Ana Rosa Quintana se cuela en las pantallas de Times Square con un homenaje por su regreso a TV

Fotograma de 'El programa de AR'

Ana Rosa Quintana ha cumplido una semana desde que regresó a las pantallas, una vez terminado el tratamiento contra el carcinoma de mama que le fue diagnosticado en noviembre de 2021. Con motivo de su vuelta, una larga lista de personalidades, entre las que se incluía el mismo presidente del Gobierno Pedro Sánchez, habían mandado mensajes de cariño a la presentadora. Sin embargo, la magnitud de estas felicitaciones no alcanzan a la de la sorpresa recibida este lunes 17, que llegaba directamente desde Times Square.

Ana Rosa Quintana, tras regresar: "Paolo Vasile quería que estuviera menos días, pero le he dicho que tampoco se pase"

Ana Rosa Quintana, tras regresar: "Paolo Vasile quería que estuviera menos días, pero le he dicho que tampoco se pase"

Desde el pasado viernes 14, un luminoso gigante en la plaza neoyorquina muestra un mensaje de bienvenida a la profesional de Telecinco. Quintana es imagen de una de las pantallas que pueblan esta icónica zona, una de las más emblemáticas de la ciudad de los rascacielos. “Bienvenida, Ana Rosa” se puede leer en la imagen, captada en directo desde Nueva York. En total, se puede llegar a ver durante unas ochenta veces al día, unos treinta segundos cada vez, la fotografía de Ana Rosa en las pantallas.

Ana Rosa, sorprendida: “Júrame que es verdad”

“Es un homenaje para ella, para su lucha, una lucha que da esperanza a miles de mujeres de todo el mundo”, explicó a la audiencia el periodista Álex Rodríguez, encargado de introducir la sorpresa en conexión desde Estados Unidos. Tal y como explicaba, se aprovechaba la efemérides de este mismo 19 de octubre, fecha en que se celebra el día mundial contra el cáncer de mamá, para posibilitar esta acción.

Cabe decir que Quintana creyó que se trataba de una broma: “Esto es un montaje. Júrame que es verdad. Esto lo has hecho tú”. Desde el plató, los compañeros de la presentadora le insistían en que las imágenes eran reales y que el pantallón reproducía en efecto sus imágenes. “De montaje, nada. Me costó mucha producción”, rio el corresponsal.

“Nadie me había dicho nada. No sabía nada. Algún amigo mío me podía haber avisado”, comentaba Quintana, que trataba de aprovechar para lanzar un mensaje de concienciación sobre la enfermedad: “Esto es para todas la mujeres que han sido diagnosticadas o está siendo diagnosticadas, no hay que bajar la guardia”.

Etiquetas
stats