El inicio del 2017 llegó con una polémica debajo del brazo para Robbie Williams. El controvertido cantante intervino en la gala de la BBC y un gesto que hizo durante su actuación se ha viralizado entre críticas.

Fue después de que el exlíder de Take That decidiese bajarse en mitad del show para mezclarse con sus fans. Tras ello, regresó a su posición sobre el escenario, y lo primero que hizo, como mostraron las cámaras, fue echarse desinfectante en las manos.

Las imágenes no tardaron en viralizarse, con la interpretación mayoritaria de críticas a Robbie Williams por tener que “limpiarse” tras tocar a sus propios seguidores, y tras tomar él mismo la determinación de bajar al público.

Etiquetas
stats