Así fue la niñez de los 'zapeandos'

'Zapeando' recordó la infancia de sus colaboradores con accidentes y castigos incluidos

Dani Mateo, irreconocible en la foto de su juventud que mostró el programa
Dani Mateo, irreconocible en la foto de su juventud que mostró el programa

El Defensor del Espectador, Santi Alverú, indagó en el pasado de Dani Mateo, Valeria Ros, Anna Simon, Lorena Castell y Cristina Pedroche

· MÁS | Dulceida confiensa en 'Zapeando' que le cae mal Broncano: "Me da igual lo que digan de mí, pero él ha ido por detrás"

Santi Alverú llegó a Zapeando este miércoles 1 de julio con una sorpresa bajo el brazo. Aprovechando que una espectadora le había enviado un mensaje preguntando cómo fueron "los zapeandos" en su tierna juventud, el Defensor del Espectador se encargó de investigar a fondo el pasado de los colaboradores del programa de laSexta.

Neus, profesora que dio clase a Dani Mateo, rememoró el accidente que sufrió el humorista y que le paralizó las cuerdas vocales y le dejó su característica voz rota, una anécdota que él mismo se encargó de ampliar a sus compañeros: "Cuando tuve el accidente una de las cosas que más me preocupaba no era perder el habla sino no poder ir al karaoke, hasta que descubrí a Sergio Dalma, solo cantaba como él o como Joaquín Sabina".

Cristina Pedroche recibió la inesperada sorpresa de Pedro, compañero de colegio, que dijo de ella que "era una empollona y muy buena persona". "Era todo corazón, no dudaba en ayudarte cuando te hacía falta algo, debo de agradecerle un par de aprobados", reconoció.

Los espectadores también descubrieron la adolescencia rebelde de Valeria Ros, que en cuanto empezó a salir de fiesta y a relacionarse con los chicos "su madre la agarró de los pelos y la llegó a Irlanda", explicó la mejor amiga de la humorista. Ella abundó en el tema: "Con 13 años monté una fiesta en mi casa que la lié petarda. Y de un día para otro estaba interna en Irlanda con 20 monjas y una enfermera (...) Un miedo, todavía tengo pesadillas".

El Defensor del Espectador de Zapeando también indagó en el pasado de Anna Simon, que, que en el colegio fue "una alumna brillante y muy buena compañera", según destacó Francesca, profesora de música de Simon. Por su parte, Lorena Castell recibió la llamada de Luisa, una de sus profesoras. "Era muy charlatana y muy divertida. Era una niña que siempre sonreía y estaba contenta. Daba gusto estar con ella porque era el alma de la fiesta", comentó la profesora.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba