Quiso completar sus palabras en La Resistencia

Broncano en La Resistencia

En el monólogo inicial de su programa de este lunes en La Resistencia, David Broncano recogió y bromeó con uno de los momentos televisivos de los últimos días: el hombre que se hizo con el micro en la misa del canal Trece, y exclamó ante los feligreses y mientras el cura intentaba echarle: "Soy Luis Enrique y soy la reencarnación".

Un hombre se hace con el micro en la misa del canal Trece: "Soy Luis Enrique y soy la reencarnación"

Un hombre se hace con el micro en la misa del canal Trece: "Soy Luis Enrique y soy la reencarnación"

El presentador recogió el titular de la noticia, y también el vídeo del momento, para ir explicando al público qué fue lo que ocurrió exactamente. Y al final de la escena, le encontró un parecido: "El tío sigue hablando, le han puesto el órgano y le han cortado el micro. Parece el discurso de agradecimiento de los Goya de Willy Toledo si le diesen un premio".

"Imagináos a Willy Toledo, le dan el Goya: '¡Os vais a cagar! ¡España, vivimos en una falsa democracia...!' Pa pa papa parapapa pa parapapa pa pa pa paaaa", imitando con la boca la melodía de la canción "Francisco Alegre" como si le interrumpiesen.

"Soy Luis Enrique, reencarnación... ¡y mi padre es Amunike!"

"Y ojo, porque el tío dice 'Soy Luis Enrique y soy la reencarnación'... Le han cortado el micro, pero claramente sabéis todos que lo que iba a decir era: 'Soy Luis Enrique, y soy la reencarnación... de Cristo... ¡y mi padre es Amunike!'", concluyó, lanzando un beso al aire y lamentando: "Qué pena joder, ese micro cortado me ha quitado la vida".

"La verdad es que Luis Enrique tira el texto como muy poco convencido, como no creyéndose su propia reencarnación. Si estuviese en la academia de Operación Mesías, le habrían echado. Jesucristo empezó igual, pero lo hizo con mucho más carisma, como si saliese de una clase de Los Javis. Salía súper convencido", continuó Broncano.

Sobre esa comparativa, el presentador de La Resistencia razonó: "No es la única coincidencia eh, porque a este le llaman perturbado en el artículo, y a Jesucristo en su época también le daban caña, pobrecillo. Imagináos un titular de La Razón de Galilea, hace dos mil años: 'Un perroflauta de Nazaret interrumpe circo romano con desvaríos de monoteísta porrero'".

Etiquetas
stats