Análisis

BeMad le pilla el punto al cine: así ha impactado la reformulación del canal más joven de Mediaset en audiencias

Cine en abierto, gratis y en alta definición. Este era el eje central de la reformulación completa de BeMad que se implantó el pasado 1 de septiembre. El canal más joven de Mediaset España volvía a emprender una operación de branding a fin de encontrar una identidad propia dentro del mundo de la TDT, tras haber quedado reducida a expositor de reposiciones de los programas del grupo de comunicación.

Be Mad se transforma en un canal de cine tras seis años a la sombra a base de reposiciones

Más

Han pasado tres meses desde que la compañía decidiera traducir ese Mad del nombre como una locura exclusivamente cinematográfica, tal y como evidencia el eslogan principal de la cadena, “Locos por el cine”. Tres meses en los que el cambio de parámetros ha implicado un nuevo panorama y una nueva competencia más ambiciosa. De haberse reducido a un canal más o menos marginal en su última etapa, pasaba a aspirar a plantar cara a los canales contenedores de cine, con Paramount Network en la mirilla.

El nuevo escenario (y ambición) de BeMad

El canal en abierto de Paramount Global, inaugurado en 2012 en España, se planta como su Goliat particular en un escenario donde también se cuentan otras marcas especializadas de menor alcance como BOM Cine, propiedad de Squirrel Capital, conglomerado que incluye a Vértice 360, cuyo catálogo nutre al canal, y que se distribuye en Madrid, Andalucía, Valencia y Murcia a través de licencias autonómicas. Todo ello, sin olvidarnos de otros canales temáticos que también han hecho del cine un pilar de sus parrillas: véase el caso de Neox, en Atresmedia, pero también de Mega, que en noviembre apostó por aumentar la presencia de películas en su programación, de Trece.

Para este nuevo escenario, BeMad se nutría de los acuerdos que con los años había sellado Mediaset con grandes estudios como Disney, Warner o Universal, así como con A contracorriente a nivel español (fruto del cual se encuentra también el canal A Contra+ disponible dentro de Mitele Plus), lo que aportaba un amplio catálogo de largometrajes de los que disponer. Pero más allá de la librería de títulos, el valor diferencial y principal punto a favor de la cadena está en su oferta en alta definición.

Recordemos que BeMad nace cuando, en 2015, el gobierno de Mariano Rajoy convocó un concurso de frecuencias de TDT. Esta llegaba un año después del cierre de nueve canales de mayo de 2014 por orden del Tribunal Supremo, tras haber sido adjudicados sin concurso público por el Gobierno de Zapatero, y afectó precisamente a Mediaset, que se despidió de La Siete y Nueve, y a Atresmedia, que perdió Nitro, Xplora y laSexta 3, siendo este último la cadena temática de cine de la operadora. De las seis nuevas licencias adjudicadas 2015, tres eran en HD, y fueron a parar en el caso de Mediaset a este BeMad y en Atresmedia a Atreseries, su marca de ficción (Real Madrid TV se hizo con la tercera).

Así, el grupo de Fuencarral disponía de una frecuencia en 1080p que en un primer momento parecía destinada a convertirse en un canal divulgativo, un “Discovery Max particular” con contenidos de producción propia, pero que fue perdiendo ese papel para quedar relegado a soporte. La apuesta por el cine permitía aprovechar las posibilidades de la alta definición y, además, recuperar un hueco especializado como el que laSexta 3 tuvo en su día.

La estrategia tenía pleno sentido, por lo tanto. ¿Lo han refrendado los datos? Si comparamos los registros que BeMad ha anotado mensualmente a lo largo de 2022, se evidencia con meridiana claridad el acierto.

El impacto positivo del cine en BeMad

Entre enero y agosto, BeMad promedia una cuota de pantalla del 0.6%, habiendo estado su pico máximo en el 0.8% de agosto y su valle en el 0.5% que se repite en marzo y en mayo. Frente a eso, desde septiembre la cadena se mantiene firme en el 0.9%. Es decir, supera en tres décimas la media de los ocho meses previos. Del mismo modo, también supera en tres décimas los números que cosechó en septiembre, octubre y noviembre de 2021.

  • Media de enero a agosto: 0.6%
  • Media de septiembre a noviembre: 0.9%
  • Media de enero a noviembre: 0.7%

Cumplido el primer objetivo de relanzar la marca con su reconversión en contenedor cinematográfico, conviene revisar cómo ha afectado, si acaso lo ha hecho, al mercado de canales de esta rama.

