El Hormiguero

Ben Stiller desveló el “efecto secundario” que provoca 'Separación', su nueva serie para Apple TV+

Ben Stiller y Adam Scott, en 'El Hormiguero'

Paula Hergar


Ben Stiller y Adam Scott entraron por videollamada a El Hormiguero para presentar su último proyecto junto, la serie Separación que ya puede verse en Apple TV. Actor y director explicaron que la nueva producción cuenta la historia de un equipo de empleados de una empresa que deciden someterse a un experimento para separar sus recuerdos. Estos, se dividirán en su vida antes del trabajo y en su vida laboral.

De hecho, Scott es el protagonista y da vida a Mark, un trabajador que, al verse inmerso en esta curiosa situación, comienza a preguntarse si realmente está bien. Por eso mismo le preguntó Pablo Motos, al hilo de la trama de la serie. Si al ser famoso, en ocasiones preferiría separar su trabajo de su vida personal. Pero el actor bromeó con que había logrado la fama ya mayor y que ahora no la quiere soltar.

Algo muy distinto a lo que le ocurrió a Stiller que creció en platós de televisión y con apenas ocho años obtuvo su primer papel. Eso sí, señaló que también hubo una época en la que trabajó de camarero hasta que le despidieron:

“Yo también trabajé recogiendo la cahcarrería en un restaurante, después ascendí a camarero pero me despidieron antes de irme yo. Cuando limpiaba las mesas me interesaba escuchar las conversaciones de la gente cuando servía, porque iba mucha gente famosa, era en Nueva York. Fui a cambiar un cenicero varias veces y me quedaba escuchando”, dijo entre risas.

Tras tantas preguntas relacionadas con la curiosa trama de la serie, Motos llegó ala conclusión de que era un “efecto secundario” de esa ficción, que sigas preguntándote cosas al apagar el televisor. Y Stiller lo confirmó: “Ese efecto secundario lo provoca la tecnología de Apple que te hace seguir pensando en la serie tras verla”, bromeó. Y añadió: “Ya sabes cómo son los de Apple”.

Pero tras las risas, el actor señaló que el mensaje que sí tenía Separación “es una metáfora de la vida, porque estamos aquí trabajando pero realmente no sabemos qué hacemos aquí. Y se le ocurrió a un guionista, cuando trabajaba en un almacén, y justamente no le gustaba su trabajo y deseaba desconectar esas horas”.

Etiquetas
stats