AVISO, SPOILERS

'La caza. Tramuntana' acabó con un final lleno de venganza que resolvió sus grandes incógnitas

Imagen del capítulo final de 'La caza. Tramuntana'
Imagen del capítulo final de 'La caza. Tramuntana' RTVE

La serie protagonizada por Megan Montaner y Alain Hernández cerró su segunda temporada en La 1 con un episodio final que arrojó luz a sus principales misterios

· ANÁLISIS | 'La caza. Tramuntana' se despide en TVE: las claves de una caída en audiencias que 'remonta' en diferido

Aviso, spoilers: esta noticia desvela lo ocurrido en el capítulo final de 'La caza. Tramuntana'

La caza. Tramuntana llegó este miércoles a su fin en La 1. Tras despejar algunas incógnitas en su penúltimo episodio, la serie protagonizada por Megan Montaner, Alain Hernández y Félix Gómez aprovechó su entrega final para resolver aquellas que aún quedaban pendientes. 

Para empezar, qué decisión iba a tomar Samiah en el faro: tirarse al mar y acabar con su vida como consecuencia de su profundo arrepentimiento o, por el contrario, seguir adelante pese a lo ocurrido en el pasado. Tras unos momentos de tensión, Julia consiguió convencer a su amiga de continuar con vida y hacer lo correcto pronunciando tres palabras clave: "Hazlo por Dani".

Selva y Gamero encontraron a Sara

Con Samiah a salvo, la que seguía corriendo peligro era la sargento Sara Campos. Después de comprobar y lamentar que habían llegado tarde a la casa donde la tenían secuestrada, el cabo Gamero encontró unas huellas de coche en las inmediaciones de Can Falgueres que siguió junto al sargento Selva. Su corazonada resultó ser cierta, pues gracias a ellas acabó encontrando a Sara, que deambulaba visiblemente agotada y desorientada por el bosque. 

Madó Teresa dio el nombre de los responsables de Can Falgueres

Finalmente reunidos, Sara, Gamero y Selva aún tenían pendiente dar con la identidad de los responsables de Can Falgueres. Para ello, la sargento Campos habló primero con Samiah, que describió los caparrots que se usaban en aquellas "fiestas secretas" donde gente poderosa de la zona obligaba a niños de acogida desprotegidos a mantener relaciones sexuales con ellos. 

Sin embargo, fue Madó Teresa quien acabó dando el nombre de los cuatro responsables: Jaume Febrer, Llorenç Company, Marta Salort y Vicente Trias, el padre de Cati. A partir de ese momento, y tras amenazar con hablar ante el juez, la vida de Madó Teresa empezó a correr serio peligro. De hecho, Jaume ordenó su muerte a Ángel, pero éste, lejos de obedecer al que fuera su jefe, dirigió su escopeta contra él con todas las consecuencias. 

La muerte de Jaume no fue la única a cargo del personaje interpretado por Tristán Ulloa, que decidió tomarse la justicia por su mano apuñalando a Gamero para ganar tiempo y matar a los responsables de Can Felgueres. Su último objetivo fue Llorenç, que pretendía huir por el mar con un bote. Sin embargo, Ángel primero y la sargento Campos, después, llegaron antes de que lo hiciera. 

Ante lo que parecía ser una muerte segura, Llorenç acabó contando toda la verdad sobre aquella fiesta. "Vicente iba a morir, quería darse una fiesta y estaba loco por las niñas del coro", contó Llorenç. "Jaume estuvo con Dani, Vicente con las chicas [Bela y Julia], a Marta solo le gustaba mirar y yo...yo no quería", aseguró después entre lágrimas. 

Sin embargo, Sara sabía que mentía. "Me las follé a las dos. Lo siento", acabó reconociendo Llorenç mientras Ángel le apuntaba con la escopeta. También afirmó tener grabaciones, pero a Ángel no le bastaba. Él quería su muerte y a punto estuvo de conseguirlo, aunque finalmente Sara fue más rápida y acabando disparando a su padre. 

Ángel acabó en la cárcel a la espera de juicio

En ese momento, la serie dio un salto de un año para informar de que Llorenç, Oriol y Cati fueron condenados a 90 años de cárcel como responsables de esta red de prostitución, aunque otros de los culpables eludieron la cárcel gracias a su alto poder. Quedó pendiente la condena de Ángel, que sobrevivió al disparo y tuvo una última conversación con Sara durante su estancia en la cárcel previa a la celebración de su juicio. 

La caza. Tramuntana acabó con una bonita escena en la que Sara y Gamero compartieron besos subidos en un barco hacia un rumbo desconocido. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba