La cadena acata la sentencia

BBC indemnizará al presentador que se lesionó en su programa de ciencia

Jeremy Stansfield en la prueba en la que resultó lesionado

Redacción

BBC tendrá que indemnizar con 1,6 millones de libras (aproximadamente 1.869.000 euros) a un famoso presentador de televisión británico que sufrió importantes lesiones mientras realizaba un experimento en su programa de ciencia en 2013.

Boris Izaguirre relata la agresión homófoba que sufrió en el cine: "Me quité la sangre y vi la película"

Boris Izaguirre relata la agresión homófoba que sufrió en el cine: "Me quité la sangre y vi la película"

Jeremy Stansfield ejerció como "maniquí de prueba de choque" en una de las actividades del programa Bang Goes Theory, emitido entre 2009 y 2014. El presentador iba a comprobar cómo cambia la seguridad de los asientos para niños dependiendo de su orientación. Para ello se realizaron dos choques contra una barra que simulaba ser un poste del tendido eléctrico.

El tribunal ha concluido que Stansfield sufrió lesiones en el cerebro, en la columna vertebral y en el sistema audio-vestibular como consecuencia de los fuertes impactos que recibió. "Si bien ninguna de las lesiones físicas fue particularmente grave, el efecto combinado junto con una reacción psiquiátrica ha causado una constelación de síntomas y problemas que han producido un deterioro significativo en el funcionamiento del demandante", considera la jueza.

El presentador sostiene que estas lesiones le impidieron continuar con su actividad profesional y, como consecuencia, habría dejado de percibir casi cuatro millones de libras, según la BBC. En cambio, la cadena alegó que las lesiones no fueran de tal importancia: "Poco más que una lesión moderada por latigazo cervical con síntomas depresivos podría atribuirse correctamente a las pruebas de choque, ya que sólo daría lugar a daños modestos".

La jueza ha determinado que las lesiones, en su conjunto, "descarrilaron la exitosa carrera televisiva del demandante, así como restringir su goce de la vida en general", informa el periódico Independent. Además, se indica en la sentencia que la televisión pública británica buscó asesoramiento para realizar la prueba en condiciones seguras pero, pese a que fue advertida de los riesgos, siguió adelante con sus planes: "Debo decir que me sorprende que alguien pensara que este ejercicio era una idea sensata", indica la jueza.

La BBC acata la sentencia y ha acordado compartir la responsabilidad y el perjuicio económico ocasionado a Stansfield.

Etiquetas
stats