Salió libre en verano de 2021

Bill Cosby, a la espera de veredicto por un nuevo juicio por una agresión sexual ocurrida en los setenta

Bill Cosby, antes de entrar en prisión en 2018

Once meses después de quedar libre, Bill Cosby vuelve a estar sentado en el banquillo por otra acusación de agresión sexual. En este caso, por una que se remonta a mediados de los setenta, de la que Variety aporta las últimas novedades.

El escándalo de abusos sexuales de Bill Cosby, objeto de una inminente docuserie para Showtime

El escándalo de abusos sexuales de Bill Cosby, objeto de una inminente docuserie para Showtime

Se trata de una demanda civil presentada por Judy Huth, que acusa al otrora “padre de América” de haberla forzado a mantener relaciones sexuales con él cuando ella tenía 16 años, es decir, cuando era menor de edad. Cosby ha negado los hechos desde entonces, y lo ha vuelto a hacer durante el juicio iniciado ahora en la Corte Superior de California, del que se han procedido a escuchar los argumentos legales de las dos partes.

El jurado ha escuchado los argumentos de las dos partes

Jennifer Bonjean, abogada del artista, asegura que la demandante “no ha dicho la verdad relativa a numerosos asuntos importantes”. Se refiere al hecho de que Huth inicialmente afirmó, al interponer la denuncia, que los hechos habían sucedido en diciembre de 1974 durante una fiesta en la Mansión Playboy, si bien hace algunas semanas, poco antes de la vista, apuntó a que era ya 1975 cuando se produjo. “No creo que pueda creerse nada de lo que dice”, insistió la abogada al jurado.

También hay una alusión a un videojuego al que habrían jugado en la mansión, Donkey Kong, que no salió al mercado hasta 1981. Esto le sirvió a la letrada para dirigirse a Huth con una expresión muy vinculada a videojuegos: “Game over”.

“Esto no va sobre un juego. Tenga un poco de respeto hacia alguien que fue agredida sexualmente”, replicó rápidamente el abogado de la acusación, Nathan Goldberg, que pidió al jurado que hicieran “plenamente responsable” a Cosby de los actos que se enjuician.

Huth pide una compensación por el estrés emocional que sufrió cuando en 2014 saltaron a los titulares las múltiples acusaciones contra Cosby, de similar orden, y también en 2018, cuando se condenó al actor a prisión. “Han sido cuatro años de miseria para ella. ¿Qué valor tiene eso? ¿1 millón al año, 2 millones?”.

El jurado empezará este mismo jueves las deliberaciones de cara al veredicto, que vuelve a poner en la picota a un Cosby, por cierto, ausente en las jornadas.

La anterior condena a Cosby se anuló por un defecto de forma

Cosby se había convertido en el primer famoso encarcelado en la era del movimiento “MeToo”. Había cumplido casi tres años de una sentencia de diez por abusos sexuales. Había sido declarado culpable de haber drogado y agredido sexualmente a Andrea Constand, una exjugadora de baloncesto, en 2004.

No obstante, la Corte Suprema de Pensilvania anuló a finales de junio de 2021 su condena, aduciendo un defecto de forma; es decir, por incumplimiento de algún requisito formal. En marzo, el Tribunal Supremo rechazó revisar esta decisión.

Aparte del caso por el que fue juzgado en 2018 y de este en pleno procedimiento, son más de 60 mujeres las que acusaron al comediante de abusar sexualmente de ellas entre los años 1960 y 2000. De ellas, 41 han asegurado además que el intérprete las drogó para posteriormente llevar a cabo la violación.

Este mismo año, Showtime estrenó la docuserie We Need to Talk About Cosby. Dirigido por por W. Kamau Bell, esta producción de cuatro episodios para Showtime pondera la influencia de Cosby en la cultura estadounidense contemporánea como su caída en desgracia.

Etiquetas
stats