Los hechos, denunciados ante la Policía

Agresión a un reportero de 'El programa de AR' que informaba desde la nave incendiada en Badalona

Agresión a un reportero de 'El programa de AR' que informaba del incendio de una nave industrial en Badalona

Redacción

Un equipo de El programa de AR ha sido agredido cuando grababa unas imágenes en las inmediaciones de la nave de Badalona (Barcelona) que hace un mes sufrió un incendio provocando la muerte a cuatro inmigrantes que vivían en su interior. El magacín matinal que presenta Ana Rosa Quintana ha mostrado este miércoles 20 de enero las imágenes de lo ocurrido ante la presencia del equipo de reporteros de Telecinco.

Fayna relata los malos tratos de Carlos Navarro 'El Yoyas': "Cogerme por el cuello era habitual"

Fayna relata los malos tratos de Carlos Navarro 'El Yoyas': "Cogerme por el cuello era habitual"

El periodista Miquel Valls y su compañero cámara se habían desplazado hasta este municipio catalán para dar voz a los vecinos que denuncian la crítica situación que se vive en el vecindario. De acuerdo a los testimonios recabados por el programa de Mediaset, los inmigrantes que vivían en la nave, en condiciones lamentables, permanecen ahora en el solar donde se ubicaba el edificio, derribado por el Ayuntamiento.

Algunos vecinos denuncian tráfico de drogas, suciedad, peleas, robos y agresiones en torno a este campamento en el que malviven varias personas que perdieron en el incendio lo poco que tenían.

Fue al grabar en las inmediaciones del solar cuando el equipo de Ana Rosa se encontró con dificultades para realizar su trabajo. Varias personas quisieron impedir que los reporteros les grabasen, encarándose a ellos con insultos, empujones y golpes a la cámara. "¡No toques la cámara, eh! ¡No toques la cámara!", se escucha gritar al reportero gráfico. Dada la situación, un vecino quiso grabar con su móvil lo que estaba ocurriendo, motivo por el que también fue agredido, según se le escucha quejarse: "¡¿Pero qué haces?! ¡Me has pegado! ¡Te voy a denunciar, eh! Llama a la Policía, por favor!".

El periodista asegura que se interpuso denuncia y los agredidos fueron atendidos en un centro de salud. "Durante todo el día no dejo de recibir llamadas de las administraciones. Todos son conscientes de la situación y lamentan lo ocurrido. Pero, ¿existe una solución real a un conflicto enquistado?", se pregunta el reportero, que señala que "el problema es la cámara: ellos se sienten atacados cuando ven un móvil o una cámara".

Etiquetas
stats