Especial

Descubrimos 'Yellowstone', la serie sensación con Kevin Costner que ha tardado tres años en verse en España

Kevin Costner en 'Yellowstone'
Kevin Costner en 'Yellowstone' PARAMOUNT

Paramount Network estrena este lunes 18 de enero esta ficción a cargo de Taylor Sheridan ('Comanchería') que acumula ya tres temporadas de éxito en Estados Unidos y que se colocó como la ficción de cable más vista de 2020. Se trata de un crudo western en clave de melodrama con el que Kevin Costner reincide en su arquetipo del hombre americano clásico.

· ESPECIAL | Las 11 series más esperadas de enero que abren el año seriéfilo 2021

La mano de Kevin Costner cruza el firmamento, observado en contrapicado, confiriéndole de entrada un carácter deífico, poderoso, antes de acariciar a un caballo moribundo al que consuela antes de sacrificarlo: "Esta vida no es justa. Lo único que puedo ofrecerte es la paz", dice antes de descerrajarle un disparo para acabar con su sufrimiento. El semental es una de las víctimas de un siniestro entre varios vehículos de gran tonelaje entre los que el vaquero camino dolorido y ensangrentado, pero indemne, antes de apoyarse sobre la cerca que mantiene a unas reses ajenas a la explosión de violencia: "Lo que llegamos a hacer por alimentaros". Esta es la primera escena que podrán ver los espectadores que sintonicen con Paramount Network este lunes 18 de enero a partir de las 20:00 horas, cuando arranca la emisión en España de Yellowstone.

El canal temático especializado en cine se convierte en la cuna en nuestro país de este nuevo ejemplo de la actual Prestige TV estadounidense, un crudo melodrama familiar en forma de western moderno que le debemos a Taylor Sheridan, nominado al Oscar por el guion de Comanchería, y a John Linson, y que supone la enésima revalorización profesional de Costner, en su primer papel fijo en televisión (si descontamos la excelente miniserie Hatfield & McCoys, claro). Con tres temporadas en su haber y una cuarta en marcha, y con una tendencia al alza en sus audiencias desde su mismo estreno en Estados Unidos, hace ya tres años y medio, este título permanecía aún inédito en estos lares, algo ciertamente difícil de explicar.

Un éxito a la espera de ver la luz en España desde 2019

Decimos inexplicable no tanto por la operadora que nos ofrecerá las dos primeras tandas de episodios de lunes a viernes a doble ración diaria, sino por la tardanza en su despliegue por la programación. Al fin y al cabo, la emisión en su país de origen es a través de Paramount Network, cadena de cable propiedad del conglomerado ViacomCBS, cuya filial española se ramifica en el escenario televisivo con Paramount Network (antes Paramount Channel) en abierto, y con Comedy Central, MTV España, Nickelodeon y Nick Jr.

Fue en marzo de 2019, antes del lanzamiento en América de la temporada 2, cuando se anunció la adquisición de la lata por parte de la marca Paramount Network para su emisión en el grueso de Europa, empezando por los mercados nórdicos, Hungría y Polonia. "Estamos encantados de llevar esta fascinante historia a las audiencias internacionales de Paramount", declaró Jill Offman, entonces vicepresidenta ejecutiva de Paramount Network International, en un comunicado. España ya aparecía en la lista de territorios donde el canal se adjudicaría la emisión, algo que ha tardado bastante más de lo que pudiera haberse previsto. No en vano, solo hay que fijarse en los cambios en el esquema empresarial de ViacomCBS Internacional desde aquel comunicado: solo un mes después, Offman se convertía en vicepresidenta ejecutiva del hub de producción del grupo en Manchester (Reino Unido); un año después, en mayo de 2020, anunciaba su adiós a la compañía. 

No pocas cosas han pasado desde entonces, por lo tanto. Los plazos de su desembarco en España resultan, si se quiere, anacrónicos, teniendo en cuenta las dinámicas de simultaneidad que se han establecido durante la última década, a raíz del establecimiento de las plataformas, y especialmente con producciones de probada eficacia comercial. Tal vez su ausencia en las quinielas de los principales premios televisivos (Emmy y Globos de Oro) haya contribuido a que su repercusión a nivel internacional no haya alcanzado el eco de recientes éxitos como Succession; Yellowstone, en cambio, se ha ganado la atención de los Western Heritage Awards, dedicados como su nombre indica a aquellas representaciones del Oeste americano, que la han elegido como mejor ficción dramática en 2019 y 2020.

