Sálvame
Kiko Matamoros explica por qué Boris Izaguirre no está invitado a la boda de Tamara Falcó

Tamara Falcó y Boris Izaguirre en un evento celebrado en noviembre de 2019

“No sé si estoy invitado a la boda de Tamara Falcó”. A principios de marzo, Boris Izaguirre no sabía si su amiga –o la que fuera su amiga– le había reservado una plaza en su enlace matrimonial con Íñigo Onieva. Ahora, cuando quedan poco más de dos meses para el anunciado evento, se confirma lo que se sospechaba.

Ana Obregón se negó a entrar en directo en Telecinco: "Hay que respetar a todas las cadenas"

Ana Obregón se negó a entrar en directo en Telecinco: "Hay que respetar a todas las cadenas"

Según Kiko Matamoros, el presentador no ha recibido la tarjeta de invitación ni va a recibirla. ¿Por qué? Porque publicó una carta en El País que no gustó a la hija de Isabel Preysler.

El venezolano arremetió contra el discurso “homófobo” que pronunció la celebrity en un acto organizado por una organización ultracatólica. De hecho, le pidió que se disculpara.

“No es mi estilo sermonear, pero, si tuviera que decirle lo que pienso, sugeriría un alejamiento de las malas compañías y quizás una disculpa explicita. Puedes ser buen católico sin convertirte en ultra”, escribió en el citado periódico.

A partir de entonces, la buenísima relación que les había unido –tal y como se reflejó en el docureality La marquesa– se fue al traste.

El tertuliano de Sálvame explicó este viernes que, a raíz de la polémica, el marido de Boris se acercó a Isabel Preysler durante un evento para preguntarle por qué su hija no respondía a los mensajes del showman. A la famosa “le sentó muy mal el tono en el que Rubén se dirigió a ella”. Y peor le sentó que repitiera la escena con su hija Ana Boyer.

“En el peor momento de Tamara, Boris se posicionó públicamente en su contra. Eso no se lo han perdonado ni Isabel ni Tamara”, explicó Matamoros antes de poner el foco sobre la “doble moral” de Izaguirre. “En privado han tenido un discurso y en público, otro. Esa doble moral pesa el doble”.

Por lo tanto, no parece que las disculpas del presentador hayan surtido efecto. “Yo siento el mismo cariño, pero lamentablemente estamos distanciados por un artículo que escribí, en mi opinión, bastante equivocadamente. No sé cómo volver a pedir perdón sobre eso”, expresó hace unas semanas.

Se arrepiente ahora de haber publicado esa carta cuando desde todas partes se le pedía a él, y a los amigos homosexuales de Tamara Falcó, que condenaran públicamente las palabras de la marquesa de Griñón. “Un marica tiene que hacer valer sus derechos”, defendió Jorge Javier Vázquez.

Etiquetas
stats