Crónica de la 3ª gala

'Masterchef Celebrity 5' expulsó a Jesús Castro tras no ponerle "sabor" al programa

'Masterchef Celebrity 5' expulsó a Jesús Castro tras no ponerle "sabor" al programa
'Masterchef Celebrity 5' expulsó a Jesús Castro tras no ponerle "sabor" al programa

Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera decidieron que el actor se convirtiera en el tercer eliminado tras haber cocinado su "mejor plato". Sin embargo, no fue suficiente para superar al resto de aspirantes y se marchó manteniendo la actitud seria y competitiva que había mostrado en toda la edición

· Albert, a Celia Villalobos en 'Masterchef': "Algunos políticos se ponen a jugar al Candy Crush"

MÁS | Primer pique en 'Masterchef Celebrity 5' entre Jordi Cruz y Jesús Castro: "¿Tú qué estás buscando aquí?"

La tercera entrega de MasterChef Celebrity 5 contuvo pruebas inéditas hasta ahora como la del "pictionary gastronómico" o la de cocinar en el campo tras hacer pescar a los mismos aspirantes. Retos que alzaron a algunos y bajonearon a otros. En concreto a Jesús Castro, que se convirtió en el expulsado de la semana. 

El actor se marchó tras haber cocinado su "mejor plato" pero aún así, no fue suficiente para superar al del resto de sus compañeros. Pepe Rodríguez le señaló que se marchaba y aún mantenía un semblante serio, algo que él argumentó por no estar acostumbrado a perder.

Cabe recordad, que esa actitud competitiva la demostró desde el principio cuando en el estreno ya protagonizó el primer rifirrafe con Jordi Cruz.

Primera prueba del "pictionary gastronómico"

El primer reto de la noche consistió en elaborar por parejas una receta con el pan como protagonista. Trabajaron Juanjo con Lucía Dominguín, Celia y Jesús, La terremoto y Flo, Raquel Meroño y Sánchez Silva, Josie y Ainhoa, Nicolás y Laura y Gonzalo junto a Perico

Pero antes de cocinar, un miembro de cada pareja, que no intervendría en la elaboración de los platos, tenía como misión contar a su respectivo compañero a través de dibujos los ingredientes de la receta, a lo "pictionary gastronómico". A los que les tocó dibujar fue a Flo, Juanjo, Josie, Meroño, Perico, Laura y Jesús que no pudo evitar dar pistas mientras lo hacía. 

Para Josie fue una de las pruebas más duras, al no poder hablar, confesaba él mismo. Como para Juanjo que, al estar "mudo", no dejaba de emitir sonidos.

Al llegar el momento de la cata, el único plato que recibió una valoración positiva fueron las migas con sabor "concreto" y buen emplatado de Gonzalo y Perico. Mientras que los peor parados fueron el Pudding de Nico y Laura por la "buena intención pero el mal resultado", el "mousse" de las Raqueles que fue más bien una crema y "sosa", tampoco convencieron Josie y Ainhoa con el "amasijo complicado de comer, ni la torrija "seca" de Terre y Flo. Menos aún el salmorejo de Jesús y Celia que era el más "fácil" de la prueba y no tuvo nada que ver con el original. 

Tras deliberar, Josie se alzó como el mejor dibujante de ingredientes y Lucía como la mejor cocinera, "a pesar de su compañero". 

Prueba de exteriores con el comentario "político" de Albert

Para la prueba de exteriores el equipo y los aspirantes acamparon en plena naturaleza, en el pantano de El Burguillo, en el Valle de Iruelas (Ávila). Allí, Lucía y Josie - los mejores de la prueba anterior- formaron sus equipos: ella se ocupó de los delantales rojos y apostó por Ainhoa, Celia, Laura, Flo, Terremoto y Meroño, mientras que él se vistió de azul y Juanjo, Raquel, Gonzalo, Jesús, Perico y Nicolás

El menú de los primeros consistió en cocinar ceviche, pato y ensalada y de postre arroz con leche. Pero la capitana no fue Dominguín, sino el pequeño Albert. Mientras que el otro equipo se ocupó del salpicón de pez gato, conejo a la parrilla y peras al vino tinto, con la supervisión de Vera. Pero no conforme con ello, algunos aspirantes tuvieron que pescar los peces. 

Durante el cocinado, una vez más Albert fue el protagonista. Sobre todo cuando tuvo una conversación con Celia Villalobos en la que le soltó que "algunos políticos se ponen a jugar al Candy Crush", sin saber que justo a quién se lo estaba diciendo era a la vicepresidenta que habían pillado las cámaras jugando con su iPad en pleno debate del estado de la nación. Pero ella quitó hierro al asunto: "En la política ha pasado de todo", dijo desviando el tema. lamó la atención 

Finalmente los ganadores de la prueba fueron los del equipo rojo: Lucía, Ainhoa, Celia, Laura, Flo, Terremoto y Meroño. 

Prueba de eliminación con la marcha de Jesús Castro

De regreso al plató, Josie, Juanjo, Raquel, Gonzalo, Jesús, Perico y Nicolás llegaron vestidos con el delantal negro para agudizar su vista y su olfato y reconocer salsas, condimentos y hierbas con los que iban a trabajar. En 60 minutos tuvieron que elaborar el mejor plato posible en el que las salsas y condimentos compartieran importancia con el fogonero, un pescado de origen noruego.

Tras un cocinado de infarto, empezó la cata con valoraciones positivas para los "progresos" de Josie mezclando "tradición con modernidad", Juanjo al presentar un plato sin defectos pero "faltarle cantidad". Y las negativas se las llevaron Jesús con un guiso con "exceso de grasa" pero un caldo "rico" y Gonzalo por su "buena idea de plato pero algo de sabor a ajo". 

Los jueces se retiraron a deliberar y al regresar Pepe Rodríguez sentenció: "El aspirante que no continúa en las cocinas es Jesús Castro". El juez aseguró que había sido su mejor plato, y el actor estuvo de acuerdo: "Se me ha ido, ha sido un plato que estaba bastante bien pero el de mis compañeros, mejor. No tengo mucho que decir, dar la enhorabuena al resto y que trabajen como si no hubiera un mañana".

Preguntado por su semblante y actitud seria durante todo el programa, argumentó lo siguiente: "Me lo he tomado muy en serio pero tampoco estoy acostumbrado a perder. Soy súper competitivo, destacar con trabajo, como llevo haciendo 27 años y como seguiré haciendo". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba