VÍDEO

'Radio Gaga' estrenó su temporada 5 con historias humanas del confinamiento: "Lo peor es tenerle miedo al miedo"

'Radio Gaga' estrenó su temporada 5 con historias humanas del confinamiento
'Radio Gaga' estrenó su temporada 5 con historias humanas del confinamiento Movistar+

El programa conducido por Quique Peinado y Manuel Burque regresó este jueves a #0 con 'Reencuentros', una entrega que recogió historias que la gente de a pie vivió durante el confinamiento. Entre ellas, la de una madre soltera que dio a luz en pleno encierro y la de otra madre que pasó la cuarentena con su hija autista

Radio Gaga estrenó este jueves su quinta temporada dando voz a algunas de las historias humanas que nos ha dejado el confinamiento. Quique Peinado y Manuel Burque encendieron los micrófonos del programa para hablar en esta ocasión con Ángela, una mujer que pasó todo el encierro junto a su marido y Sara, su hija autista de 20 años. 

"Una discapacidad mental es la peor discapacidad que puede haber, porque tú a esa persona la manejas como tú quieres y es terrible. Yo, que pienso en la libertad del individuo, aquí no la hay", afirmó Ángela sobre la situación de su hija y la suya propia, pues reconoció haber vividos momentos "de mucho estrés y mucha angustia" porque Sara "no entendía lo que pasaba".

Como consecuencia de sus horarios laborales, su marido no había pasado el tiempo suficiente con Sara para conocer en profundidad cómo es su día a día, de ahí que Ángela siempre haya tenido que tirar del carro. También durante el confinamiento, donde se inventó "mil historias para que hubiera alegría en casa". 

Unos días bailaron, otros se disfrazaron y otros cantaron porque, a pesar ella y su marido llegaron a plantearse la separación, ellos y Sara forman "un equipo" en casa. Eso sí, Ángela no ocultó que su vida cambió por completo con el nacimiento de su hija, pues pasó de ser una persona "muy libre y muy viajera" a no poder ser nada de eso. Por eso reconoció que ella ha vivido dos vidas en una, y que, aunque se queda con la primera porque "esa soy yo de verdad", de esta segunda se queda "con el amor que tengo por Sara" porque, al fin y al cabo, "no me podía imaginar que se pudiera querer tanto a alguien"

La historia de Marina, una madre soltera en plena pandemia

Ese amor maternal que Ángela siente por Sara es el que Marina intenta demostrar a la pequeña Abril. Un nombre que no es casualidad, pues esta pequeña nació justo en abril, coincidiendo con el confinamiento. Una situación difícil para una mujer como Marina, que a sus decidió por voluntad propia dejar a su pareja y ser madre soltera. 

De esta forma, la joven tuvo que aprender cómo ser madre sin mayor compañía que la de su hija y sin un gran apoyo por parte de sus padres, que vieron en la decisión de su hija "un error" que, en cierta manera, podría "destruir su vida". Aun así, ella siguió adelante y, ya con Abril entre sus brazos, no se arrepiente en absoluto de ello. "Ha sido muy duro, pero ha merecido la pena", afirmó visiblemente emocionada ante Peinado y Burque. 

Gracias a Internet y tutoriales de YouTube fue aprendiendo todo lo que no sabía hasta entonces, y si bien llegó a pasar "miedo" durante el confinamiento, tiene que claro que hubiera seguido los mismos pasos que ahora aun sabiendo hace un año que en 2020 íbamos a vivir una pandemia. "Sí, sin duda. Y en circunstancias peores también. Lo pero siempre es tenerle miedo al miedo. Una vez que le pones cara a las situaciones eres mucho más capaz de enfrentarlas. Y si realmente es lo que quieres, adelante". 

"Nunca había visto la muerte tan cerca"

Más allá de las historias de Ángela y Marina, el regreso de Radio Gaga también recogió el testimonio de dos jóvenes estudiantes de enfermería que consiguieron su primer trabajo durante el confinamiento. "Nunca había visto la muerte tan cerca", afirmó una de ellas, que llegó a querer renunciar en más de una ocasión por la dureza de la situación. De hecho, llegó a tomar pastillas para poder dormir, aunque finalmente optó por continuar haciendo su trabajo por su "vocación" de querer ayudar a los demás. 

"La gente se moría muy sola", coincidieron ambas, a la que la pandemia, como al resto del mundo, también les ha hecho cambiar sus prioridades. "En marzo lo único que queríamos era irnos de fiesta, organizar la graduación y poco más", pero ahora lo único que quieren es ir a casa después del trabajo y poder estar con su familia. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba