Declaraciones del cómico

Ángel Garó tacha a Telecinco de “mafiosa” por su abrupta salida de 'La última cena' y ataca a Jorge Javier

Ángel Garó en una imagen de archivo

Redacción

La salida de plató de Ángel Garó amargó la emisión de la penúltima entrega de La última cena. El cómico criticó en sus intervenciones a Telecinco, a la que acusaba de haber “incumplido un contrato”. Días después, el humorista ha vuelto a hablar, ahora largo y tendido, sobre la situación vivida en los estudios de Mediaset. “No me extraña que Antonio Canales dijera lo que dijo en directo”, afirma, aludiendo al “repaso” del bailarín contra el programa tras ser despedido.

El "repaso" de Antonio Canales a 'Sálvame' al ser despedido en directo: "Nos están ganando hasta las teleseries"

El "repaso" de Antonio Canales a 'Sálvame' al ser despedido en directo: "Nos están ganando hasta las teleseries"

Garó ha hablado sobre lo que tenía firmado con La Fábrica de la Tele y los motivos para su abandono del set, en una entrevista concedida a Algo pasa TV: “Yo tenía un contrato firmado, con dos intervenciones más una cena que iba a hacer”, explicaba el gaditano, que recordaba que no solo cocina sino que ha sido propietario de un “restaurante de alta categoría” en Málaga durante años. “Han estado dos años detrás hasta que han pagado el caché que yo quería”, aseguraba. Aunque, eso sí, conviene recordar que La última cena no se estrenó hasta junio de 2020.

Califica a Telecinco de “miserable” y mafiosa“

“Ángel Garó por 10 minutos ha cobrado siempre 24.000 euros. A la gente que hay en esta cadena la tienen por 1.000, por 300, por 1.500 euros”, decía poniéndose en valor, antes de criticar a Telecinco: “Lo que ellos pagan es miserable”. “Yo no soy Alba Carrillo, con todos mis respetos que es una chica encantadora. Yo no soy novio de nadie. Yo soy Ángel Garó y eso se paga”.

En su caso, inicialmente iba a cocinar con Makoke, aunque después se cambió de planes y lo emparejaron con Cristina Cifuentes, que ha estado participando como comensal en el reality. El motivo del enfado es la cancelación del programa en el que iba a participar, algo que sucede “el día anterior” a la edición. Esto, dice, “no depende de la productora, depende de la cadena, igual que me echaron del programa debido a que hubo una llamada de teléfono de esta cadena”, dice, antes de tildar a Telecinco de “mafiosa”. “No lo he vivido en mi vida y he trabajado en todas las cadenas”.

Ataca a Paz Padilla y a Jorge Javier: “No tiene honor”

Garó también asegura que no abandonó la emisión de La última cena como tal, sino que “no le dejaron entrar” de vuelta al plató “cuando vieron que hacía una crítica”. “Descubrí que lo que querían era escándalos, disgustos, encontronazos”, añade, e ironiza con el “ojo” que tuvieron desde la productora al escoger los participantes. Añade que le han dejado “10.000 euros a deber” y que desde La Fábrica de la Tele no se han puesto en contacto con él desde la semana pasada.

En sus ataques, también se dirige a los presentadores del universo Sálvame, empezando por Paz Padilla, la presentadora de esta nueva edición del programa, de la que dice que está “tragando mecha”; para pasar a hacer lo mismo con Jorge Javier Vázquez: “En este país qué hay que ser, ¿bajito y feo?”, dice aludiendo al catalán, del que reprueba que “se mete en la política y se lo permiten”. “Este hombre no tiene honor, porque si no no diría lo que dice en la televisión. Y eso lo sabe toda España”.

Etiquetas
stats