A Boris Johnson se le analiza tanto a nivel político, donde acaba de triunfar al ganar con mayoría absoluta las elecciones de Reino Unido y podrá ejecutar el Brexit; como a nivel mediático, donde es comparado con Donald Trump por prodigarse ante las cámaras con todo tipo de ocurrencias.

El carácter populista del líder del Partido Conservador británico tuvo una de sus primeras grandes pruebas en el año 2009, cuando llevaba un año como alcalde de Londres y participó en la serie de la BBC EastEnders EastEndersinterpretándose a sí mismo en un breve cameo.

Como recuerda Nius, Johnson aparece en el bar que servía de reunión a las protagonistas de la ficción, el Queen Vic, y establecía un breve diálogo con la dueña, el personaje de Peggy Mitchell. Tras flirtear brevemente con ella, acababa dándole una tarjeta suya y ofreciéndole su ayuda si quería entrar en política, que en ese momento de la trama era la intención de Peggy.

El mismo medio explica también que esa aparición no estuvo exenta de polémica. La BBC se vio obligada a aclarar por qué Boris Johnson sí había realizado ese cameo tras rechazar en dos ocasiones la participación puntual del 'laborista' Ken Livingstone.

Etiquetas
Publicado el
stats