Vertele, en la presentación

Movistar+ y Gabilondo, ante el cambio climático en 'Porvenir': "Es más que un programa, un posicionamiento"

Póster de 'Porvenir'
Póster de 'Porvenir' MOVISTAR

La plataforma presenta esta ambiciosa serie que combina el documental y la ficción, con la participación de Roberto Álamo, Marián Álvarez, Víctor Clavijo y Stephanie Gil: "Proyectos así hacen sentirme útil", dice el primero de los actores, que destaca la presencia de tres eminencias científicas. 

Movistar+ ha mostrado a la prensa las claves de Porvenir, su nueva y ambiciosa serie documental conducida por Iñaki Gabilondo, con estreno fijado para el 6 de diciembre. Una producción de La Caña Brothers "basada en futuros hechos reales", explicaba el veterano periodista, "que pueden no ser inexorables y desde una perspectiva distinta con intención de estar cerca", y que llega en un momento "decisivo: "Estamos en la década decisiva para cambiar el rumbo de las cosas".

Como deja claro el presentador, "el problema no es el planeta, somos nosotros. Está amenazada la habitalidad". Una habitabilidad que depende de las acciones que la humanidad emprende en los próximos 10 años; de no llevarlas a cabo, 2050 se plantea como una fecha de no retorno para ese porvenir del que habla la serie. Lo hace desde un complejo dispositivo donde se entrelaza el documental, con la participación de entre otras "tres eminencias" de la ciencia en España; y la ficción, con una historia en torno a una familia compuesta por Roberto Álamo, Marián Álvarez, Víctor Clavijo y Stephanie Gil.

Porvenir forma parte de la apuesta cada vez más sólida de la compañía por la no ficción, y coincide en el tiempo con el lanzamiento de Pioneras, recién estrenado en la plataforma. Fernando Jerez , director de #0 y responsable de Contenidos de Entretenimiento de Movistar+, habla de ambos como proyectos similares en tanto que "tenían detrás mucha concienciación social". "Uno tenía que ver con las mujeres y su posición en la sociedad, y Porvenir, para la concienciación social sobre el cambio climático".

"Llevamos mucho desarrollando este tipo de contenidos", recuerda el directivo, que señala el acuerdo con BBC y la disponibilidad en el catálogo de la plataforma de una larga lista documentales sobre ecología y calentamiento global, a los que en breve se añadirán otras tres piezas importantes: Extinción, La hora del planeta y Superpoblación. En ese sentido, esta producción es "la guinda": "Durante todo el mes irán apareciendo documentales que arroparán la acción de Porvenir, que es más que un programa sino un posicionamiento editorial de una compañía", anticipa.

"Es una serie original que va en la línea del nuevo contenido premium que queremos construir", comenta por su lado Álex Martínez Roig, Director de contenidos de Movistar+, que sintetiza la génesis del proyecto como muestra del ADN de la compañía de Telefónica: "Hablar de nosotros y de lo que nos sucede en muchas variables", refleja, recordando los compromisos de la empresa matriz en materia de reducción de emisiones de carbono, así como otras iniciativas en la misma línea.

"Nos interesaba quitarle barba a la aproximación científica"

El objetivo primordial con Porvenir es transmitir al espectador la preocupación en torno al cambio climático tomando España como ejemplo. La cercanía es una palabra repetida por todos los implicados. Lo cuenta así el director, Alfonso Cortés-Cabanillas, que insistía en la necesidad de "acercar" a los científicos y expertos, lo que saben del tema, "porque si no parece que estamos muy alejados de ellos y tienen una parte humana y de salto de fe que teníamos que ver".

"Lo hemos plasmado yendo a verles en el terreno. Otra era acercándolas a nosotros", agrega: Fernando Valladares, Mª José Sanz y Pedro Jordano, presentes en el acto mediante videollamada, convivieron durante un fin de semana juntos divagando y debatiendo sobre el problema de fondo que da su razón de ser al documental. Solos, sin presencia de Iñaki Gabilondo.

"Nos parecía interesante de quitarle barba a la aproximación científica", dice el periodista, una opción por otro lado lógica dentro de la plataforma, habida cuenta de los trabajos que ha ido desempeñando desde 2015 dentro de la compañía: "Lleva haciendo en estos cinco años una labor de divulgación interesantísima. Era un guante", dice Jerez sobre la adecuación de profesional y proyecto.

Roberto Álamo: "Proyectos así hacen sentirme útil"

El incombustible comunicador ha expresado la duda que un trabajo divulgativo genera por norma: "No creo que se pueda concienciar sin transmitir un mensaje catastrofista", reflexiona. "Se puede intentar dar ese mensaje sin caer en enormes tremendismos que pudieran generar un enorme rechazo. Hay formas y formas y esta se aproxima sin negar la advertencia muy seria que el mundo científico nos va haciendo", completa su argumentación. En este caso, se decidieron a "eliminar el tremendismo aunque el tremendismo fuera necesario", en buena medida porque la situación derivada de la pandemia del coronavirus había servido para implantarlo de manera evidente en la sociedad.

Además, el diseño híbrido entre no ficción y ficción permitía reforzar el mensaje y dar una "una mirada próxima al asunto". El mejor ejemplo es el realizador: "Hacer este formato me ha cambiado completamente. Me ha llenado y he podido mirar de otra manera", asegura, un sentimiento compartido por el reparto con el que ha contado. "A veces uno trabaja y en el proceso tiene ciertas dudas sobre lo que luego se va a ver, y otras, como ocurre en este proyecto, no me cabía ninguna duda de que lo que el espectador va a ver es casi necesario", afirma Roberto Álamo, que añade: "No soy divulgador, sino un simple actor. Pero proyectos así hacen sentirme útil y acercarme a ese gente que sabe tanto".

"La ficción tiene el gran poder de que el espectador se identifique con lo que está viendo. Creo que es un acierto traer, bajar a la tierra esta problemática, porque a veces nos parece lejanísima", aporta por su lado Marián Álvarez, a la que sigue Víctor Clavijo, que resaltaba que Porvenir "nos interpela a todos": "Comparto el sentimiento de utilidad en mi profesión, que no es solamente ficción, sino que tiene que ver con una urgencia planetaria", continúa el actor, que ponía en valor la "filigrana" del trabajo del equipo de guionistas.

Una ficción sobre "lo que hay que hacer con la madre Tierra"

A lo largo de tres episodios, y en paralelo a la parte documental, se nos cuenta la historia de tres hermanos que tienen que decidir qué hacen con la herencia de la casa que tenía su madre: "Representa lo que tenemos que hacer nosotros con la madre Tierra", explica, y detalla que cada personaje representa a un elemento, tierra, mar y aire, contándose la historia desde cada una de las perspectivas, una por episodio. Mientras tanto, Stephanie Gil encarna al futuro, a la generación que heredará el planeta y ante la que tienen que responder.

Engarzar todos estos conceptos, y sobre todo combinar la ficción con el documental, reconoce Cortés-Cabanillas, "es la línea más complicada": "Curiosamente, teniendo una narrativa que va un poco separada con lo que vas contando en la parte documental, funciona tan bien que puedes mover las piezas y sigue funcionando. Lo que ha quedado plasmado, todas las piezas hablan de lo mismo y hacen que sientas lo mismo", valora. En términos generales, se ha procurado un balance equitativo entre el número de secuencias dedicadas a la divulgación y a la dramatización, con ligeros matices: en el primer episodio, hay 8 minutos más de trabajo documental, puesto que se pretende afianzar la base de conocimiento; en el tercero y definitivo, gana peso la ficción.

Para Jerez, esta complicación asumida demuestra que Movistar+ "asume riesgos" que también "hacen avanzar la producción de ficción de nuestro país": "Este producto y la no ficción en general para el año 2021 lo que intenta es asumir riesgos y dar pasos".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba