Vertele, en la presentación

'La casa fuerte' vuelve a Telecinco más "delirante" y "menos atropellada": "Se nos quedó una espinita clavada"

Plató de 'La casa fuerte'
Plató de 'La casa fuerte' MEDIASET

Mediaset presenta la nueva edición del reality, en la que hacen reset ante la precipitación de la primera, con mejoras escénicas, nuevos espacios y la recuperación del "Puente de las emociones" de 'Supervivientes'. Lo hace con un casting de rostros conocidos y personalidades peculiares: "A mí este mundo tan delirante es lo que más me apasiona de todo", afirma Jorge Javier Vázquez, que defiende los formatos solo con famosos: "A mí el mundo de los anónimos en un reality me cuesta".

· Telecinco da la sorpresa: "Gran Hermano volverá el año que viene"

A falta de que se desvele al último de sus 14 concursantes, todo está dispuesto para el arranque de la segunda edición de La casa fuerte en Mediaset. Una nueva oportunidad a este reality show producido por Bulldog TV, apenas tres meses después de despedirse su primera temporada, con la que el grupo de comunicación espera consolidar la marca. Porque como ha reconocido Manuel Villanueva, director de contenidos del grupo, durante la presentación en sociedad, su puesta de largo en julio fue "improvisada, por no decir atropellada".

"Se nos había quedado una espinita clavada con La casa fuerte", reconoció desde el Estudio 3 de Mediaseten una retransmisión virtual en la que participó Vertele. "La hicimos justamente cuando, por la pandemia, tuvimos noticia de que la Eurocopa se desplazaba un año y se nos quedaba un vacío en la programación que había hecho que Supervivientes se adelantara en el tiempo. Tuvimos mucha precipitación al tener que montarlo y hacerlo en unas circunstancias complicadas, porque estábamos en el pleno corazón de la pandemia, no recuerdo en qué número de fase, cuando la produjimos".

Tanto para la cadena como para la productora, a la que "atropellaron" apenas volvieron de Honduras tras terminar Supervivientes, se les quedó "esa sensación de volver": "La idea nos gusta, hay un formato que nos interesa y teníamos que abundar en ello. Por ello, a mediados de septiembre volvimos a hablar. Nos quedaba un tiempo para completar esta temporada. ¿Por qué no reiniciamos, le damos al reset?".

"En la edición de invierno las cosas se complican"

Así, llegamos al 5 de noviembre, fecha en la que arranque esta nueva edición más elaborada que seguirá la tradición de los reality shows de Mediaset, con tres noches a la semana, y con la ya famosa transversalidad a la que suele referirse la empresa al dar vida a sus principales formatos de entretenimiento: Jorge Javier Vázquez tomará las riendas de las galas de los jueves y domingo en Telecinco, con la asistencia de Lara Álvarez como copresentadora; mientras que Sandra Barneda, que aún paladea el éxito de La isla de las tentaciones y de su condición de finalista del Premio Planeta, sustituirá a Sonsoles Ónega como moderadora del debate, que se emitirá cada martes en Cuatro. Además, precisa Villanueva, "no descartamos que Lara conduzca ediciones especiales en Mitele Plus". Todo ello hasta teminar "a pie de Navidad".

El mayor tiempo en parrilla y su adecuación a los estándares de la casa en términos estructurales no es la única novedad que se ha establecido con respecto a lo que pudo verse en los meses de verano. Como ya se había anunciado, el reality comenzará después de una convivencia previa entre todos los concursantes para alimentar las tramas de partida que se continúen en cada gala; y de hecho, Jorge Javier ya anunciaba con sonrisa pícara que se había producido una primera discusión entre Isa Pantoja y su prometido, Asraf Beno. Por supuesto, nada se podía avanzar de lo que significaría este desencuentro para la gala inaugural, pero la presentadora asturiana ya avisaba: "En la edición de invierno las cosas se complican", prometía.

Los escenarios, "mejorados" y ampliados

El mayor tiempo de reacción, sumado a las fechas de frío en las que tendrá lugar el concurso, también determinan cambios importantes en la escenografía, que se mantendrá en la Sierra de Madrid, así como en la mecánica. "Volvemos al mismo escenario, solo que mejorado escénicamente, y además tendremos debido a la climatología un nuevo espacio donde celebrar pruebas y donde hacer un pequeño juego", explica Villanueva. Esa localización será el "jardín secreto", un lugar decorado e iluminado para acoger a los concursantes en los programas de prime time y que servirá también para celebrar las llamadas "Juntas de Residentes", en las que las parejas tendrán que valorarse según criterios de limpieza, sinceridad y educación.

Pero Lara Álvarez también avanza un préstamo adicional de Supervivientes, reality show que conoce a la perfección: el Puente de las Emociones.

Los realities en tiempos de covid: "Estamos entrenados"

Al igual que en la primera edición, La casa fuerte repartirá a las siete parejas de concursantes en dos grupos: los Residentes, cuatro dúos que disfrutarán de una vida más cómoda y confortable y dispondrán de dormitorios privados con caja fuerte en la que acumular los premios en metálico logrados en los juegos; y los Acampados, que tendrán que salir adelante en condiciones más precarias con el objetivo de ocupar la privilegiada posición de los Residentes y apropiarse del botín acumulado por estos.

Los "asaltos", es decir, los intentos de una pareja de Acampados por ocupar el lugar de una pareja Residente en la casa, apropiándose de su habitación y del dinero acumulado en su caja fuerte, se resolverán a través de los votos en positivo de los seguidores del programa a través de mensajes o llamadas telefónicas o a través de emocionantes y competitivos juegos. Además, mientras los Residentes convivirán en la comodidad de una acogedora casa con amplia cobertura de servicios y necesidades, los Acampados tendrán que hacerlo en una gran jaima, con una dotación más precaria y con una zona de dormitorio común.

Todo ello siguiendo los protocolos establecidos de seguridad para evitar contagios por coronavirus: "Estamos entrenados", dice con seguridad Villanueva. "Es más complicado de lo habitual, pero sorteamos las dificultades sin ninguna incidencia".

"A mí este mundo tan delirante es lo que más me apasiona"

"Como una metáfora de la vida: Jugar y competir para vivir mejor". Así elevaba Villanueva, con su habitual retórica, las características de La casa fuerte, que en su segunda edición contará con 4 parejas y 6 solteros. Los 13 participantes a los que ya conocemos son Isa Pantoja y Asraf BenoMahi Masegosa y Rafa MoyaSonia Monroy y Juan Diego, y Tom Brusse y Sandra Pica, además de los solteros Mari Cielo PajaresAntonio PavónAlbert Álvarez y Cristini Cuoto y Samira Salomé Jalil. Como en la primera edición, perfiles más o menos habituales del universo Mediaset, en su mayoría de perfil bajo, con personalidades llamativas.

Jorge Javier ironiza con las profesiones con las que se presentan algunas personas en el vídeo avance mostrado a los medios: "Tenemos un material... Son diamantes en bruto, pero voy a quitar lo de lo bruto: tenemos a Mari Cielo Pajares, que es directora de cine; a Sonia Monroy, que es actriz, a Isa Pantoja, que la conocen no por ser hija de quién es...", enumera entre risas. "A mí este mundo tan delirante es lo que más me apasiona de todo"; afirma el presentador, que recalca que prefiere los formatos que cuentan con famosos de partido a los de anónimos.

"A mí el mundo de los anónimos en un reality me cuesta"

"Creo que el espectador tiene poca paciencia para encariñarse con gente que no conoce y a la que necesita varias semanas para conocer", reflexiona. "En este tipo de convivencia, lo bueno de los personajes conocidos es que ya sabes quiénes son, cómo son, cuál es us forma de actuar... Te engañas muchísimo más rápido. Cuando son anónimos todo sucede a un ritmo más lento", comenta el catalán, que añade: "a mí el mundo de los anónimos en un reality me cuesta, a no ser que sean reality tan especiales como La isla de las tentaciones. Me gusta tener perfiles que ya conozco".

Villanueva refuerza esa idea; de hecho, ya avanza que la vuelta de Gran Hermano, que prevé para el año próximo, será con una edición VIP: "El que los participantes sean conocidos da un nivel de eficacia televisiva porque la gente viene muy sintonizada. El nivel de popularidad tampoco tiene que ser muy alto". Esto no afecta a casos de éxito como La isla de las tentaciones, de la que recuerdan que hay una tercera edición ya grabada. "Es grabado, se condena y se edita. Hay un mecanismo de velocidad que no tiene un reality en directo, donde las cosas suceden a tu paso".

Ahora, La casa fuerte está lista para iniciar su andadura con velocidad de crucero y con una pretensión clara por encontrar su personalidad sobre la marcha: "Tampoco hay que ponerse exquisitos con las reglas. No seamos tan estrictos. Las reglas están muy sobrevaloradas", ríe Vázquez, que augura que este nuevo encargo de Telecinco para él "va a durar muchísimos años y muchísimas ediciones".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba