La tercera gala de Maestros de la costura 4 dejó una imagen que no es tan habitual. Porque Lorenzo Caprile a veces se enfada, pero es extraño verle tan sobresaltado dirigiéndose a uno de los participantes del talent de TVE.

En la primera prueba de la noche, tenían que usar un material tan delicado como el látex para confeccionar una prenda. La mejor fue Ana, que precisamente al final acabó siendo la expulsada. Pero en esa primera prueba, el momento de mas tensión fue con Gabriel.

Lorenzo Caprile se acercó, junto al ganador de la anterior edición Joshua y a la presentadora Raquel Sánchez Silva, a ver cómo iba el participante. Y al repasar cómo estaba trabajando, le regañó. Gabriel, en lugar de escuchar, se excusó en que con el tiempo que tienen no podía hacer mucho más. Lo que sacó de quicio a Caprile:

"¡No, por favor eh! ¡Que sale el Caprile que no quiere nadie ver! ¡Como nos volváis a hacer una observación de los tiempos, os vais todos a expulsión! ¡Si montamos una prueba y decimos que se puede hacer en 90 minutos, es porque se puede hacer en 90 minutos. Y os hemos dado 100! ¡Esto no se puede permitir, es que ni en un trabajo de preescolar! ¡Todo sucio! ¡Esto es una auténtica chapuza, Gabriel! ¡Estoy harto de verte hacer chapuzas!".

El silencio total en el plató dejó ver las miradas del resto de concursantes, incluso de Palomo (que estaba también trabajando en el taller), de Joshua y de Raquel Sánchez Silva. Joshua intentó calmar los ánimos explicándole a Gabriel que aunque a él tampoco le gustaban esas broncas, luego aprendió a valorarlas.

Al final de la prueba, en la valoración, Caprile más calmado volvió a repetir que había salido "el Caprile que nadie quiere ver". Volvió a señalar los errores de Gabriel, y de hecho le dio un mandil negro enviándole directamente a la prueba de eliminación.

Etiquetas
Publicado el