En Antena 3

'Masters de la reforma' expulsa a los gemelos tras una broma escatológica

'Masters de la reforma'
'Masters de la reforma' (foto: Antena 3)

A Iván y Albert les sobró tiempo en la prueba de expulsión y lo dedicaron a simular que hacían "pipí y popó" en el baño que ellos mismos habían diseñado. Algo que indignó a los jueces, que lo calificaron de "falta de interés", y les acabaron pidiendo que dejaran sus herramientas 

El cambio de parejas que se ha vivido en la nueva entrega de Masters de la reforma ha provocado un descontrol entre los concursantes que les ha llevado a protagonizar hasta casi un divorcio entre Iratxe y Álex. 

Pero los peor parados fueron Albert e Iván que en la última prueba les sobró tiempo y lejos de usarlo para mejorar su trabajo, se sentaron en el lavabo como si estuvieran haciendo de vientre e hicieron estallar al jurado. 

Finalmente fueron ellos los expulsados, una semana antes de la repesca del programa. 

Cambio descontrolado de parejas 

Para la primera prueba, el jurado obligó a las parejas a intercambiarse de forma que trabajaran con nuevos equipos. El objetivo era replicar una silla a partir de un tablero de madera.

La pero pareja fue la formada por Naomi y Maite que no se entendieron y presentaron una silla desastrosa. Mientras que Iratxe y Álex se convirtieron en los ganadores. 

Por lo que ellos fueron uno de los jefes de cuadrilla y Antonio y Silvia los otros. 

Crisis total entre Iratxe y Álex: "No quiero verte en mi p... vida"

Ambos equipos se enfrentaron a reformar un colegio rural con las instalaciones deterioradas. Tuvieron que levantar una pared para crear dos espacios, un aula para dar clase y una sala para todo tipo de actividades. Pusieron un nuevo suelo en toda la planta, pintaron las paredes y las ventanas, cambiaron el baño, acondicionaron la entrada e instalaron la iluminación.

En el exterior pintaron toda la fachada, arreglaron las ventanas, instalaron un canalón y una bajante para recoger el agua, cambiaron la iluminación e instalaron una valla de madera que rodeara el patio. Además,  de nivelar el suelo para hacer una zona de juegos con columpios y canasta, con un nuevo suelo de caucho para la seguridad de los niños.

Todo este trabajo hizo que la presión pudiera con Iratxe y rompiera a llorar por su relación con Jose como jefes de cuadrilla. Cuando Manel Fuentes intentó consolarla, se levantó gritando: "No quiero verle en mi puta vida más", refiriéndose a su marido. 

Aún así, su equipo se alzó como el vencedor y fueron el resto los que tuvieron que ir a la prueba de eliminación. 

Adiós a los gemelos por una ¿broma o falta de respeto?

En la prueba de expulsión las cuatro parejas (Maite y Silvia; Ivan y Albert; Francisco y Jessica; Antonio, Elisa) recibieron el encargo de crear un cuarto de baño con una temática diferente: zen, rústico, mediterráneo, minimalista... Además de ajustarse a un presupuesto máximo de 4.500 euros, sin posibilidad de pasarse ni un céntimo.

Los primeros en acabar el reto fueron Albert e Iván que debían presentar un baño minimalista. Pero, según el jurado, lo confundieron con hacer el mínimo trabajo y por ello les sobró tanto tiempo que lo usaron en "poner humor" en la prueba. Para ello se sentaron en el lavabo como si estuvieran haciendo de vientre y se metieron en la bañera". 

Una actitud que enfadó a los jueces porque les pareció una falta de respeto al diseñador de interiores que habían invitado, además de una actitud pésima para trabajar. 

Por lo que, tras una pequeña deliberación, fueron los gemelos los expulsados de la entrega: "Por vuestra falta de interés", sentenciaron. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba