Telecinco

Avilés fue expulsado de 'Viva la vida' por Emma García: “Vete a airearte”

Avilés, en 'Viva la vida'

“¿Vienes como un cabestro o como una persona normal para debatir?”. Así de directa fue Raquel Bollo este domingo en Viva la vida, antes de dirigirse a José Antonio Avilés. Los colaboradores tenían versiones diferentes sobre una supuesta llamada entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja, que motivó el inicio del enfrentamiento entre ambos. En su ya habitual tono y costumbre de interrumpir a sus compañeros en plató, el exconcursante de Supervivientes, llegó a asegurar que se estaba “mordiendo la lengua”.

Avilés y 'Viva la vida', cuando la mentira y la bronca (y jugar con ellas) valen por la audiencia

Avilés y 'Viva la vida', cuando la mentira y la bronca (y jugar con ellas) valen por la audiencia

Avilés insinuó que Bollo había mentido por una información que ella le había comentado, fuera de cámaras, “en el coche de producción de camino a Atocha”. Gritando, expuso que “si queremos poner las cartas encimas de la mesa, las ponemos”.

Emma García intervino entonces para tratar de poner orden, indicando que sería ella quien concediera los turnos de palabra, “y en un tono normal, que acabamos de empezar y nos quedan cinco horas por delante”. En efecto, apenas habían transcurrido veinte minutos de la entrega, cuando el ambiente ya estaba caldeado.

Solamente unos segundos después, la presentadora volvió a incidir en que “no vamos a continuar así”. “O mantenemos los turnos o empiezo a cortar micros”, advirtió. Finalmente optó por cambiar de tema, en vista de que la capacidad de escucha dentro del programa estaba siendo nula. “No es justo”, se quejó Avilés. “Lo que es justo o no lo decido yo”, respondió, “¿te parece bien?”. El colaborador volvió a enfrentarse a su compañera, momento en el que García decidió cortarle tajante. “Vete a airearte, por favor”, le pidió y éste abandonó el plató.

“No me hace ninguna gracia que hablemos todos a la vez”, lamentó, “pero no por mi, sino por los espectadores que están en casa. A mí no me agredís, es al que está en casa y quiere enterarse de lo que ocurre. Así es imposible”. “Sobre todo con el lío que me monta éste”, añadió señalando la silla vacía de Avilés, que más tarde acabaría regresando.

Etiquetas
stats