Cabe decir que el modelo a batir, Paramount Network, ha experimentado una bajada en sus prestaciones habituales durante los últimos tres meses, los que han tenido a BeMad presentando batalla. En agosto, el último mes de la anterior configuración del de Mediaset, el canal de Paramount anotaba un 1.6% de cuota, doblando el registro de aquel; durante los dos meses siguientes, el canal marcaba un 1.5%, mientras que noviembre, el dato caía al 1.3%, el más bajo del año.

Curiosamente, las cifras de estos tres meses experimentaban una bajada de tres décimas con respecto a los resultados de estos mismos tres periodos en 2021. Y eran tres décimas las que ha ganado a la par BeMad durante esos tres meses, con respecto a 2021. Aunque es aventurado simplificar el análisis, parece evidente que, al menos en sus primeros compases, Paramount Network ha notado el impacto del (no tan) nuevo canal.

En todo caso, la terna de canales cinematográficos no ha cambiado, estando Paramount Network valiéndose de su solidez y veteranía para mantener las distancias y seguir en cabeza.

Paramount Network, aún a distancia

Pese a los avances, a BeMad aún le queda trecho por recorrer antes de poder competir de tú a tú con Paramount Network. Para muestra, los datos de las emisiones más vistas de cada una de las cadenas durante estos últimos tres meses, facilitados por la consultora GECA. Estos nos permiten comprobar la distancia que separa a ambas a juzgar por el número de espectadores totales. Pero, aún más, nos hacen comprobar que aun con el impacto positivo de la reformulación, BeMad sigue aún en periodo de transición.

Y decimos esto porque las dos emisiones que más público han contado en el canal no corresponden al cine, sino a dos partidos del Eurobasket 2022, campeonato que ofreció Mediaset y del que, como en ocasiones anteriores, BeMad sirvió como alojamiento para los encuentros con menor interés y sin cabida en Telecinco y Cuatro. Se tratan de los partidos de cuartos de final que enfrentaron a Eslovenia y Polonia (14 de septiembre, 1ª posición) y Alemania y Grecia (13 de septiembre, 2ª).

El honor de ser la película más vista hasta el momento en BeMad le corresponde a Los profesionales, el fabuloso western de Richard Brooks, protagonizado por Burt Lancaster, Claudia Cardinale, Lee Marvin, Robert Ryan y Woody Strode. En su emisión del 12 de noviembre en prime time, dejó 248.000 televidentes y un 2.2% de cuota de pantalla.

A continuación, se encuentra Huida del planeta de los simios, tercera película de la franquicia El planeta de los simios que el canal ha ofrecido de forma completa en no pocas ocasiones desde septiembre. La emisión destacada corresponde a la tarde del 9 de octubre (20:35 horas), y se rubricó con 237.000 espectadores (1.7%). Por último, la tercera película más vista es Max Payne, la adaptación del videojuego homónimo liderada por Mark Wahlberg, que se emitía este mismo miércoles 30 de noviembre en horario estelar (228.000 espectadores, 1.7%)

Frente a estas, lo más visto de estos últimos tres meses en Paramount Network ha tenido la cara de Eddie Murphy: Superdetective en Hollywood III y Superdetective en Hollywood II ocupan los dos primeros puestos del ranking, con 373.000 (2.9%) y 355.00 espectadores (2.8%). La primera Superdetective en Hollywood se quedaba en cuarto lugar, por detrás de La hija del general de Simon West, con 301.000 espectadores (3%). Las tres se emitieron sucesivamente en una misma jornada, el 16 de octubre, desde la sobremesa hasta el prime time.

Las cifras que cosechan estas permiten señalar la diferencia entre canales. La décima emisión más vista del trimestre en Paramount, la familiar Dos por el precio de una (13 de noviembre, 17:00 horas) anotaba una audiencia media de 264.000 televidentes, un número del que se queda cerca Los profesionales en BeMad.

Pese a todo, la locura por el cine de Mediaset parece que no será un simple arrebato, a juzgar por lo expuesto. Es más, parece garantizar un reboot más interesante de cara a 2023 para una cadena que había perdido su esencia. Teniendo en consideración la etapa de transición a la que se enfrenta el grupo con la salida de Paolo Vasile y con la incertidumbre en torno a Telecinco, aún sumida en una crisis de resultados que se alarga ya un año, la efectiva reformulación de BeMad puede considerarse más que prometedora.

Cine en abierto, gratis y en alta definición. Este era el eje central de la reformulación completa de BeMad que se implantó el pasado 1 de septiembre. El canal más joven de Mediaset España volvía a emprender una operación de branding a fin de encontrar una identidad propia dentro del mundo de la TDT, tras haber quedado reducida a expositor de reposiciones de los programas del grupo de comunicación.

Be Mad se transforma en un canal de cine tras seis años a la sombra a base de reposiciones

Más

Han pasado tres meses desde que la compañía decidiera traducir ese Mad del nombre como una locura exclusivamente cinematográfica, tal y como evidencia el eslogan principal de la cadena, “Locos por el cine”. Tres meses en los que el cambio de parámetros ha implicado un nuevo panorama y una nueva competencia más ambiciosa. De haberse reducido a un canal más o menos marginal en su última etapa, pasaba a aspirar a plantar cara a los canales contenedores de cine, con Paramount Network en la mirilla.

El nuevo escenario (y ambición) de BeMad

El canal en abierto de Paramount Global, inaugurado en 2012 en España, se planta como su Goliat particular en un escenario donde también se cuentan otras marcas especializadas de menor alcance como BOM Cine, propiedad de Squirrel Capital, conglomerado que incluye a Vértice 360, cuyo catálogo nutre al canal, y que se distribuye en Madrid, Andalucía, Valencia y Murcia a través de licencias autonómicas. Todo ello, sin olvidarnos de otros canales temáticos que también han hecho del cine un pilar de sus parrillas: véase el caso de Neox, en Atresmedia, pero también de Mega, que en noviembre apostó por aumentar la presencia de películas en su programación, de Trece.

Para este nuevo escenario, BeMad se nutría de los acuerdos que con los años había sellado Mediaset con grandes estudios como Disney, Warner o Universal, así como con A contracorriente a nivel español (fruto del cual se encuentra también el canal A Contra+ disponible dentro de Mitele Plus), lo que aportaba un amplio catálogo de largometrajes de los que disponer. Pero más allá de la librería de títulos, el valor diferencial y principal punto a favor de la cadena está en su oferta en alta definición.

Recordemos que BeMad nace cuando, en 2015, el gobierno de Mariano Rajoy convocó un concurso de frecuencias de TDT. Esta llegaba un año después del cierre de nueve canales de mayo de 2014 por orden del Tribunal Supremo, tras haber sido adjudicados sin concurso público por el Gobierno de Zapatero, y afectó precisamente a Mediaset, que se despidió de La Siete y Nueve, y a Atresmedia, que perdió Nitro, Xplora y laSexta 3, siendo este último la cadena temática de cine de la operadora. De las seis nuevas licencias adjudicadas 2015, tres eran en HD, y fueron a parar en el caso de Mediaset a este BeMad y en Atresmedia a Atreseries, su marca de ficción (Real Madrid TV se hizo con la tercera).

Así, el grupo de Fuencarral disponía de una frecuencia en 1080p que en un primer momento parecía destinada a convertirse en un canal divulgativo, un “Discovery Max particular” con contenidos de producción propia, pero que fue perdiendo ese papel para quedar relegado a soporte. La apuesta por el cine permitía aprovechar las posibilidades de la alta definición y, además, recuperar un hueco especializado como el que laSexta 3 tuvo en su día.

La estrategia tenía pleno sentido, por lo tanto. ¿Lo han refrendado los datos? Si comparamos los registros que BeMad ha anotado mensualmente a lo largo de 2022, se evidencia con meridiana claridad el acierto.

El impacto positivo del cine en BeMad

Entre enero y agosto, BeMad promedia una cuota de pantalla del 0.6%, habiendo estado su pico máximo en el 0.8% de agosto y su valle en el 0.5% que se repite en marzo y en mayo. Frente a eso, desde septiembre la cadena se mantiene firme en el 0.9%. Es decir, supera en tres décimas la media de los ocho meses previos. Del mismo modo, también supera en tres décimas los números que cosechó en septiembre, octubre y noviembre de 2021.

  • Media de enero a agosto: 0.6%
  • Media de septiembre a noviembre: 0.9%
  • Media de enero a noviembre: 0.7%

Cumplido el primer objetivo de relanzar la marca con su reconversión en contenedor cinematográfico, conviene revisar cómo ha afectado, si acaso lo ha hecho, al mercado de canales de esta rama.

Cabe decir que el modelo a batir, Paramount Network, ha experimentado una bajada en sus prestaciones habituales durante los últimos tres meses, los que han tenido a BeMad presentando batalla. En agosto, el último mes de la anterior configuración del de Mediaset, el canal de Paramount anotaba un 1.6% de cuota, doblando el registro de aquel; durante los dos meses siguientes, el canal marcaba un 1.5%, mientras que noviembre, el dato caía al 1.3%, el más bajo del año.

Curiosamente, las cifras de estos tres meses experimentaban una bajada de tres décimas con respecto a los resultados de estos mismos tres periodos en 2021. Y eran tres décimas las que ha ganado a la par BeMad durante esos tres meses, con respecto a 2021. Aunque es aventurado simplificar el análisis, parece evidente que, al menos en sus primeros compases, Paramount Network ha notado el impacto del (no tan) nuevo canal.

En todo caso, la terna de canales cinematográficos no ha cambiado, estando Paramount Network valiéndose de su solidez y veteranía para mantener las distancias y seguir en cabeza.

Paramount Network, aún a distancia

Pese a los avances, a BeMad aún le queda trecho por recorrer antes de poder competir de tú a tú con Paramount Network. Para muestra, los datos de las emisiones más vistas de cada una de las cadenas durante estos últimos tres meses, facilitados por la consultora GECA. Estos nos permiten comprobar la distancia que separa a ambas a juzgar por el número de espectadores totales. Pero, aún más, nos hacen comprobar que aun con el impacto positivo de la reformulación, BeMad sigue aún en periodo de transición.

Y decimos esto porque las dos emisiones que más público han contado en el canal no corresponden al cine, sino a dos partidos del Eurobasket 2022, campeonato que ofreció Mediaset y del que, como en ocasiones anteriores, BeMad sirvió como alojamiento para los encuentros con menor interés y sin cabida en Telecinco y Cuatro. Se tratan de los partidos de cuartos de final que enfrentaron a Eslovenia y Polonia (14 de septiembre, 1ª posición) y Alemania y Grecia (13 de septiembre, 2ª).

El honor de ser la película más vista hasta el momento en BeMad le corresponde a Los profesionales, el fabuloso western de Richard Brooks, protagonizado por Burt Lancaster, Claudia Cardinale, Lee Marvin, Robert Ryan y Woody Strode. En su emisión del 12 de noviembre en prime time, dejó 248.000 televidentes y un 2.2% de cuota de pantalla.

A continuación, se encuentra Huida del planeta de los simios, tercera película de la franquicia El planeta de los simios que el canal ha ofrecido de forma completa en no pocas ocasiones desde septiembre. La emisión destacada corresponde a la tarde del 9 de octubre (20:35 horas), y se rubricó con 237.000 espectadores (1.7%). Por último, la tercera película más vista es Max Payne, la adaptación del videojuego homónimo liderada por Mark Wahlberg, que se emitía este mismo miércoles 30 de noviembre en horario estelar (228.000 espectadores, 1.7%)

Frente a estas, lo más visto de estos últimos tres meses en Paramount Network ha tenido la cara de Eddie Murphy: Superdetective en Hollywood III y Superdetective en Hollywood II ocupan los dos primeros puestos del ranking, con 373.000 (2.9%) y 355.00 espectadores (2.8%). La primera Superdetective en Hollywood se quedaba en cuarto lugar, por detrás de La hija del general de Simon West, con 301.000 espectadores (3%). Las tres se emitieron sucesivamente en una misma jornada, el 16 de octubre, desde la sobremesa hasta el prime time.

Las cifras que cosechan estas permiten señalar la diferencia entre canales. La décima emisión más vista del trimestre en Paramount, la familiar Dos por el precio de una (13 de noviembre, 17:00 horas) anotaba una audiencia media de 264.000 televidentes, un número del que se queda cerca Los profesionales en BeMad.

Pese a todo, la locura por el cine de Mediaset parece que no será un simple arrebato, a juzgar por lo expuesto. Es más, parece garantizar un reboot más interesante de cara a 2023 para una cadena que había perdido su esencia. Teniendo en consideración la etapa de transición a la que se enfrenta el grupo con la salida de Paolo Vasile y con la incertidumbre en torno a Telecinco, aún sumida en una crisis de resultados que se alarga ya un año, la efectiva reformulación de BeMad puede considerarse más que prometedora.

Cine en abierto, gratis y en alta definición. Este era el eje central de la reformulación completa de BeMad que se implantó el pasado 1 de septiembre. El canal más joven de Mediaset España volvía a emprender una operación de branding a fin de encontrar una identidad propia dentro del mundo de la TDT, tras haber quedado reducida a expositor de reposiciones de los programas del grupo de comunicación.

Be Mad se transforma en un canal de cine tras seis años a la sombra a base de reposiciones

Más

Han pasado tres meses desde que la compañía decidiera traducir ese Mad del nombre como una locura exclusivamente cinematográfica, tal y como evidencia el eslogan principal de la cadena, “Locos por el cine”. Tres meses en los que el cambio de parámetros ha implicado un nuevo panorama y una nueva competencia más ambiciosa. De haberse reducido a un canal más o menos marginal en su última etapa, pasaba a aspirar a plantar cara a los canales contenedores de cine, con Paramount Network en la mirilla.