En su discurso del Día contra la Violencia de Género

Susanna Griso apoyó a Irene Montero tras sus lágrimas en un acto público: "No siempre lo puedes controlar"

Desencuentro entre Susanna Griso y Francisco Rosell por las lágrimas de Irene Montero
Desencuentro entre Susanna Griso y Francisco Rosell por las lágrimas de Irene Montero

Mientras los colaboradores de 'Espejo Público' debatían sobre la pertinencia o no de las lágrimas que se le escaparon a Irene Montero durante su discurso por 

· Día contra la Violencia de Género en TV: las cadenas se movilizan como muestra de su alianza en esta lucha

· Irene Montero recomienda ver 'Veneno' para "comprender el estigma que sufren las personas trans"

Irene Montero pronunció este miércoles 25 de noviembre un discurso durante el acto con motivo del Día contra la Violencia de Género. Visiblemente emocionada, se les escaparon las lágrimas al recalcar que el de Igualdad, que ella preside, es "el Ministerio de todas las mujeres" y que existe "gracias al movimiento feminista".

En el plató de Espejo Público, Francisco Rosell criticó que se hubiera puesto a llorar. "Aunque hay que entenderle esa reacción, los ministros vienen para resolver los problemas", defendió el director de El Mundo. Susanna Griso rechazó su afirmación, asegurando que "una cosa no quita la otra". Él, por su parte, insistió en que "los ciudadanos lo que quieren son ministros que resuelvan sus problemas. Imagínate que el Ministro del Interior, cuando estuvo el otro día en Canarias, se pone a llorar".

La presentadora defendió que, de haberle ocurrido a Fernando Grande-Marlaska, "no hubiese pasado nada. Le hubiese humanizado". Rosell insistió en que "la humanidad de un político es cuando se encierra en su despacho y llora por un problema que no puede resolver. Griso incidió en que eso es algo "que no siempre lo puedes controlar". Para ilustrarlo, expuso lo que a ella misma le había ocurrido el día anterior.

"Ayer entrevisté al pescador que rescató a unos chavales de una patera en Lanzarote y se le quedaron otros por el camino", compartió, "dijo que hubo un niño al que oyó llorar y cuando volvió, ya no estaba, por lo que dio por hecho que se había ahogado". Momento en el que según confesó, "me entraron unas ganas tremendas de llorar".

"Hice un esfuerzo de contención enorme", reconoció. "¿Qué me hubieses dicho? ¿Que hay que llegar al plató de televisión llorada?", quiso saber, insistiendo e que "no siempre puedes hacer un ejercicio de contención y defendiendo la emoción visibilizada por Irene Montero.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba