Channel 4 anticipa las consecuencias negativas de su privatización y presenta un plan alternativo al gobierno

Logotipo de Channel 4

El Gobierno británico puso en marcha la polémica privatización de la cadena pública Channel 4 a principios del mes pasado. Nadine Dorries, secretaria de cultura e impulsora del proyecto, manifestó que el objetivo de la operación era poder competir en el mercado del streaming. Un mes después, el canal ha revelado las consecuencias negativas que conllevaría y ha presentado un plan alternativo a la administración.

El Gobierno británico pone en marcha la polémica privatización la cadena pública Channel 4

El Gobierno británico pone en marcha la polémica privatización la cadena pública Channel 4

En concreto, según informa Deadline, el análisis presentado por la CEO del canal Alex Mahon indica que el proceso podría provocar pérdidas de 3 billones de libras y 4.000 puestos de trabajo durante la próxima década. Además, describe la privatización de la cadena como un “plan fallido”.

La directiva ha vuelto así a imponerse a la intención del ejecutivo, como ya hiciera en abril. La cadena, que nació como nueva opción frente a las también públicas BBC One y BBC Two, pero sufragado a través de publicidad; mostró entonces su “decepción” al constatar que el gobierno no había aceptado los argumentos en contra de la acción que se pusieron sobre la mesa durante el proceso de consultas previo a la decisión.

De hecho, ya entonces presentó una “alternativa real” a la privatización que habría asegurado su “futura estabilidad financiera”, al tiempo que continuaba ofreciendo un servicio público a los británicos y contribuyendo a impulsar las “industrias creativas y la economía” de Reino Unido.

La propuesta se titulaba 4: The Next Episode, que implicaba crear una joint venture (o empresa con participación) con un accionista mayoritario que inyectara un capital privado significativo sobre la cadena a cambio de generar contenidos. Pero a cambio mantendría los derechos sobre sus programas y contenidos, lo que le permitiría retroalimentarse también.

Es decir, sería la primera participación de inversor privado en los 40 años de historia de la cadena. De haberse puesto en práctica, habría supuesto una inversión en contenido por valor de mil millones en un plazo de 10 años, según el plan presentado en febrero y filtrado semanas atrás.

Etiquetas
stats