Crónica Vertele

'Bake off': la influencer Steffana se queda a las puertas de la final

'Bake off': la influencer Steffana se queda a las puertas de la final

La semifinal de Bake off dejó a las puertas a Steffana, la influencer que durante las primeras semanas se había alzado como una de las favoritas para ganar el talent de Cuatro.

'Bake Off' alarga la agonía de los concursantes con su enemiga en la carpa una semana más

'Bake Off' alarga la agonía de los concursantes con su enemiga en la carpa una semana más

Dos cocinados poco acertados y una estrategia de David la dejaron sin posibilidades de optar al premio final.

Por lo que el estudiante, Alba y Jorge son los concursantes que lucharán por convertirse en el mejor pastelero amateur del programa.

Prueba de autor con el brillo de Jorge

En el primer reto cada pastelero tuvo que elaborar un suflé, una elaboración delicada en la que tuvieron que demostrar hasta qué punto controlan la técnica del horneado.

Pero la semifinal no empezaba bien porque ninguno lograba levantar el suflé. David no controló sus nervios, ni aguantó la presión y no convenció al jurado con su resultado. Algo parecido le ocurrió a la influencer que hizo un plato que “no sabía a nada”.

Mientras que Alba sí que tuvo el acierto tanto en el sabor y en el olor, y Jorge también convenció.

La prueba técnica que dio un giro al ranking

El siguiente extremó la dificultad al tener la libertad absoluta para deslumbrar al jurado creando una versión propia de la tarta de crepes.

David y Steffana necesitaban ser los mejores porque habían fallado la anterior y lo lograron. La influencer entregó una tarta con corte homogéneo con buena presentación pero “sin sabor, con grumos y falta de trabajo”. Mientras que al estudiante le alabaron el riesgo.

En cambio, Alba no acertó en el relleno, aunque sí presentó algo “dorado y apetitoso”. Algo que no tuvo Jorge que no convenció al jurado con una butter cream mal hecha.

Prueba ‘Wow’ con una ventaja que expulsó a Steffana

En la última prueba, los concursantes tuvieron que preparar un postre que desafiara a la gravedad, con un efecto visual de suspensión y comestible al 100%.

David, que obtuvo en el pasado domingo el último delantal azul de esta edición, tuvo la ventaja de detener el cocinado de cualquiera de sus compañeros durante 15 minutos antes de que terminara el tiempo. Algo que utilizó contra Steffana cuando estaba en su momento más bajo ya que el postre no le estaba resultando.

Ella se derrumbó al intuir que esa decisión la dejaba a las puertas de la final y echó en cara a su compañero que le quisiera “patear rápido”.

Aún así, el jurado tuvo que hacer la última valoración en la que David había arriesgado sin atino, Alba hizo una tarta increíble pero otra “fea por dentro y por fuera”, Steffana entregó otra “repulsiva” y solo Jorge consiguió lo que habían pedido: “Un triple wow”.

Por ello y tras la deliberación, el programa decidió que fuera la influencer la que se quedara a las puertas de la final: “Di todo lo que pude y quiero agradecer por cada crítica que nos dieron. No se imaginan lo que nos han ayudado. Estoy segura de que me voy a dedicar a esto y lograré abrir esto”, dijo mientras se secaba las lágrimas y abandonaba la carpa.

Etiquetas
stats