Alba Carrillo trató de cortarle

Ángel Garó se hizo “un Canales” en 'La última cena' tras atacar a Telecinco y desaparecer del plató

Ángel Garó, en 'La última cena'

Redacción

Laura Fa y Lydia Lozano fueron las encargadas de cocinar el menú de la entrega de La última cena emitida este jueves. Programa en el que Paz Padilla anunció que será la próxima semana cuando celebre su final. Anabel, Isa y Sylvia Pantoja probaron sus platos junto a Alba Carrillo, Carmen Borrego y Ángel Garó. Eso sí, el último acabó abandonando el formato después de criticar en varias ocasiones a Telecinco y asegurar que habían “roto un contrato”.

'La última cena 2': mismo menú, pero con sabor amargo en audiencias sin el ingrediente 'Sálvame'

'La última cena 2': mismo menú, pero con sabor amargo en audiencias sin el ingrediente 'Sálvame'

Las anfitrionas de la velada se enfrentaron en varias ocasiones, lo que motivó que el actor les interrumpiera para decirles: “Me llama la atención que gente que esté trabajando en esta cadena en los mismos programas tengáis este tipo de tensiones. Yo esto no lo he vivido nunca en mi trabajo. No entiendo cómo Lydia, que te conozco y te respeto, tengáis que entrar en esto para dar audiencia. Porque la gente lo que quiere es vivir feliz y divertirse. Que es a lo que hemos venido”.

Más adelante, incidió en que su motivación para ir al programa era “divertirse” y afirmó que “le ha costado mucho a la cadena contratarme y me han pagado muchísimo caché”. No obstante, aclaró que no quería seguir “la política de esta cadena donde siempre buscan espectáculos gratuitos y de mal gusto”. En ese momento fue Alba Carrillo, que estaba sentada a tu lado, quién irrumpió para pedirle: “No te hagas un Canales, ¿eh?”.

Su advertencia, aun así, no logró cambiar la actitud de Garó, que preguntó: “¿Esta cadena no es tan izquierdista? Pues yo digo la verdad. No me parece bien”. Padilla intervino entonces para decirle que “si no estás bien, no estás obligado a estar aquí”. Sin embargo, él aseguró que sí.

“Estoy obligado porque me pagan, si no no estaría. A parte, te voy a decir una cosa. Han incumplido un contrato porque llevan dos años detrás...”. “¡Frena, por favor!”, le cortó de nuevo Carrillo. Anabel Pantoja, desde el otro lado de la mesa, trató de quitar hierro indicando que el programa iba a acabar llamándose “Los juegos del hambre en vez de La última cena”.

Aunque ya sin tanto protagonismo, se escuchó al comensal decir que “han incumplido un contrato porque van a quitar el programa”. “Estaba firmadito”, expuso. Poco más duraron sus quejas, ya que el intérprete desapareció del programa y fue Padilla quien realizó sus votaciones, de forma excepcional.

El chef, enfadado con Lydia Lozano amenaza con irse

Antes de los reproches de Garó, el cocinado de Lydia Lozano y Laura Fa sufrió algún que otro contratiempo. “Lo que he visto hoy no lo he visto jamás en una cocina”, lamentó el chef Miguel Cobo, “lo que ha hecho Lydia, de coger la cabeza del pulpo, tirarla a la basura y luego volver a meterlo a la olla donde vamos a comer todos, es una vergüenza. Me han dado ganas de marcharme, no te digo más”.

La colaboradora trató de explicarse. “Me habían dicho que cortase la cabeza del pulpo y pensé que había que tirarla a la basura”, compartió, “y me han dicho no no, que eso se come”. “En la basura no había nada sucio”, se justificó, “si no, no lo cojo”. “No ha tocado nada chungo”, ha asegurado. “Es una falta de respeto brutal”, insistió el chef.

Etiquetas
stats