Cuatro

'El chófer de Ruiz-Mateos' desvela en Cuatro cómo se fraguó el “que te pego, leche” del empresario a Miguel Boyer

Víctor de la Cruz es 'El chófer de Ruiz-Mateos'

La segunda entrega de El chófer de Ruiz-Mateos sirvió para conocer, entre otras cosas, la intrahistoria de una de las frases más polémicas y conocimos del empresario. Nos referimos, claro está, a ese “que te pego, leche” que espetó a Miguel Boyer -acompañado de un puñetazo- a finales de la década de los 80.

Mariló Montero y Risto Mejide ya tienen lugar para dar "las campanadas más diferentes" de Mediaset

Mariló Montero y Risto Mejide ya tienen lugar para dar "las campanadas más diferentes" de Mediaset

Para ser exactos, la escena se produjo el 3 de mayo de 1989. Ese día, José María Ruiz-Mateos y Boyer estaban citados para declarar en el juzgado de instrucción de Plaza Castilla (Madrid), pues el empresario había presentado una denuncia contra el exministro de Economía por injurias.

Según Víctor de la Cruz, chófer de Ruiz-Mateos y, por consiguiente, protagonista de la docuserie de Cuatro, su jefe y el político fueron citados con media hora de diferencia. De ahí que, tras su comparecencia ante el juez, Ruiz-Mateos decidiera esperar en los pasillos del juzgado a su enemigo. “No había nada planeado. Era la primera vez que hacíamos por mera ocurrencia de Ruiz-Mateos”, contó De la Cruz, que dijo que el empresario “no pegaba ni sellos” para resumir su carácter aparentemente afable.

Sin embargo, ese día Ruiz-Mateos mostró una cara mucho más agresiva. “Esperamos a que Miguel Boyer saliera. Teníamos miedo, porque ya el jefe anunciaba que este se iba a enterar. Lo lógico es que le insultara o le gritara algo, pero fue una sorpresa para nosotros cuando le vio llegar y le dijo ”bribón, me has robado“, y se le ocurrió esa famosa imagen de Ruiz-Mateos diciendo ”que te pego, leche“”.

“En ese momento le mete un puñetazo en la cara a Boyer y le tira las gafas al suelo. Él jamás había visto a un hombre tan feo, tan feo, tan feo. No los recordaba continuamente”, añadió el conductor personal del empresario.

Ese “que te pego, leche” pasó al imaginario colectivo de millones de españoles, siendo aún hoy una de las frases más conocidas para varias generaciones de nuestro país. Es más, su alcance llegó al terreno empresarial. “Nos sirvió para registrarlo como marca y crear una sociedad que se llamaba Que te pego, leche SL”, desveló Joaquín Yvancos, el exabogado de Ruiz-Mateos, al hilo de este momento.

La escena de Ruiz-Mateos y Miguel Boyer solo fue una de las varias, y a cada cual más llamativa, que protagonizó el malogrado empresario para señalar públicamente a los que él consideraba culpables de sus problemas. En este sentido, la visita al exministro de Economia Carlos Solchaga disfrazado con peluca y gafas, o la suelta de gallinas en la casa de Boyer e Isabel Preysler, fueron algunos de los momentos que también recordó El chófer de Ruiz-Mateos en esta nueva entrega.

Etiquetas
stats