Análisis

Adiós a 'Sálvame Tomate', la sección de las 'bombas' que deja un alto listón en audiencias a 'El Precio Justo'

Adiós a 'Sálvame Tomate', la sección de las 'bombas' que deja un alto listón en audiencias a 'El Precio Justo'

Este lunes 19 de abril ha arrancado una nueva era en las tardes de Telecinco e inevitablemente en el universo Sálvame. Dieciocho meses después de iniciar el monopolio del corazón en la franja vespertina por el adiós de Pasapalabra a Mediaset, la cadena privada ha vuelto a apostar por el género concurso con la llegada de El Precio Justo y, por ende, la despedida del Tomate.

'El precio justo' arranca en las tardes contra 'Pasapalabra', antes de la reunión de 'Fama' en 'The Dancer'

'El precio justo' arranca en las tardes contra 'Pasapalabra', antes de la reunión de 'Fama' en 'The Dancer'

El último tramo del magacín producido por La Fábrica de la Tele vivió su última reformulación en marzo de 2020, coincidiendo con un tributo especial al recordado Aquí hay tomate por el 30 aniversario de Telecinco. Nacía entonces una versión de Sálvame más desenfadada que la previa Banana, con el objetivo de asumir el espíritu que caracterizó años atrás al formato 'rosa' de Jorge Javier Vázquez y Carmen Alcayde.

Desde ese día, y hasta su última emisión el pasado viernes 16 de abril, Sálvame Tomate ha sido la franja del programa destinada a las 'bombas' y a los experimentos. Especialmente desde el estreno de Pasapalabra en Antena 3 el pasado mayo, cuando arrancó una dura batalla que se ha saldado con un claro vencedor (el concurso del 'Rosco'), y con un perdedor que ahora deja su sitio a un 'guerrero' más económico para su cadena que deberá demostrar si tiene entidad para competir al mismo nivel.

No ha sido una pelea fácil ni sentenciada desde el inicio, pues el magacín comenzó la guerra con una ventaja rotunda sobre su rival, al que ganó con contundencia en el primer mes de competición. No obstante, la fidelidad a Roberto Leal y los suyos ha terminado mermando un formato que lo ha intentado todo por darle la vuelta al marcador: desde nuevas secciones hasta una conexión directa con Informativos Telecinco que ha llevado a Pedro Piqueras por la calle de la amargura. A continuación, recopilamos lo que deja el Tomate en su adiós:

De las 'bombas' al polémico 'Quiero dinero'

Sálvame Tomate recibió a su rival Pasapalabra con la promesa de una 'bomba' que fue la primera de una serie de estrategias del formato para conservar el arrastre de la audiencia en su tramo final, el de 20h a 21h, y evitar la fuga de espectadores a Antena 3.

El 'bombazo' inicial no fue otro que la apertura del baúl de los secretos de Mediaset con Lydia Lozano como primera afectada. Una trama que se alargó durante semanas y que fue sumando alicientes con la aparición de más rostros implicados.

Tras esas 'bombas' llegó la inauguración de una nueva sección, 'Quiero dinero', en la que los colaboradores del programa fueron puestos a prueba por un puñado de euros. Un 'todo por la audiencia' que estuvo rodeado de polémica por el estilo de los retos, y que no hizo subir el share del Tomate en su pelea contra Pasapalabra.

En su primera semana, la sección de los desafíos propuso a Chelo García Cortés limpiar el baño de hombres, quitarse los pantalones en directo, quemar una fotografía de Isabel Pantoja, enviar un mensaje a Tita Cervera fingiendo un orgasmo y meter la cabeza en una urna llena de cucaracha, entre otras malas pasadas.

¡Quiero dinero! terminó dos meses después, tras retar -además de a la periodista, a Antonio David Flores, a José Antonio Canales Rivera y a Antonio Montero.

La 'penitencia' de Pedro Piqueras

Si hay un protagonista absoluto en este periplo de 282 tardes de Sálvame Tomate ese es Pedro Piqueras, quien ha sido "víctima" de más de una transición imposible desde el magacín a los informativos nocturnos.

Como ya contamos, Telecinco optó por no incluir una pausa publicitaria entre el final del programa y el inicio de Informativos 21 horas. Una estrategia más que habitual en las cadenas de televisión con la que pretendían impedir que los espectadores de Sálvame, al ver anuncios, pudieran hacer zapping y pasarse a ver 'El Rosco' y por consiguiente quedarse con las noticias de Vallés.

Esta táctica, no obstante, ha dejado en la retina de los espectadores imágenes desconcertantes al ver a Piqueras recibir el paso de manos de personajes televisivos como Raquel Mosquera, de Anabel Pantoja desnuda sobre la nieve o con el plató del programa de fiesta, en contraste con la gravedad de las noticias que sacuden la actualidad.

 360

Deja un alto listón en audiencias

Más allá del contenido, si algo deja Sálvame Tomate es el listón muy alto en lo que a audiencias se refiere. En sus 282 programas en Telecinco, el último tramo del magacín ha firmado de media un 16.7% de cuota y 2.114.000 espectadores según datos facilitados a Vertele por la consultora Barlovento Comunicación. Un registro inferior al que ha marcado su rival Pasapalabra en el mismo período, pero enormemente competitivo para un programa diario en directo que tiene además una competencia potente.

Ahora, El Precio Justo llega con la difícil misión de rendir al mismo nivel contra un programa asentado y de su mismo género como es el de Roberto Leal. Para ello, Carlos Sobera, Luis Larrodera y los azafatos han calentado motores con la emisión de dos entregas en prime time y con la promesa de entregar el Escaparate Final en una de las cinco oportunidades que se ofrecerán esta semana. El juego está servido.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats