Anabel Alonso ganó 'MasterChef Navidad' en una final que incendió las cocinas y durmió a Boris Izaguirre

Anabel Alonso, al escuchar su nombre como ganador en 'MasterChef Navidad'

Paula Hergar


La final de MasterChef especial Navidad demostró que a la tercera va la vencida y es que Anabel Alonso se convirtió por fin en la ganadora del talent culinario de TVE, en el que había participado hasta en tres ocasiones.

Mercedes Milá dio una 'colleja' al jurado de 'MasterChef' y aclaró si participaría en el programa

Mercedes Milá dio una 'colleja' al jurado de 'MasterChef' y aclaró si participaría en el programa

La retal por fin se convirtió en vencedora, gracias a un ajustado duelo contra La Terremoto de Alcorcón que también llegó a la última prueba. En tercer puesto quedó Mario Vaquerizo y en cuarto lugar, Carmina Barrios.

Todo ello en una entrega en la que se incendió parte de la cocina durante la primera prueba, los jueces le hicieron una broma de mal gusto a Carmina que salió corriendo durante los exteriores y hasta Boris se quedó dormido en la final de un formato que ya sabe a demasiado visto.

Primera prueba con el casi abandono de Carmina y el brillo de Anabel

El primer reto que esperaba a los finalistas era el icónico “sigue al chef” en el que tuvieron que ir al ritmo de Fina Puigdevall y Martina Puigvert. Ambas elaboraron un menú propio basado en la naturaleza gironina que contaba con platos del tipo “caldo volcánico, pipas garrapiñadas, calabaza y granizado de zanahoria”, entre otros.

Solo con escuchar las descripciones de cada elaboración, Anabel se tiraba al suelo estresada y la Terremoto calculaba que hasta marzo no lo acabaría. Al empezar a cocinar ya hubo problemas solo con el lío de batidoras entre todos ellos, con el derrame de leche por los fogones y con el caos total entre todos ellos.

La primera en desesperarse era Carmina que se enfadaba con Mario por no enterarse de los pasos a seguir. “Lo que salga salió” gritaba estresada la madre de Paco León mirando a un reloj que no funcionaba y deseando que acabara la tortura. Tal fue el desacierto constante de Carmina que hasta incendió parte de la cocina. Jordi Cruz corrió a apagar el fuego para que no se quemara Mario.

“No he visto un cocinado tan caótico en la vida”, comentaba Pepe sin dar crédito a lo que veía frente a él. Mientras Carmina amenazaba con abandonar en varias ocasiones.

Al acabar el cocinado, los jueces criticaron a Mario y Carmina que hubieran cocinado a la par, compartiendo elaboraciones. Aún así, al primero le aplaudieron el mérito de haber ayudado a su compañera y haber conseguido un plato “regular”. Y con la segunda se maravillaron por lograr hacer una esferificación sin pesarla y acabar el plato. A Anabel le calificaron de “un gran trabajo” sobre todo con la “mejor esferificación” de la noche. Mientras que la Terremoto tuvo algunos defectos en un plato “correcto”.

Por todo ello, el jurado señaló a Anabel como ganadora de la prueba, por lo que se convertía en primera duelista. En segundo lugar quedó la Terre, mientras Mario y Carmina le siguieron.

Prueba de exteriores con una broma pesada de los jueces

Aspirantes y equipo viajaron la capital francesa para visitar Disneyland Paris. Con Donald, Daisy, Mickey Mouse y Goofy, entre muchos otros personajes, los aspirantes cocinaron para conseguir la segunda chaquetilla.

Mario, la Terremoto y Carmina tuvieron que cocinar un menú homenaje a la cocina francesa para que lo probaran los ex aspirantes de MasterChef Celebrity Yolanda Ramos, María Escoté, Nico Abad y María Zurita, acompañados de sus hijos.

Durante el cocinado las que más rivalidad mostraron fueron las dos aspirantes que constantemente estuvieron compitiendo. Carmina más preocupada por estar a la altura, y la Terremoto con bromas continuas que en ocasiones desesperaron a su compañera. Mario fue el primero en acabar y lo celebró por todo lo alto. Después lo hicieron ellas.

El veredicto llegó, tras dejar que saludaran a los comensales, para dar el puesto mereceido a cada uno de los finalistas: a Mario le elogiaron su “energía desbordante y su segundo plato casi perfecto”. A la Terremoto le agradecieron el dejar atrás el show para trabajar “con nota, organizada y centrada”. Pero a Carmina le recriminaron el no seguir los pasos de las recetas.

Y contra todo pronóstico, la ganadora del reto que se convertía en segunda duelista era “¡Carmina!”. Una noticia que ella se tomó mal y salió corriendo negándose a llegar a esa final por no merecerlo. Tras rebelarse y que los compañeros le fueran a buscar, los jueces le confesaron que había sido una broma y que la ganadora era la Terremoto.

El duelo final entre Anabel y la Terremoto, con ronquidos de Boris

El duelo final cerró la primera edición de MasterChef Especial Navidad, con Anabel Alonso y la Terremoto enfrentadas. Pero antes de eso, se reencontraron con todos sus excompañeros, familires y tuvieron la visita de Guadalupe Fiñana y Almudena Gandarias y el chef Pedro Subijana que valoró la prueba junto a Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz.

Como es habitual, las duelistas tuvieron que elaborar dos menús completos que hablaran de ellas mismas, de su historia y de su personalidad. Así, ambas se pusieron manos a la obra con actitudes muy distintas: mientras Anabel estaba muy concentrad, la Terremoto paralizaba todo para hacer bromas y show.

Todo indicaba que la ganadora iba a ser Anabel, mucho más dispuesta, seria y centrada en la labor, que la Terremoto. Algo tan evidente que aburrió a un Boris Izaguirre al que pillaron durmiendo en el balcón. “Silencio allí arriba que Boris está durmiendo”, bromeó Pepe hasta que el ex aspirante se despertó.

Al acabar, la primera en presentar su menú fue Anabel que lo bautizó como “biografía” porque cada uno de los platos trasladaba a sus antepasados. “Es un homenaje maravilloso, que lo tiene todo, refinamiento puro, un 10”, sentenciaron los jueces al probarlo todo.

Mientras que la Terremoto sorprendió con un “cuento de gastronomía” que relató con la ayuda de varios títeres, a la vez que presentaba sus platos con distintos tiempos de cocción y show, tras show. “Esto representa lo que tú eres, natural y espectacular, con una puesta en escena perfecta”, aseguraron.

Dos grandes menús que dificultaron la elección de la ganadora a los jueces, pero que finalmente sentenciaron: “¡La ganadora es Anabel!”, exclamó Pepe. Tras los gritos y abrazos, la actriz confesaba estar viviendo uno de sus mejores momentos en la televisión, al llevarse los 25.000 euros de premio que donó a una ONG y un curso intensivo de un fin de semana de duración en el Basque Culinary Center.

Etiquetas
stats