Analistas de UK creen que la cuantía debería haber sido mayor

Netflix bate su récord de impuestos en Reino Unido antes de facturar su negocio en las islas a partir de 2021

Logo Netflix
Logo Netflix

El gigante de streaming pagó en 2019 su mayor cuantía de impuestos en las islas hasta la fecha. Se espera que los 3.6 millones de euros que desembolsó entonces la compañía sean más en los próximos años, pues al igual que ha hecho en España, pasará a factura su negocio en Reino Unido a partir de este mismo año

· Netflix hace públicas sus cuentas del año de la pandemia, disparado hasta los 200 millones de suscriptores

· RECORDAMOS | Netflix anuncia que comenzará a facturar su negocio en España a partir de 2021

Netflix publicó hace unos días sus cuentas de 2020. Según la plataforma, el año pasado obtuvo un beneficio neto mundial de 2.272 millones de euros, un 47,9% más que en 2019. Además, el número de suscriptores creció en 36,5 millones hasta llegar a los 203 millones en todo el mundo.

Más allá de estas cifras globales, en los últimos días también han salido a luz los números que manejó la plataforma de streaming en 2019 uno de sus territorios más importantes: Reino Unido. Según informa Deadline, la compañía pagó una cifra récord de impuestos después de la presión a la que se vio, y sigue viéndose, sometida para aumentar dicha cuantía en las islas británicas, donde Netflix goza de buena salud. 

Las cifras presentadas por las tres compañías que Netflix tiene en Reino Unido -Netflix Services UK, Netflix Studios UK y Netflix Productions UK- sitúan en 3.2 millones de libras (unos 3.6 millones de euros) la cantidad de impuestos que pagó la 'N' en dicho territorio en 2019, cuando el año anterior recibió un crédito fiscal, según el citado medio. Además, las ganancias antes de impuestos fueron de 13 millones de libras (14.6 millones de euros) y los ingresos crecieron hasta los 120 millones (134 millones de euros). 

Pese a este récord de impuestos, todavía hay voces que señalan que Netflix debería pagar todavía más impuestos en Reino Unido. Entre ellas Ampere Analysis, firma de análisis e investigación especializada en medios y telecomunicaciones, que sitúa los ingresos de Netflix en 2019 en 940 millones de libras (1.056 millones de euros) a partir de una estimación de 13 millones de suscriptores en las islas. 

“Estamos orgullosos de aumentar nuestra inversión en las industrias creativas del Reino Unido, gastando más de mil millones de dólares en el Reino Unido en películas, series y documentales nuevos hechos localmente solo en 2020, lo que ayuda a crear miles de empleos y exhibiciones. Pagamos todos los impuestos necesarios y estamos comprometidos a desempeñar un papel activo en el apoyo a la producción británica y el talento creativo a largo plazo·, ha declarado un portavoz de Netflix sobre el papel que desempeña el gigante del streaming en Reino Unido, donde ha producido series tan importantes de su catálogo como The Crown, The Witcher o Sex Education

Netflix también comienza a facturar sus ingresos en España

La situación de Netflix en Reino Unido es similar a la de nuestro país, donde también comenzó a facturar el 1 de enero en España sus ingresos por las suscripciones de los clientes de nuestro país. Desde que Netflix se arraigó en España había facturado a sus clientes desde el extranjero a través de Netflix International, con sede en Holanda. Una táctica legal que consiste en radicarse en países con fiscalidad más ventajosa de tal forma que las sociedades autóctonas solo tributan por sus servicios de intermediación, yéndose el grueso de sus beneficios fuera y repercutiendo en muy pequeña parte en el país. 

En su primer ejercicio fiscal dentro de nuestras fronteras, las dos filiales españolas de Netflix - Los Gatos Servicios de Transmisión España S.L, dedicada a prestar servicios de apoyo a la matriz holandesa; y Los Gatos Entretenimiento España S.L, para proporcionar contenidos y servicios de producción al gruposolo pagaron 3.146 euros en concepto de impuesto de sociedades (el equivalente al IRPF que paga un trabajador que gana 24.000 euros anuales). La multinacional de Ted Sarandos argumentó en su día que contribuían a la economía española a través de otras vías, como la producción y creación de empleo dentro del sector audiovisual.

La Unión Europea ya trató de establecer un nuevo modelo fiscal para conseguir enderezar la situación y hacer que estos gigantes de las telecomunicaciones tributasen en los países donde estuvieran establecidos. En 2018, Bruselas marcó un plazo de 21 meses para ejecutar este cambio, en el que comenzó a trabajar el gobierno español un año después.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba