Análisis especial audiencias

La audiencia en diferido, el "luego lo veo" del público que condiciona los datos lineales

'MasterChef' y 'Castamar', los reyes del diferido

Ya no resulta necesario incidir en que durante los últimos años ha cambiado la forma de consumir series y televisión. Todos los protagonistas del sector audiovisual (plataformas, cadenas, productoras, actores, presentadores...) están de acuerdo en que la importancia de la emisión en diferido es cada vez mayor. Y eso no quiere decir que las audiencias lineales sean menos relevantes, sino que se complementan con el consumo a la carta.

Sin embargo, su medición e información es más difícil. En el caso de las audiencias lineales, hay acuerdo (principalmente, entre anunciantes y cadenas) para aceptar el sistema de medición por audímetros de Kantar Media. Y por eso cada día los datos que recogemos en verTele son aceptados por todo el sector. En el caso de la audiencia en diferido, suele considerarse los siete días posteriores a la emisión de un contenido.

Se da una semana de margen que, efectivamente, permite hacerse una idea del tirón en diferido. Pero eso no supone que se haya acabado (puede seguir viéndose después, en el octavo día, o meses y hasta años más tarde), o que sea todo el diferido (por poner un ejemplo, La Cocinera de Castamar va por su capítulo 12 en Atresplayer Premium, por el 5 en abierto en Antena 3, y también por el 5 en Netflix, donde se sitúa en el top-3 de lo más visto en España). Es decir, las audiencias en diferido son más bien orientativas, y como decimos permiten hacerse una idea.

En cualquier caso, los datos en diferido permiten realizar un análisis para comprender por qué, por unos u otros motivos, el pública "busca" determinados formatos para poder verlos a la carta, y éstos suman a sus audiencias lineales lo que le aporta su éxito en diferido.

'MasterChef' y 'Castamar', reyes del diferido

Si antes teníamos que "elegir" qué ver por la noche y descartar las otras ofertas, ahora sólo tenemos que "priorizar" sabiendo que las otras opciones podremos verlas más tarde. En ese sentido, Telecinco y sus ofertas suelen ser la opción prioritaria de los españoles (por eso lidera las audiencias lineales desde hace 32 meses), mientras que al repasar el ránking de lo más visto en diferido durante el mes de abril elaborado por la consultora Dos30' la palma se la llevan dos formatos de TVE y Antena 3.

MasterChef es el programa más visto en diferido. El talent culinario de La 1 se emite en la noche de los martes, donde compite contra la líder Mujer en Antena 3, y pelea también con Supervivientes: Tierra de nadie en Telecinco y Cuatro. A eso suma su larga duración, que le hace terminar más allá de la una de la madrugada, lo que según demuestran los datos en diferido hace que muchos fans prefieran ver sus galas en otro momento, sin tener que trasnochar. Sus tres galas se sitúan en el top-7 mensual en diferido, sumando otros 663.000, 618.000 y 554.000 espectadores, para un total que supera los 2,1 millones si lo añadimos a su audiencia lineal.

Los otros cuatro puestos de ese top-7 están ocupados por los cuatro capítulos de La cocinera de Castamar emitidos en abril en Antena 3. Al ofrecerse en la noche del jueves, la audiencia lineal prioriza la gala principal de Supervivientes en Telecinco, pero luego no se pierde sus episodios hasta convertirla en la serie más vista en diferido. Así suma 653.000, 620.000, 582.000 y 554.000 espectadores, y de esta forma alcanza el preciado listón de los 2 millones de seguidores junto a los datos lineales.

Es también relevante señalar la fuerza en diferido de Lo de Évole en laSexta, así como de las series Estoy Vivo y Cuéntame cómo pasó en La 1, que viven su peor momento en lineal pero al sumarle estos datos alcanzan los 1,2 y 1,9 millones de seguidores, respectivamente. Por este motivo, y junto a los grandes datos de MasterChef, La 1 demuestra que no es la cadena prioritaria para ver en directo, pero que el público sigue apoyando sus ofertas en diferido.

Puede sorprender, igualmente, que Telecinco no tenga mucha presencia en este apartado de las audiencias. De hecho, su emisión con más consumo en diferido es la visita de Rocío Carrasco al plató de su docuserie, con 393.000 espectadores que son casi la mitad que los puestos más altos del ránking. Sin embargo, la razón ya ha sido explicada: el público prioriza ver en directo, en lineal, los realities y formatos de Telecinco, y por eso no necesitan tanto verlos luego en diferido. Así se explica que por ejemplo Supervivientes, el formato televisivo más fuerte de la actualidad, tenga una presencia testimonial en diferido: porque el público ya lo ve en directo, en lineal.

Etiquetas
stats