Ya lo contó él mismo en una entrevista

El Servicio Secreto investigó a John Mulaney como "posible amenaza" tras un chiste sobre Trump en el 'SNL'

John Mulaney en 'Saturday Night Live'
John Mulaney en 'Saturday Night Live' NBC

El cómico hizo un paralelismo entre el ya expresidente estadounidense y Julio César, entre otras bromas, que dio pie a una investigación de 9 meses. Finalmente, se descartó cualquier delito por su parte.

· Así podrá seguirse en TV la toma de posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos

El actor John Mulaney fue objeto de una investigación por parte de el Servicio Secreto estadounidense para comprobar si podía ser una amenaza para la seguridad nacional, a cuenta de un chiste "inapropiado" sobre Donald Trump realizado en su reciente visita al Saturday Night Live. El cómico ya lo comentó hace un mes durante su entrevista con Jimmy Kimmel en ABC, pero lo que sonaba a broma ha sido confirmado por The Associated Press, que ha obtenido los documentos del proceso.

El humorista, formado en el veterano show cómico de NBC, regresó como invitado el 29 de febrero de 2020 y, durante su monólogo inicial, estableció un paralelismo entre el mandatario saliente, que será relevado este mismo miércoles por Joe Biden, y Julio César. Del político y militar romano dijo que era "un maníaco tan poderoso que todos los senadores agarraron cuchillos y lo apuñalaron hasta la muerte". "Sería interesante si trasladáramos algo así a la actualidad", añadió.

Una investigación que se alargó nueve meses

No solo esta frase fue motivo para una investigación. Desde el Servicio Secreto se señalaron otras como la que pronunció inmediatamente después: "Le he preguntado a mi abogado si podía hacer esta broma, y me dijo, 'Déjame que lo hable con otro abogado', y ese abogado dijo que sí. No me gusta meterme en política, pero desprecio profundamente a los Padres Fundadores... Odio cuando le gente se pone a decir cosas como que Dios nunca creó un grupo de hombres más grande que los Padres Fundadores. Pues sí, los Bulls del 92".

Por este motivo, el organismo se puso en contacto con Thomas McCarthy, el vicepresidente senior de NBCUniversal, para exponerle la intención de discutir las implicaciones del chiste con el equipo de abogados del artista. El procedimiento arrancó en marzo, y no se cerró oficialmente hasta diciembre, pocos días antes de que Mulaney hablara de ello en Jimmy Kimmel Live!. En cualquier caso, ni siquiera se llegó a llamar a declarar al aludido, al considerarse que no había cometido ningún delito.

"Entendían que la broma no tenía que ver con Donald Trump porque era una referencia elíptica", explicó el artista. "No dije nada sobre él. En términos de evaluación de riesgo, nadie me ha mirado nunca y me ha puesto una nota por encima de uno", bromeó.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba