Durante la entrega en TVE

Saray y el enfrentamiento más duro que se recuerda en 'Masterchef': "Voy a hacer una mierda para reírme de los jueces"

Jordi Cruz, asombrado con la actitud de Saray
Jordi Cruz, asombrado con la actitud de Saray

La aspirante presentó cuatro galletas ante los jueces, tras 90 minutos de cocinado, algo que les indignó y le dieron el delantal negro sin probarlas. Ella enfureció y les faltó al respeto, tanto que Jordi le invitó a irse: "Solo tienes que darte la vuelta y pirarte"

Los aspirantes de Masterchef 8 se estrenaron con la repostería elaborando un postre que les recordara a su infancia en 90 minutos. 

Una de las pruebas que siempre suele ser de las más complejas y exigentes por parte de los jueces. 

Por lo que cuando Saray se presentó ante ellos con tan solo cuatro galletas y riendo por haberse comido la quinta, Jordi Cruz enfureció: "Suelo enfadarme pero en tu caso ya ni lo estoy, porque hemos pasado a otra línea, a la de no estar haciendo nada para estar en estas cocinas. Hemos dicho postres interesantes, con trabajo, que os recuerden a vuestra infancia pero te lo has tomado a cachondeo y lo único que te lo mereces es esto" y le entregó un delantal negro que le llevaba directa a la prueba de expulsión

Al verlo, ella hizo una mueca de no entender nada y el chef añadió: "Te has reído de tus compañeros que sí han trabajado, te has reído de este jurado que te ha advertido dos veces,de nuestro invitado que ha hecho un postre maravilloso..." y en ese momento la aspirante le interrumpió. 

"Amigo escúchame, ¿cómo me das un delantal negro sin ni siquiera haber probado mi plato. A mí me parece injusto. Que si me tengo que ir me voy". A lo que Jordi le replicó: "Si te parece tan injusto, solo tienes que darte la vuelta y pirarte. Te invito". 

La fina línea entre discutir y faltar al respeto

En ese momento, Saray enfureció y pasó de la discusión a la mala educación: "He hecho lo que yo creía, ¿cómo voy a pensar que quiero hacer una mierda para reírme de los jueces de Masterchef?". 

Pepe Rodríguez intervino para decir que también le encanta la "alegría, en las cocinas" y que se ríe de todo pero si le piden algo lo tiene que hacer. Mientras él hablaba ella replicaba constantemente y acabó diciendo: "Pero entonces ¿estoy ahí con cara de muerta? Pues tendré que reírme y ser como yo soy". 

Entonces fue Samantha la que le replicó: "Trabajando, más tiempo. Tienes que estar 90 minutos en esas cocinas dejándote la piel y sacar algo extraordinario y no unas galletas que mi hijo de seis años saca en 10 minutos. Es un problema de actitud. Y si cambias a lo mejor puedes hacer algo en Masterchef, sino, no". 

Ya en los totales, Saray mostró su indignación: "Paso, no puedo ver a ninguno, ya pueden tener 45 estrellas Michelin, tienen la negra".

Finalmente acabó diciendo: "No voy a volver a hablar ni reír, voy a ser un robot de cocina".  

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba