

Para acabar, Mota se metió en la piel de la mafia de "ofendidos" que estaban en contra del humor libre: "Si el golpe de los humoristas triunfa contarán chistes sin control. No podremos detenerlos ni en Twitter. ¿Os imagináis un mundo donde Jaimito campe a sus anchas? ¿o Barragán cuente chistes guarros de suegras sin represalias? Yo no quiero ese mundo. Algunos a esto le llaman a esto censura, yo lo llamo purga". 

Los políticos se ponían de acuerdo por primera vez y entregaban el poder a los humoristas. Solo el Rey se opuso a tal decisión y llamó a las cámaras para que grabaron su nuevo discurso: "Españoles, la Corona no puede tolerar las acciones perpetradas por los cómicos por lo que les ordeno que detengan su actitud y permitan a los políticos seguir desempeñando sus funciones en el cachondeo generalizado. Tarea para la que están sobradamente capacitados como demuestran cuatro elecciones generales en cuatro años". 

Entonces, los cómicos se dirigieron a los ciudadanos por voz de Barragán: "Declaro que a partir de este momento queda constituida en España la República de la comedia. Y de la misma manera queda anulada", decía en un claro recuerdo a Puigdemont. 

Finalmente, el golpe fracasa y todos los cómicos eran detenidos, excepto Barragán que se marchaba exiliado con el político catalán.

Todo acababa con un último discurso de Chaplin disfrazado de Hitler: "Compañeros, no os entreguéis a esos que reglamentan vuestras vidas y os dicen lo que tenéis que hacer, qué pensar y qué sentir. Vosotros no sois ganado, no sois máquinas. Sois hombres, lleváis el humor en vuestros corazones. Luchemos por el mundo de la comedia. Un mundo donde la risa, la ironía y el sarcasmo nos conduzcan a todos a la libertad. Compañeros, en nombre de la comedia debemos unirnos todos. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba