Vídeo

Agresión a los comentaristas de Movistar en el partido Atlético-Porto

José Sanchís en una imagen de archivo

Lo comentaristas de Movistar Liga se vieron envueltos en una delicada situación este martes mientras retransmitían el partido de fútbol entre Atlético de Madrid y Porto, que se celebró en el estadio del equipo portugués.

Serrat, en 'El Hormiguero': "Los viejos tenemos que hacer un patido político"

Serrat, en 'El Hormiguero': "Los viejos tenemos que hacer un patido político"

José Sanchís, Gustavo López y Álvaro Benito se encontraban en su cabina de locución cuando un grupo de "exaltados", como así los definieron ellos, comenzaron a increparles. "Nos están agrediendo cuatro perturbados. No sé cómo llamarles, gente muy exaltada. Estate tranquilo, estate tranquilo", le pedía Sanchís a uno de los aficionados del equipo luso que intentó acceder hasta el lugar desde el que los comentaristas de Movistar estaban narrando el encuentro.

El momento no se vio en pantalla porque continuaba el partido, ya en su recta final y con un tercer gol del Atlético recién anotado. Pero los espectadores sí pudieron escuchar qué es lo que estaba ocurriendo en los alrededores de la cabina donde se encontraban Sanchís, López y Benito.

"Se está poniendo la cosa fea", advirtió Sanchís, que dijo encontrarse en una situación inédita para él: "Mira que llevamos años haciendo esto y no había pasado en la vida. Se ha exaltado la cosa y nos ha tocado pagar el pato a nosotros", lamentó segundos después cuando la situación parecía haberse resuelto sin llegar a mayores.

"Por suerte no nos han enganchado bien. Yo estoy cerca de la zona de los aficionados y me han arrancado la capucha, pero poco más", relató el comentarista de Movistar Liga, que recalcó que este grupo de aficionados "no representan a nadie, o al menos eso quiero pensar, porque siempre que hemos estado en Oporto nos han tratado de maravilla". "Esta gente, nada que ver con la hinchada de los dragones. Ahora bien: que te intenten zurrar trabajando... imagínate", remató Sanchís, alertado por los gritos que se escuchaban a su alrededor. Al partido le quedaba un minuto pero el desagradable momento vivido por los comentaristas españoles quedó ahí.

Etiquetas
stats