Cuatro

Antonio Canales sufrió como nunca en el estreno de 'Los miedos de': “Esto es de mala gente”

Antonio Canales, en el estreno de 'Los miedos de'

Antonio Canales volvió por un día a Mediaset después de su abrupto despido en directo en el plató de Sálvame, del que se cumplirá un año el próximo verano. El bailaor lo hizo con ocasión del estreno de Los miedos de, nuevo programa de Cuatro que, como su propio nombre indica, enfrenta a diferentes famosos con algunas de sus mayores fobias. En el caso de Canales, la muerte y los cementerios, un miedo que ha tenido siempre, hasta el punto de que jamás había pisado un cementerio hasta la grabación de este formato.

'Desaparecidos' (12.1%) y 'Los miedos de' (5.6%) firman un debut poco prometedor en Telecinco y Cuatro, respectivamente

'Desaparecidos' (12.1%) y 'Los miedos de' (5.6%) firman un debut poco prometedor en Telecinco y Cuatro, respectivamente

El equipo de Los miedos de citó a Canales en el madrileño cementerio de La Almudena, donde el artista tuvo que conducir un coche fúnebre con un ataúd dentro. Una idea que el andaluz rechazó en repetidas ocasiones, y no siempre con buenas formas. “He llegado a perder los papeles de los mismos nervios”, reconoció más tarde al respecto.

“Puede haber gritos”, “no tienen derecho a hacer esto con las personas”, “esto es de mala gente”, “si llego a saber esto no lo hago” o “cuando termine esto voy a coger a mi manager y se va a enterar” fueron algunas de las frases que el artista dejó antes y durante la realización del reto, el cual completó entre lágrimas y un enorme sufrimiento. Eso sí, antes quiso asegurarse de que en el ataúd no había ningún cadáver. “Esto es un suplicio que no os lo podéis ni imaginar. Yo trabajo en Mediaset y me conozco las cosas. Y yo no me voy a montar ahí. Me tienen que abrir la caja y ver que no hay nadie ahí”, dijo durante la grabación del programa, anunciado antes de que el bailaor fuese despedido de Sálvame.

A pesar de su fuerte rechazo inicial, Antonio Canales acabó agradeciendo su participación en Los miedos de, porque su desafío tenía un premio final: nada menos que llegar en el coche fúnebre hasta las tumbas de Lola y Antonio Flores, dos amigos a los que no pudo rendir tributo en su momento por su miedo a los cementerios, pero cuyas tumbas finalmente visitó más de 25 años después del fallecimiento de 'La Faraona' y su hijo.

“Por ellos dos sí ha merecido la pena”, aseguró el artista, para el que visitar a Lola y Antonio Flores fue “como un bálsamo para mi corazón”. Quiero agradecer a todo el equipo, porque este programa de las fobias y los miedos me ha hecho ver algo que no me imaginaba ver nunca“, añadió el artista, para el que esta experiencia ha sido ”el primer paso para poder acercarme a la muerte cuando llegue y no intentar huir de ella, que es lo que hacía“.

Etiquetas
stats