Tras las disculpas del tenor por los casos denunciados

Wyoming presenta una "guía rápida" contra el acoso para personalidades como Plácido Domingo

El Gran Wyoming en 'El Intermedio'
El Gran Wyoming en 'El Intermedio' ATRESMEDIA

"Dar el do de pecho, sí; tocar el pecho, no. Rimar una opereta, sí; arrimar cebolleta, no. Cantar una ópera de Verdi, sí; ser un viejo verdi, no", enumera el presentador de 'El Intermedio'.

· ADEMÁS | Dani Mateo diagnostica los síntomas del 'Tontunavirus' para criticar el alarmismo social por el 'Coronavirus'

· ADEMÁS | Tenso encuentro de Andrea Ropero con Rafael Hernando en 'El Intermedio': "No tengo siglas, soy periodista" 

El Intermedio no dejó pasar la aceptación por parte de Plácido Domingo de las acusaciones que pesaban contra él por acoso sexual y conducta inapropiada a cerca de una treintena de compañeras de profesión. El tenor asumió su culpa en un comunicado este lunes después de que la investigación de la American Guild of Music Artists (AGMA), el sindicato de ópera de Estados Unidos, concluyese que el artista había abusado de su posición de poder. Lo hacía meses después de haber negado la mayor y de haberse posicionado como víctima en diversos medios de comunicación de tirada nacional.

"Así es Plácido Domingo, un hombre que entona en los escenarios y desentona en los camerinos", apostillaba con mordacidad El Gran Wyoming después de que Sandra Sabatés expusiera el tema. "No sé si se ha disculpado por salvar su carrera en la música, pero no tiene nada que temer: con lo que le gusta arrimarse siempre puede salir en los videoclips de reggaeton", agregó.

La copresentadora recopiló la cronología del caso, desde la publicación de las primeras denuncias a las reacciones que tanto el acusado como compañeros de profesión y políticos como Rafael Hernando o Isabel Díaz Ayuso, que defendieron con firmeza al cantante y que sirvió una vez más para "poner el foco en las víctimas". También se recordó la larga ovación de casi 20 minutos que recibió en La Scala de Milán semanas después de salir todo a la luz. A juicio del conductor de El Intermedio, "el público le aplaudió no por admiración, sino por precaución". "Mientras esté en el escenario todo el mundo sabe dónde tiene las manos".

Para tratar de atajar más escándalos como este en el futuro, el programa satírico de laSexta tuvo a bien preparar una "guía rápida para que grandes personalidades de la música clásica sepan cómo comportarse con las compañeras de trabajo". Se componía solo de tres puntos fundamentales: "Dar el do de pecho, sí; tocar el pecho, no. Rimar una opereta, sí; arrimar cebolleta, no. Cantar una ópera de Verdi, sí; ser un viejo verdi, no".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba