Contundente reflexión de la escritora

Margaret Atwood, autora de 'El cuento de la criada', critica la posible derogación del aborto en USA: “El parto forzado es esclavitud”

Margaret Atwood, en una imagen de archivo

La escritora Margaret Atwood, conocida en el terreno televisivo por ser la autora de El cuento de la criada y Alice Grace, se ha posicionado en contra del gran cambio que planea llevar a cabo el Tribunal Supremo estadounidense en relación al derecho al aborto.

El alto tribunal, de mayoría conservadora por los nombramientos que hizo en su momento la Administración Trump, está dispuesto a revocar la histórica sentencia de 1973 Roe v Wade que consagró al aborto como un derecho en Estados Unidos. Según el borrador de sentencia publicado hace unos días por la prestigiosa web Politico, al menos cinco de los nueves jueces de la corte están dispuestos a revocar dicha sentencia. De ahí que figuras tan vinculadas al movimiento feminista como Atwood hayan alzado la voz ante cualquier postura que amenace el derecho al aborto.

En este sentido, The Guardian ha aprovechado la filtración del borrador del tribunal estadounidense para publicar un fragmento editado de Burning Questions, el último libro de ensayos de Atwood, en el que la autora hace una contundente reivindicación del poder de la mujer para decidir sobre su cuerpo y su vida. “Las mujeres que no pueden tomar sus propias decisiones sobre si tener o no bebés están esclavizadas por el Estado, que reclama la propiedad de sus cuerpos y el derecho de dictar el uso que se debe dar a sus cuerpos”, escribe la autora en su última publicación, a la venta desde el pasado mes de marzo.

“La única circunstancia similar para los hombres es el reclutamiento en el ejército. En ambos casos, existe riesgo para la vida del individuo, pero al recluta del ejército al menos se le proporciona comida, ropa y alojamiento. Incluso los delincuentes en las cárceles tienen derecho a esas cosas. Entonces, si el Estado exige el parto forzoso, ¿por qué no debería pagar la atención prenatal, el nacimiento en sí, la atención posnatal y, en el caso de los bebés que no se venden a familias más ricas, el costo de criar al niño?”, se pregunta Atwood.

“Un regalo que no puede ser rechazado no es un regalo”

Para la autora, la cosa cambia si se tiene el bebé de forma voluntaria. Entonces “el bebé es un regalo dado por la vida misma”, aunque “para ser un don, una cosa debe ser gratuitamente dada y gratuitamente recibida”. “Un regalo también puede ser rechazado. Un regalo que no puede ser rechazado no es un regalo, sino un síntoma de tiranía”, asegura Atwood. Así pues, la escritora defiende que “nadie está obligando a las mujeres a abortar”, pero “tampoco nadie debe obligarlas a dar a luz”. “Hagan cumplir el parto forzado si lo desean, pero al menos llamen a eso hacer cumplir por lo que es. Es esclavitud: el reclamo de poseer y controlar el cuerpo de otra persona, y beneficiarse de ese reclamo”.

Las palabras de Atwood no solo las de una figura cualquiera. Gracias al éxito de la adaptación televisiva protagonizada por Elizabeth Moss en Hulu, su novela distópica El cuento de la criada, publicada por primera vez en 1985, se ha convertido en un símbolo de la causa feminista. Hasta el punto de que en multitud de manifestaciones en favor de los derechos de las mujeres, ya sean en Estados Unidos o en otras partes del mundo, se han visto manifestantes vestidas como las protagonistas de la historia. Y eso incluye las protestas de este pasado domingo frente al Capitolio.

Etiquetas
stats