Crónica de la gala 10 en TVE

'OT 2020' expulsó a Gèrard en una gala "histórica" con sabor a confinamiento

Gèrard se despide de 'OT 2020'
Gèrard se despide de 'OT 2020'

La audiencia decidió salvar a Hugo y el jurado nominó a Bruno y Flavio. Todo ello en una entrega con público virtual, plantas en plató, bailarines con mascarillas y un Roberto Leal que no pudo ni abrazar al expulsado por las medidas sanitarias.

· LA CONTRACRÓNICA | Gala 10 de 'OT 2020': la jungla de la "novena maravilla"

· MÁS | Así arrancó Roberto Leal la vuelta de OT 2020: "Esta edición tiene que acabar a la altura de sus concursantes"

· MÁS | El guiño de Noemí Galera a Roberto Leal en 'OT 2020' por su fichaje por 'Pasapalabra'

Operación Triunfo 2020 volvió a la parrilla de TVE con su gala 10 tras la suspensión temporal de la edición por el coronavirus. 

Un confinamiento de más de dos meses que ha convertido la entrega en "histórica" con consecuencias como tener un público virtual, los fosos ocupados por plantas, el jurado separado y los bailarines con mascarilla.

El encierro estuvo tan presente en la gala que Gèrard, el nuevo expulsado, se quedó sin el abrazo de Roberto Leal pero se llevó el particular aplauso de las 400 personas presentes por videollamada. 

Fue también la última noche en la que el jurado nominó y los concursantes que quedaron en la cuerda floja fueron Bruno y Flavio. 

La nueva normalidad de 'OT'

Todo en este regreso ha tenido sabor a confinamiento. Desde la actuación grupal que empezó con Nia, Hugo, Gèrard, Samantha, Flavio, Anajú, Eva, Bruno y Maialen cantando la Sonrisa de Ana Torroja por videollamada y, en una alegoría perfecta, todos saltaban al escenario personificando el regreso a su "nueva normalidad". 

Lo hacían frente a 400 personas virtuales, un plató en el que la naturaleza había crecido, unos jueces separados entre ellos y un Roberto Leal que no se les podía acercar. 

Aún se acrecentó la sensación de "cambio" al ver las actuaciones acompañadas por bailarines con mascarillas. 

Pero si algo bueno salió de esta situación y quisieron contar con ello en el programa fue la actuación del grupo Stay Homas, que pocos conocían antes del confinamiento y gracias a sus Confination Songs muchos lo han podido llevar mejor. 

Hugo se quedó pero Gèrard se marchó

Desde que entraron la semana pasada en la Academia se reactivaron las votaciones de Gèrard y Hugo, los nominados que quedaron sin expulsión tras el cierre temporal.

Hugo luchó por su continuidad con Mmm Yeah de Austn Mahone. En su caso, se sumó la coreografía y puesta en escena que brindaron de energía y rollo la gala. Pero en ocasiones se le vio llegar ahogado al tema. 

Un número que "clavó" y lo hizo por "todo lo alto" según los jueces. 

Gèrard interpretó Pillow Talk de Zayn, con la que repitía, esta vez con un tema con el que mantuvo el nivel de emoción que alcanzó con aquella.

Minutos más tarde, Roberto Leal leyó la decisión final: "Los espectadores de Operación Triunfo han decidido que el concursante que debe seguir en la Academia con el 57% de los votos sea Hugo". 

Ambos se abrazaron y Gèrard no pudo recibir el abrazo del presentador pero agradeció la experiencia que le había dado más seguridad. 

Emotivas y enérgicas actuaciones

Nia, como se esperaba, brindó uno de los mejores números de la noche con Quimbara. El tema ya le venía como anillo al dedo para demostrar sus dotes de baile y canto, pero esta vez aún contagió más su ritmo y alegría.

Su actuación recordó porqué la llaman "la Beyoncé española" y dejó a todos sin aliento, sobre todo a Roberto Leal que ejerció de uno de sus bailarines:

Bruno se decantó por A las nueve de No te va a gustar, acompañado por sus propias compañeras y el público que también le apoyó con la luz de sus móviles. 

No fue uno de sus mejores números y, sin embargo, lo hizo de forma correcta y convincente. 

Samantha tenía uno de los mayores retos de la gala al defender Sueños rotos de La quinta estación, frente a la misma Natalia Jiménez. La jueza le animó a que se lo pasara bien en el escenario y que hiciera suya la canción y así lo hizo. 

La concursante se plantó en mitad del escenario e interpretó la canción de forma intimista pero con la grandeza que le caracteriza. 

Anajú se atrevió con Man down de Rihanna, un tema que le ayudó a lucirse con los graves. Además de acabar por todo lo alto como ya lo hizo con La sandunguera y Tusa

Eva apostó por un tema animado al cantar el Part time lover de Stevie Wonder. Con un plus de energía en la voz que le ayudó a lucir más su calidad vocal. 

Además, dejó plasmada su peculiar personalidad en un escenario que volvió a hacer suyo. 

Maialen se metió en las entrañas de Sargento de hierro, de Morgan, con el tema más emotivo de la noche. 

Su actuación fue "estelar" según el propio Manu Guix y provocó las lágrimas de Gèrard que no fue capaz de reprimir.  

Flavio interpretó El Human de Rag'nBone Man demostrando que el nivel que había alcanzado hace 10 semanas aún permanece y aún más maduro si cabe. 

Se mostró seguro en el escenario, acompañado de una de las puestas en escenas más espectaculares de la entrega. 

Bruno y Flavio, nominados de la semana

En la última noche en la que el jurado nominaba, las actuaciones mejor valoradas fueron la de Hugo por "asumir riesgos y ser garantía de energía positiva", la de Nía por "seguir impactando" aunque le pidieron más riesgo con su voz, la de Anaju por "su trabajo y actitud" y la de Maialen por "brillar, hacer su propia interpretación y evolucionar como ninguno. 

Las que peor puntuadas estuvieron fueron la de Samantha por "no ser un 10" a estas alturas de la edición, la de Eva por "estar desconectada con la canción", la de Flavio "por desajustes vocales" y la de Bruno por hacer una "buena actuación correcta y solvente pero no suficiente".

De esta forma, Bruno, Eva, Flavio y Samantha esperaron al veredicto de los profesores que se decantaron por Eva. Mientras que los compañeros salvaron a Samantha. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba