Carmen Borrego se estrenó de directora en 'Sálvame' con una reconciliación “histórica” para las Campos

Terelu y Carmen Borrego en 'Sálvame'

Carmen Borrego ha debutado este lunes 2 de enero como directora de Sálvame. Su ascenso en el programa se produce tras semanas de bromas y comentarios al respecto, por parte de sus compañeros habituales de tertulia, y después de que, en la última emisión de 2022, recibiese las propuestas de los espectadores.

Kiko Matamoros se burla de Avilés por su "ininteligible" discurso: "¡Vete ya a la granja!"

Kiko Matamoros se burla de Avilés por su "ininteligible" discurso: "¡Vete ya a la granja!"

En su arranque, ya ha quedado claro que sería una entrega “especial” para la familia: Las hermanas Campos tendrían ante sí la posibilidad de una reconciliación con “un miembro del clan que no había estado nunca en Sálvame” como parte de un momento “histórico” del magacín.

El homenaje a María Teresa Campos de Josep Ferré

El componente casi monográfico ha estado desde el principio, partiendo del homenaje realizado a su madre, María Teresa Campos. El imitador Josep Ferré ha encarnado a la veterana presentadora con un discurso, en los primeros minutos de emisión, para celebrar este primer programa de Borrego como “la nueva Valldeperas”.

Como si se tratase de un discurso de los que la propia Campos acostumbraba a hacer, y copiando los dejes y manierismos de aquella, Ferré felicitaba el nuevo año a la audiencia: “Por fin me han dado la oportunidad de volver, donde esté mi día a día que se quite el Sálvame Deluxe, Mediaset, Socialité. ¡Viva el corrillo!. Esto no se pasa de moda, señores, así se hace la televisión... Que yo la inventé. Soy la reina emérita de las mañanas”, proclamaba.

“Estoy que reviento de felicidad porque tengo colocadas a mis niñas”, añadía, refiriéndose a Terelu, que ejercía como de costumbre como presentadora , y de la misma Borrego. “Me llena de orgullo verla con los cascos, mandando a todo el mundo. Lo que le gusta mandar en casa y fuera”.

El cebo del reencuentro con Gustavo Guillermo

Pasado ya este bloque, Terelu tomaba las riendas de la conducción, esta vez con Alonso Caparrós: “Como hace 20 años en Día a día”, resaltaba ella ante su compañero, con el que luego reconoció que saltaron “chispas” en sus comienzos en televisión juntos. Este, por su lado, se encargaba de anunciar el primer “cebo” del año.

“Quienes no vais a olvidar este día sois vosotras, Carmen y tú. Hoy pilláis”, advertía el colaborador, que avanzaba que el programa “va a intentar que ocurra algo histórico”. “Puede haber muchas lágrimas en plató”, añadió.

Kike Calleja, amigo de Terelu, entraba para desgranar la sorpresa del intento de reconciliación en directo que se iba a fraguar a lo largo de la tarde: se trataba de un intento de reconciliación en directo con una persona del círculo íntimo de la familia. Alguien que, además, no había estado nunca en el plató del programa. No era hasta las 18:20 horas cuando el programa revelaba de quién se trataba: Gustavo Guillermo, el que durante décadas ha sido chófer y asistente de María Teresa Campos, a quien se había acusado de ejercer como “topo” de la familia y sus allegados con la prensa.

Sin embargo, esa reunión no se produciría en plató, tal y como explicaba Calleja: “He estado intentado convencerlo, y cuando lo tenía convencido, ha dicho que prefería no venir a plató. Se ha echado para atrás. Ha considerado que era mejor no venir aquí. Pero quiere estar presente y quiere estar contigo y con Carmen”, avanzaba el reportero,. En su lugar, Gustavo intervendría telefónicamente.

Y así fue. Y, en efecto, hubo lágrimas de Terelu al escuchar al amigo de la familia, con quien se había visto resentida la relación a causa de los rumores contra él. Él, muy nervioso, explicaba que todo había quedado solucionado por su parte y que “lo importante es Teresa”: “Es mi prioridad de siempre”, añadió.

“Ha sido complicado, las cosas como son”, aportó la Campos emocionada. “El río pasa con mucha agua y a veces, te empujan, metes un pie y te arrastran”. Sin embargo, quiso dejar claro el afecto por Gustavo: “La felicidad de mamá todos los días eres tú, en el día a día cuando nosotras estamos ausentes en el trabajo eres tú. Te quiero mucho”, decía antes de dar por cerrada la comunicación.

Etiquetas
stats