Análisis

'Aruseros' llega al 'Weekend' de laSexta, con la presión de repetir el éxito matinal y un precedente negativo

El equipo de 'Aruser@s'

Alfonso Arús amplía su presencia en laSexta desde este mismo sábado 17 de septiembre, con la esperanza de trasladar su éxito de las mañanas hasta las sobremesas del sábado.

'Aruser@s' vuelve tras vacaciones a laSexta respondiendo a las quejas y confusión por las redifusiones

'Aruser@s' vuelve tras vacaciones a laSexta respondiendo a las quejas y confusión por las redifusiones

Aruser@s Weekend es el nombre de esa apuesta, que deja claro lo que se pretende: trasladar la misma fórmula y tono que ha servido a laSexta para convertirse en referente de las mañanas frente al imbatible El programa de AR, en una franja, la de las tardes, donde solo Telecinco, antes con Viva la vida y ahora con Ya es verano, plantean contenidos de producción propia. Contenidos, además, con alcance en el público.

Si se puede explicar el auge del magacín producido por Aruba es precisamente por la capacidad de generar una comunidad, esos “aruseros” y “aruseras” a los que se alude desde el título, a quienes se espera a atraer a una franja, a priori, igual de comprometida que lo fue en su día la del despertador.

Crónica de un progresivo asalto a las mañanas

Estrenado el 3 de septiembre de 2018, por aquel entonces bajo el nombre de Arusitys, supuso el retorno de Arús a la televisión nacional después de 16 años de éxito a escala autonómica, con Arucitys. La fórmula que se planteaba en este salto a Atresmedia, rubricado tras mantener negociaciones también con Mediaset, era en esencia la misma de aquel: una tertulia desenfadada sobre la actualidad, salteada con una larga lista de secciones de amplio espectro (de las puramente informativas al zapping y comentario de sociedad, pasando por meteorología, sucesos y humor, así como el zapping de vídeos).

La diferencia entre la mecánica de ambos espacios era mínima, podría decirse que simbolizada por ese cambio de letra del título, y que derivaría en una reclamación económica de 8tv por el parecido entre las marcas que llevó, ya en su segunda temporada en laSexta, a adoptar el consolidado Aruser@s. Sin embargo, estaba por ver cómo se asentaba una propuesta así, de fiabilidad probada en las tardes de una emisora de ámbito catalán, en una cadena estatal y en un horario tan competido como el matinal.

Más cercano a un morning show de radiofórmula musical en espíritu, Aruser@s irrumpía en un escenario marcado por la competencia entre El programa de AR (Telecinco) y Espejo Público (Antena 3), con Los Desayunos de TVE en La 1 a cierta distancia. Es decir, planteaba el entretenimiento (salpicado, eso sí, por los partes informativos a cargo de la redacción de laSexta Noticias) frente a la información de actualidad.

Parecía un movimiento a la contra de la lógica televisiva, que ha priorizado el comienzo de las jornadas centrado en los grandes asuntos del día; aunque a la vez estaba plenamente justificado en términos de cadena: ahí estaba Al rojo vivo, marca sólida de laSexta, para tomar el pulso al día a partir de las 11:00 horas. “Vamos a hacer un buen tándem porque no vamos a pisarnos”, explicó Arús poco antes del lanzamiento.

“Sé que es difícil, pero el espectador tendrá la información de una emisión generalista y el entretenimiento más propio de un contenido alternativo. Los porcentajes los iremos viendo día a día”, respondía con cauteloso optimismo el director y productor del espacio. En efecto, los registros demostraron lo arduo de la propuesta: en su primera entrega, anotó una cuota del 5% y 130.000 espectadores (contaremos los datos del segundo tramo, el que se emite desde las 9:00 hasta las 11:00 horas), dos puntos por debajo de la media del canal (7.4%), y a amplia distancia de Telecinco, Antena 3 y La 1.

Desde el comienzo, se había insistido en la paciencia con la que se iba a tratar la propuesta, habida cuenta no solo de la dificultad de la franja, sino de la falta de costumbre sobre contenidos genuinamente pensados para esta franja matinal en laSexta, a menudo basada en reposiciones y redifusiones de programas. No obstante, los resultados empezaron a tomar cuerpo ya durante ese primer septiembre. El 3 de octubre, pasado un mes del estreno, el aún llamado Arusitys cosechaba un 6.7% y 165.000 espectadores; y apenas dos semanas después, el 16 de octubre, alcanzaba el 8.8% de cuota y 215.000 espectadores, en crecimiento constante. La progresión era más que apreciable y prosiguió durante todo el curso: el humorning, como acostumbran a llamarlo, se despidió por vacaciones con un 10.2% y 340.000 espectadores de media, clausurando el curso en datos muy superiores ya a los números típicos de laSexta, con el 9.6% de cuota. Unos datos, estos, que también colocaban a la oferta por encima ya de TVE, y que la aproximaban al Espejo Público de Antena 3. Una temporada después, el asalto a la segunda posición se consumará.

La fortaleza de una apuesta que hace comunidad

Cuatro años después de su lanzamiento, con cerca de 900 emisiones a sus espaldas, Aruser@s se ha convertido en el principal adversario de El programa de AR, al que ha llegado a disputar el liderato de la mañana en ocasiones. En su tercera temporada en laSexta, el programa se colocaba ya en el 16.8% de share y 395.000 espectadores. En las tres semanas que lleva de curso, promedia unos números muy similares, con un 16.4%, estando su tope hasta el momento en el 18.7% del pasado lunes 12.

Audiencias de 'Aruser@s' en el nuevo curso

Si algo demuestran las cifras es la buena salud de un formato que aporta una cierta sensación de relajo al público que sintoniza cada mañana con él. Los contenidos son livianos, por más que la actualidad se toque tangencialmente tanto en puntuales secciones como en las conexiones con la redacción de informativos, y la larga lista de secciones, cuya continua multiplicación constituye casi un running gag, ayuda a compartimentar lo suficiente el contenido como para que nada se alargue.

Lo cierto es que se ha ido construyendo esa sensación de continuidad eterna, a través de secciones básicas, desde el “campeonato de zascas” (donde se han popularizado personajes como el curso de Valdepeñas, con sus machadas y exabruptos) a los vídeos de curiosidades a menudo salidas de la India (“el grupo de whatsapp”, que sirve para crear un relato ficcionado que vincula los clips diarios en torno a unos hipotéticos protagonistas recurrentes). Pero, sobre todo, lo que ha hecho fuerte los cimientos de Aruser@s es la capacidad de generar un vínculo con los televidentes a través de su participación destacada.

Cada día, el programa se nutre de los vídeos y mensajes de los usuarios, que pueden ayudar a Marc Redondo a completar el parte meteorológico con sus vídeos; responder a las preguntas de Arús; y hasta convertirse en protagonistas de dedicatorias por cumpleaños o aniversarios. El vínculo se fundamenta también en la presencia de un amplio equipo que se ha mantenido casi intacto desde el comienzo, hace ahora cuatro años, y en buena parte de los casos desde la etapa en 8tv. El mismo hecho de que el programa también esté integrado por la propia familia de Arús y Angie Cárdenas, refuerza esa sensación de familiaridad y confianza.

En su versión Weekend, todo el clan repite en sus labores, aunque también se amplía. El locutor radiofónico Xavi Rodríguez se suma al equipo del programa, en su regreso a primera línea televisiva, mientras que se añaden nuevas secciones que contarán con profesionales como Toni de la Torre, Montse Vidal, Evelyn Segura, Marta Altarriba y Andrés Guerra.

El problema de trasladar el morning show a otra franja

La mañana favorece una aproximación relajada y casi conversacional, aunque está por ver si esa fórmula tiene encaje en otra franja donde precisamente los contenidos, y la misma atención del público, se dispersa. ¿Puede ese esquema trasladarse a otra franja? El ejemplo más reciente plantea importantes dudas.

Arusitys Prime fue el primer intento del equipo de Arús por reformularse en otra franja, a finales de noviembre de 2019, y su resultado no fue positivo. En sí, debía ser un proyecto paralelo al de Aruser@s en laSexta, ocupando el horario estelar de los viernes en Antena 3. También tenía interés por tratarse de la vuelta a la noche de Antena 3 del showman, 25 años después de triunfar con ¡Al Ataque! y El Chou. En su caso, partía con un hándicap importante: la quinta noche de la semana está reservada en los últimos años para grandes espectáculos en el primer canal de Atresmedia, como La Voz y Tu cara me suena. En ese aspecto, la propuesta escénica, que mantenía las bases del matinal y al grueso de colaboradores, sumado a unos contenidos que se acercaban ligeramente al corazón ya extirpado de las noches en Antena 3, parecían advertir del error de estrategia.

Las audiencias lo confirmaron en las únicas dos entregas ofrecidas del formato, del que se habían firmado seis en total: en su debut, se conformó con 1.012.000 espectadores y un 9.1% de share, por debajo del estreno del filme Perfectos desconocidos en Telecinco. En su segunda y definitiva emisión, cayó hasta el 6.5% de cuota y apenas 673.000 televidentes. El objetivo era precisamente testar la capacidad de aguante en la noche y su viabilidad para dar margen de tiempo al estreno de Tu cara me suena 8. No obstante, estos planes se desdibujaron, centrándose Arús en el formato con el que se había consolidado de vuelta a nivel nacional.

Para cuando Arusitys Prime se estrenó, Aruser@s se encontraba en plena ascendencia, tras la primera temporada y apenas comenzada la segunda. Ahora, la situación es bien diferente, con el programa marchando a velocidad de crucero tras cuatro años en las mañanas. Desde luego, la marca está asentada y cuenta con un aval. La cuestión está en si la franja de las tardes da margen de mejora.

El bloque de programación vespertina de los sábado en las cadenas generalistas está en su mayor medida dominado por el cine, siendo Telecinco la única que de forma habitual ha operado con producción propia. Precisamente Aruser@s Weekend desembarca en un momento en el que Mediaset, en plena crisis de resultados, trata de desentrañar su oferta para este horario. Tras cancelar Viva la vida en julio, lanzó un sustituto estival, Ya es verano, que si bien ha servido como recambio veraniego no ha satisfecho las necesidades de audiencia y ha generado contenidos cuando menos cuestionables. Tan solo dos días antes de la puesta de largo en laSexta, Telecinco ya anunciaba el desarrollo de un nuevo formato para la franja con Emma García, quien había sido la cara de los fines de semana en el canal.

La nueva franja objetivo de laSexta

Aruser@s Prime parte con ventaja, tomando la delantera a ese futuro programa competidor, enfrentándose a otro que ya tiene fecha de caducidad. Ahora bien, su estrategia es análoga a la empleada por el segundo canal de San Sebastián de los Reyes para la tarde del domingo, donde ya hay otro magacín maratoniano enlazando ediciones de los informativos. Hablamos de La Roca, que estrenó solo una semana antes su segunda temporada.

El espacio conducido por Nuria Roca llegó en octubre de 2021 a relevar a Liarla Pardo (ante los movimientos de sillas del canal, que llevaron a Cristina Pardo a Más vale tarde), y su engarce con la audiencia no ha sido el mismo que aquel: las cifras de su primer curso fueron mejorables, entre el 4% y 5% de share. Sin grandes expectativas, el segundo curso comenzaba el domingo 11 con un 3.2% de share y 302.000 espectadores, lejos de Ya es verano, así como del Multicine de Antena 3 y de las sesiones cinematográficas de La 1 y Cuatro.

En el peor de los casos, lo que se demuestra por parte de laSexta es paciencia con respecto a esta apuesta, una paciencia que como mínimo debería contagiarse también a un Aruser@s Weekend que parte con trabajo hecho de fidelización en torno a su sello. A diferencia del prime time, unos malos datos en su premiere no deberían condenarlo de forma temprana, como tampoco lo fueron en su día en el lanzamiento matinal. La cuestión será si son capaces de repetir su misma trayectoria ascendente en un horario menos agradecido. La presión de la comparativa, de mantener su propio ritmo, es la que habrán de resistir.

Etiquetas
stats