Doble golpe cruel para el legendario presentador

Larry King anuncia la muerte de dos de sus hijos en apenas tres semanas

Larry King, en una imagen de archivo
Larry King, en una imagen de archivo GTRES

El mítico presentador de la televisión norteamericana hace público el fallecimiento de dos de sus hijos, que perdieron la vida en un lapso de 20 días. "Perdelos me hace sentir fuera de lugar. Ningún padre debería tener que enterrar a un hijo", reflexiona el veterano comunicador

La vida ha golpeado con dureza a Larry King en las últimas semanas. El mítico periodista y presentador norteamericano anunció este domingo el fallecimiento de dos de sus hijos en el lapso de 20 días. 

"Con tristeza y con el corazón roto confirmo la reciente pérdida de dos de mis hijos, Andy King y Chaia King. Ambos eran almas buenas y amable y los extrañaremos mucho", escribió el longevo comunicador en su cuenta de Instagram, donde también desveló las causas de ambos decesos: "Andy murió por un inesperado ataque al corazón el 28 de agosto y Chaia falleció el 20 de agosto, poco después de haberle sido diagnosticado un cáncer de pulmón". 

"Perderlos me hace sentir fuera de lugar. Ningún padre debería tener que enterrar a un hijo", reflexionó públicamente King, que agradeció en nombre propio y en el de su familia las muestras de apoyo recibidas en estos momentos. Además, aprovechó su publicación para pedir "un poco de tiempo y privacidad para recuperarnos": 

Este doble cruel varapalo le llega a Larry King a sus 86 años, edad que no le impide seguir en activo ante las cámaras. Actualmente, el legendario presentador conduce dos programas diferentes que pueden verse en Estados Unidos mediante Hulu y Ora TV. El primero es PoliticKING, centrado en el mundo de la política. Y el segundo Larry King Now, donde entrevista a famosos, estrellas de internet y líderes mundiales de diversa índole. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba