Uno de los concursantes más llamativos

'Masterchef' expulsó a Fidel y no por su cocinado: así fue la prueba de eliminación inédita y "más injusta"

Fidel cuelga su delantal por un plato de Teresa
Fidel cuelga su delantal por un plato de Teresa

El programa perdió a uno de los concursantes con más carisma por una prueba que nunca antes se había hecho en el talent: que unos compañeros defendieran la continuidad de los otros

MÁS | Saray vuelve a la carga contra 'Masterchef': "No me presenté al programa ni pensé en hacerlo"

Tras la polémica salida de Saray en la pasada entrega de Masterchef 8, Jordi Cruz arrancó el nuevo programa con una propuesta: "Queremos hacer borrón y cuenta nueva y centrarnos en lo importante, que es la cocina". 

La entrega hizo brillar, sobre todo, a una aspirante: Juana, por elaborar platos exquisitos y demostrar que podía ser una buena capitana. 

Sin embargo, la última prueba que se hacía por primera vez en el talent, acabó en drama por la marcha de Fidel, uno de los concursantes que conquistó a los espectadores desde el principio,sin tan siquierahaber podido defender su continuidad. 

José Mari gana el pin de la inmunidad

Los aspirantes se enfrentaron a una nueva caja misteriosa con harina de trigo, de garbanzos y de arroz, huevos, pan rallado, agua con gas, bicarbonato, sal, agua y tres aceites diferentes (de girasol, de oliva 0,4 y de oliva virgen extra). Con todo ello tuvieron que freír con harina, rebozar, empanar, hacer gabardina y tempura en 45 minutos.

Tras el cocinado, todos les presentaron sus frituras a los jueces pero solo Jose Mari, Juana y Ana contentaron con su resultado. Y los más jóvenes fueron los escogidos para enfrentarse al segundo cocinado para lograr el pin de la inmunidad.

Para ello tuvieron que elaborar un plato libre dulce o salado consensuando los ingredientes. Minutos más tarde, el único cocinado que convenció fue el del músico. 

Elogios a Juana por su capitanía en la prueba de exteriores

Los aspirantes se desplazaron hasta el puerto pesquero de Bermeo, en Bizkaia, para descubrir la parrilla, el Marmitako, la ventresca de atún o el pastel vasco, entre otras elaboraciones. 

Todos ellos fueron algunos de los platos que debían servir a 100 pescadores y rederas de la zona, en dos equipos: uno capitaneado por Juana y el otro por Fidel.

La primera hizo equipo con Teresa, Sara Lúa, Sonsoles, Jose Mari y Michael. Mientras que el segundo hizo lo propio con Alberto, Iván, Andy, Ana y Luna

Durante el cocinado hubo pocos percances pero no estuvo exento de rifirrafes: el del americano con sus compañeros. Muchos aseguran que no se fían de él porque asegura que no sabe hacer cosas que después demuestra que sí. 

Aún así, el equipo de Michael fue el ganador por sacar unos platos exquisitos y contar con una capitana "coherente, con buen ambiente y carisma". Mientras que el de Fidel hizo una pasta quemada, crema con grumos, tuvo un capitán perdidísimo y unas camareras demasiado "fiesteras". 

La prueba de eliminación inédita que expulsó a Fidel

Fidel, Alberto, Iván, Andy, Ana y Luna se vistieron con el delantal negro para enfrentarse a sus ingredientes favoritos y odiados.

José Mari - que había ganado el pin de la inmunidad- fue el encargado de escoger con qué ingrediente cocinaría cada uno para elaborar un "plato digno" en 75 minutos. Pero no acabaron ahí las malas noticias, por primera vez en el programa, los delantales blancos debían cocinar por los negros y eso decidiría su futuro en el programa

Algo que Iván calificó de "injusto" porque los jueces deben valorar su continuidad por su cocina, no por la de un compañero. Jordi Cruz rebatió ese argumento asegurando que en las cocinas profesionales, cuando el chef está indispuesto, sus aprendices deben responder por él. 

De esta forma Sonsoles cocinó por Luna, Jose Mari por Iván, Juana por Alberto, Teresa por Fidel, Michael por Ana y Sara Lua por Andy

Tras una elaboración con mucha tensión, los que salieron airosos de ella fueron Alberto, Ana y Andy al tener a compañeros que hicieron platos aplaudidos. 

Mientras que Sonsoles, Jose Mari y Teresa no convencieron con sus elaboraciones y dejaron a Luna, Iván y Fidel en la cuerda floja

Los jueces deliberaron y Pepe Rodríguez sentenció: "El aspirante que debe abandonar las cocinas es Fidel". Una noticia que cayó como un jarro de agua fría porque todos le consideraban uno de los mejores compañeros.

Teresa transmitió su culpabilidad: "Esto no se puede hacer, la responsabilidad de que él se marche me deja muy mal", aseguró. Mientras el expulsado le quitó hierro y dio las gracias a todos. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba