VÍDEO

Blas Cantó ya ha grabado su 'actuación de seguridad' para Eurovisión 2021, pero confía en estar en su escenario

Blas Cantó ya ha grabado su 'actuación de seguridad' para Eurovisión 2021

Redacción

Blas Cantó ya ha grabado la 'actuación de respaldo' de Voy a quedarme para Eurovisión 2021. O lo que es lo mismo, la 'actuación de seguridad' que la UER y las emisoras neerlandesas NPO, NOS y AVROTROS han pedido a cada país participante para emitir en caso de que no puedan viajar en mayo a Róterdam, o tengan que guardar cuarentena en la ciudad anfitriona, como consecuencia del coronavirus.

'Rocío' en Telecinco, la inesperada (y aplaudida) promoción de Eurovisión 2021

'Rocío' en Telecinco, la inesperada (y aplaudida) promoción de Eurovisión 2021

Con esta medida, la Unión Europea de Radiodifusión busca garantizar la celebración del certamen independientemente de la evolución de la pandemia, si bien la misma influirá en la manera de proceder. Si dicha evolución es favorable, los países participantes estarán en disposición de actuar en el Rotterdam Ahoy el próximo mes de mayo ante 3.500 eurofans, como así ha autorizado el gobierno neerlandés. En cambio si la crisis sanitaria empeora, la organización de Eurovisión 2021 tendrá que hacer uso de estas 'actuaciones de seguridad' por cada país ausente en la sede de esta edición.

En lo que respecta a Blas Cantó, su actuación ha sido grabada en el Estudio 5 de Prado del Rey bajo la puesta escena creada por su director artístico, Marvin Dietmann. El escenógrafo ha adaptado el concepto de la puesta en escena de Voy a quedarme al escenario español, incluyendo cambios con respecto a la actuación de Destino Eurovisión, informa RTVE en su web.

"Marvin y yo seguimos trabajando en las ideas, cambiando cosas, imaginando. En el escenario del backup (actuación de seguridad) hemos plasmado la misma idea que teníamos para el festival, pero amoldándonos al espacio y otros elementos. Sin embargo, estamos contentos de poder ir a Róterdam para mostrar todo lo que llevamos en la cabeza, todo lo que tenemos dentro. La canción llegará a su máxima expresividad en el escenario de Eurovisión", ha afirmado Cantó.

Blas Cantó graba 'la copia de seguridad' de "Voy a quedarme"

Los coros, uno de los puntos clave de la actuación

Uno de los aspectos en los que están trabajando es la posición del coro en el escenario de Eurovisión. Voy a quedarme es una balada intimista centrada en la historia y la voz de Blas, pero al cantante le gustaría contar con su equipo sobre el escenario: "El coro está haciendo un trabajo increíble. Suenan espectacular. Hay momentos en los que me gustaría tenerlos más cerca porque somos un equipo, pero lo más importante es ubicarlos en el mejor lugar y hacer crecer la canción, llevarla a otro nivel".

Este año, los organizadores del certamen europeo han dado la posibilidad de poder mezclar las voces con coros pregrabados además de tener los coristas 'en vivo'. "Eso es algo muy habitual hoy en día en la industria de la música. Actualiza el formato y hace crecer Eurovisión", ha añadido el candidato español.

Ana María Bordas, jefa de la delegación de RTVE, ha reconocido que esta medida supone un reto para el equipo, pero están orgullosos del trabajo realizado y satisfechos con el resultado: "Blas ha estado perfecto de voz en la grabación y muy cómodo con la escenografía. Llevamos un gran artista, la balada es preciosa y hemos trabajado mucho, por lo que creo, espero y deseo que quedemos en un buen puesto el 22 de mayo".

Esta medida del backup no sólo asegura la celebración del festival, sino que supone un alivio para los artistas y delegaciones que llevan trabajando en las candidaturas durante meses. Los responsables han señalado que esperan no tener que utilizar esta grabación y que todos los participantes puedan estar en el Rotterdam Ahoy, al que asistirá público con aforo reducido.

"Sabemos que esto supone un esfuerzo extra para las delegaciones, pero es bueno ver que se lo han tomado muy en serio porque puede que estas sean las actuaciones que juzgue el público y los jurados internacionales del programa", ha señalado el jefe del concurso Twan van de Nieuwenhuijzen.

Tres actuaciones en una hora bajo vigilancia de la organización

La UER ya ha recibido las 39 'copias de seguridad', realizadas "en directo" desde diferentes partes del mundo y sin edición de sonido ni imagen. Cada sesión de grabación ha tenido un tiempo límite de 60 minutos y los artistas han realizado hasta tres actuaciones. "Luego está en manos del representante y la delegación elegir la mejor toma y nos envíen cada archivo de audio y vídeo por separado durante ese periodo de tiempo", ha explicado Nieuwenhuijzen.

Miembros de la dirección del festival, las emisoras anfitrionas y una auditoría independiente han podido vigilar el cumplimiento del reglamento a través de una videollamada en directo desde la cabina de realización de cada televisión. Una vez recibido el material en bruto, los productores del certamen se han encargado de mezclar audios y planos de las diferentes cámaras, y chequear con cada delegación que la versión final es la deseda.

La web oficial Eurovision.tv transmitirá las 39 grabaciones como parte del programa online Eurovision Song Celebration: Live-On-Tape, el sábado 29 de mayo.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats