Vídeo

Bob Pop, sobre el divorcio de la Infanta Cristina y Urdangarin: “¿Corrupción es bien, poliamor es mal?”

Bob Pop y Ana Pastor, en 'El Objetivo'

Bob Pop analizó este miércoles en El Objetivo el divorcio de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. “Me da mucha pena. Es un mazazo. Además, con lo bien que iba todo en la Casa Real Española, y llega ahora este mazazo”, ironizó de primeras el colaborador de Ana Pastor, que retrocedió hasta el año 1997 para recordar la boda entre ambos.

Bob Pop: "La última vez que hablé de comunismo en televisión me echaron del canal"

Bob Pop: "La última vez que hablé de comunismo en televisión me echaron del canal"

“Era una infanta que se casaba con un chaval deportista de familia vasca que trabajaba y vivía en Barcelona. Visto así, era un ”así nadie puede romper España“. Pero en vez de romper España, se les rompió el amor”, comentó Bob Pop, que también expuso la paradoja entre aquella boda, celebrada por lo público, y el reciente divorcio de la Infanta y Urdangarin, formalizado por lo privado.

“Casarte por lo público, con la boda de Pilar Miró pagada por todos y emitida por TVE, la televisión de todos, y acabar divorciándote por lo privado. Y además, a causa de una portada de una revista socialdemócrata como es Lecturas. Porque no es el ¡Hola!, que es la revista aristocrática. Es Lecturas, que no saca ni casoplones de ricas ni cosas de bodas reales o familiares reales”, expuso el escritor.

“No sigas, no sigas, que te veo acelerado”

Siguiendo con su reflexión, Bob Pop también reflexionó sobre el momento de la separación teniendo en cuenta que la pareja ya pasó un momento crítico después de la entrada en prisión de Urdangarin.

“[La Infanta Cristina] Se entera de que su marido era un corrupto ahí, sentadita en el banquillo del juzgado. Y después de que a su marido corrupto le condenaran a más de cinco años de cárcel por prevaricación, malversación, tráfico de influencias, fraude y dos delitos fiscales, ella decide que adelante y que 'a full' con el matrimonio. Evadida en Suiza, porque España no solo evade capitales en Suiza, sino que evade infantas porque a ella la evadieron a Suiza. Pero los dos siguen casados hasta que ella le ve agarrado de la mano de otra en la portada de Lecturas y deciden divorciarse”, subrayó el escritor.

“¿Corrupción es bien, poliamor es mal? No entiendo esto. No sé qué mensaje le estamos mandando a la juventud”, se preguntó a continuación. Para él, el mensaje solo puede ser uno: “Meter la mano en la caja está bien, pero otra cosa es meter la...”

“No sigas, no sigas, que te veo acelerado”, concluyó Ana Pastor, sabiendo por dónde iba su compañero de programa.

Etiquetas
stats