En cualquier caso, el interés de una serie como esta se prueba en sus índices de audiencia: el final de su tercera temporada anotó una audiencia de 5,2 millones de televidentes en su emisión lineal, que se se convertían en 7,6 millones al añadir los registros en diferido de los tres días siguientes. Estos datos la consolidaban como el programa de cable más visto de 2020 según Nielsen. Asimismo, los datos de este último episodio suponían una mejora del 19% con respecto al final de la segunda temporada, evidenciando el potencial adquirido dentro de la programación. Algo más meritorio, si cabe, si tenemos en cuenta que hasta la fecha, Paramount Network era un canal relativamente modesto en lo que a prestaciones se refiere.

Fotograma de 'Yellowstone'
Fotograma de 'Yellowstone' PARAMOUNT

Un melodrama vaquero a medida de Kevin Costner

Conscientes del valor diferencial de este producto, Paramount Network inició con no poca antelación la promoción de su preciada Yellowstone. Las primeras promos de la serie comenzaron a trufar los bloques publicitarios de la cadena ya a comienzos de diciembre, anticipando la fecha de estreno. Desde entonces, han sido habituales tanto los spots más convencionales como otros más extensos que servían para presentar con mayor detalle a los miembros de los Dutton, la familia al frente de la mayor ganadería de Estados Unidos, con el implacable John (Costner) a la cabeza.

En lo que respecta al argumento, un repaso somero por sus tramas nos puede remitir, salvando las distancias, al recuerdo de Falcon Crest o, más recientemente y tirando de un ejemplo patrio emitido en paralelo, Vivir sin permiso, en tanto que se configura en torno a una saga familiar y sus disputas por el poder. Pero, ante todo, se trata de una historia sobre el paso del tiempo y el ocaso de una manera de entender el modo de vida americano aún basado en la ley del Oeste, a la par que vuelve sobre el concepto de frontera arraigado en el género. Dentro de sus confines, imperan las normas y gestión de la familia Dutton, empeñada en preservar su legado ante el avance irrefrenable de la ciudad acechante a sus dominios; el cambio en la relación con la naturaleza a través de una reserva natural colindante; y en continuo conflicto con la reserva india.

Kevin Costner en un fotograma de 'Yellowstone'
Kevin Costner en un fotograma de 'Yellowstone' PARAMOUNT

John Dutton es el representante de este viejo mundo que se resiste a desaparecer, por más que se vea continuamente amenazado, tanto por las fuerzas externas que representan políticos corruptos y empresarios codiciosos, todos ellos deseosos de derrocarlo; como internas, con problemas paternofiliales que se complican, más si cabe, con la propia enfermedad. Junto a Costner (que cuenta con Josh Lucas para dar vida a la versión más joven de su personaje), encontraremos a Luke Grimes, Kelly ReillyWes Bentley, haciendo las veces de sus hijos; a Cole Hauser en la piel de su fiel capataz, o Danny Huston, como su máximo rival. En cualquier caso, Yellowstone es propiedad casi absoluta del otrora Guardaespaldas, para quien la serie es un modélico vehículo de lucimiento y continuación del patrón extemporáneo del hombre americano que ha encarnado durante ya cuatro décadas, y que ha defendido en papeles de época como el de la soberbia Open Range o más recientemente en Emboscada final

La ficción de mayor envergadura de Paramount en España

Yellowstone llega para ocupar un hueco en Paramount Network cubierto hasta antes de las Navidades por el procedimental Candice Renoir, y durante la última semana por entregas adicionales de Padre Brown a las que ya emitía en sobremesa. Aun habiendo emitido en el pasado series contemporáneas de la talla de Line of Duty o, más recientemente, la nueva versión de Atrapa a un ladrón a cargo de Javier OlivaresLa amiga estupenda, esta será la de mayor envergadura a la que hacen hueco en su programación junto a las británicas Bodyguard y Un escándalo muy inglés.

Por de pronto, emitirá de corrido las dos primeras temporadas, quedando a la espera la tercera. Todo ello con la previsión de que la cuarta tanda se estrene en algún momento de 2021 al canal estadounidense de ViacomCBS, que ya ha atado en corto a Sheridan. El co-creador y director principal de la serie firmó el pasado año un contrato de larga duración con el conglomerado para el desarrollo de nuevos proyectos. Si algo enseña esta serie es que así, piedra a piedra, es como se construye un imperio.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba