Los comicios, este martes 29

Cisma en la Academia de TV: se retira la rival electoral de María Casado ante el “proceso viciado” y el órgano responde

Redacción verTele / Europa Press

Marejada en la Academia de Televisión a escasos días de las elecciones a su presidencia. La periodista Mayte Pascual ha retirado su candidatura a los comicios, cuya votación se celebrará en la sede de la Academia el martes 29 de noviembre, y ha denunciado “la acumulación de numerosas irregularidades en el proceso electoral”. De este modo, la única candidatura es la de María Casado, que aspira a renovar en el cargo al que llegó hace ahora cuatro años, tomando el relevo de Manuel Campo Vidal.

“Nos retiramos por respeto al conjunto de nuestros compañeros académicos y para no perjudicar a la Academia en su imagen y buen nombre”, explica la candidatura de Pascual en un burofax que remitió a la Academia el pasado viernes 25 de noviembre. La periodista, de larga trayectoria en RTVE, añade que se ha visto obligada a renunciar “para no legitimar, con su participación, un proceso viciado desde su origen”.

Entre tanto, desde la institución se ha replicado a estas acusaciones, asegurando que se respondió “en tiempo y forma” a la candidata, a la que recriminan sus ataques.

Acusa a la Directiva de “entorpecer la neutralidad del proceso”

En el escrito de Pascual, al que ha tenido acceso Europa Press, Pascual expone que se retira del proceso “tras haber reclamado reiterada y pacientemente a esa Junta Electoral, en diferentes ocasiones, por la acumulación de irregularidades observadas en el proceso electoral” y para las que no ha obtenido “receptividad y satisfacción alguna”. “La última pretensión de incumplir flagrantemente el Reglamento en su artículo 30, denunciado así mismo a esa Junta, nos obliga a renunciar a participar en un proceso viciado desde su origen”.

La candidatura ha puesto de manifiesto “la ausencia de las garantías necesarias para la celebración de una campaña electoral limpia, así como determinadas actuaciones de la actual Junta Directiva que han entorpecido la neutralidad del proceso”.

“Todas las respuestas recibidas a las reclamaciones presentadas desde el pasado 8 de noviembre ante la Junta Electoral han sido insatisfactorias o no atendidas y no han tenido efecto corrector alguno sobre las irregularidades del Proceso Electoral denunciadas por nosotros”, ha asegurado.

Las reclamaciones no satisfechas ante la Junta Electoral

En concreto, la lista encabezada por Pascual ha señalado que haber denunciado ante la Junta Electoral, “sin resultado positivo alguno”, el incumplimiento de los artículos 24 y 25 del Reglamento Electoral según los cuales hay que enviar a los académicos el censo electoral 7 días después de la convocatoria de elecciones. “A día de hoy, 80 días después, todavía no se ha enviado”

Añade la candidata que también ha reclamado ante el órgano que el censo facilitado al notario para efectuar el sorteo que designó a los miembros de la Junta Electoral, “fue diferente al que constaba oficialmente el día anterior a dicho sorteo en la página web de la Academia”. Del mismo modo, también denunció el proceso en torno a los votos del correo: para ser considerados válidos, de acuerdo al Reglamento Electoral, deben incluir fotocopia del DNI del votante, y que “no cumplen con los requisitos mínimos de lo que se llama cadena de custodia”.

Un punto relevante del comunicado aborda la celebración de la gala de entrega de los Premios Iris 2022, que tuvo lugar el pasado 21 de noviembre; esto es, en 8 días antes de la votación. Desde la candidatura de Pascula se solicitó a la Junta Electoral que se cambiara la fecha para no interferir en el periodo electoral.

“Ante la negativa de la Junta Electoral a esta solicitud, hemos exigido que ninguno de los miembros de ninguna candidatura, apareciera en el acto de los Premios Iris. El resultado ha sido que, a la propia María Casado, se le ha concedido el Iris a la Mejor Presentadora del Año”, ha criticado. En efecto, Casado subió al escenario a recoger el galardón que la acredita por su labor en Las tres puertas, momento en que pudo pronunciar unas palabras, si bien no hubo como tal un espacio en la escaleta para que compareciera en calidad de presidenta durante la ceremonia.

“Hemos pedido a la Junta Electoral, sin resultado positivo, que se suspenda la actual convocatoria, para así poder convocar una nueva con todas las garantías de transparencia, neutralidad y respeto al Reglamento electoral. Tampoco se ha admitido. No se puede jugar un partido en el que el árbitro dice que el reglamento no le gusta y que las normas son las que a él mismo se le ocurran durante el juego”, culmina el comunicado, que califica lo ocurrido como “atropello”.

La J. E. replica y se defiende ante la “lamentable” denuncia

Tras conocerse el escrito de Pascual, la Junta Electoral ha hecho público otro propio para responder, por alusiones. Se asegura en este que han contestado “en tiempo y forma a todas las alegaciones presentadas por la candidatura de Mayte Pascual”, y que lo han hecho “explicando, siempre, la realidad del proceso electoral, manifestando la imparcialidad del mismo y sus tomas de decisiones en cuanto se refería a los escritos de dicha candidatura”.

Igualmente, recuerda que la Junta Electoral para las elecciones ha sido elegida por sorteo ante notario entre todos los académicos que no participaban en los comicios “y, por lo acontecido, muy a nuestro pesar”. “Por tanto, no cabe deducir de dicha elección que la Junta Electoral haya actuado guiada por ningún interés partidista, sino todo lo contrario. En todo momento se han manifestado los porqués de nuestras decisiones ante los escritos de dicha candidatura”, ha añadido. La Junta quedó compuesta, “por sorteo ante notario”, por Carlos Wenceslao Rodríguez-Volta y Alén (Presidente), Antonio Penela Pérez (Vicepresidente), Jesús Álvarez Cervantes, Ricardo Vaca Berdayes y José Luis Cortizas Regueiro, tal y como quedó publicado en el comunicado del 28 de octubre, fecha en que se conocieron las candidaturas.

Así, consideran “lamentable y más que criticable” que se haya cuestionado su actuación “sin razones, ni argumentos, ni hechos que lo avalen”. Recalcan que han trabajado “siempre de acuerdo a las normas de la propia Academia, así como las normas habidas en las elecciones anteriores en las que concurrían tres candidaturas, sin que en ningún momento haya habido la más mínima duda sobre la limpieza y transparencia del proceso electoral”, y recuerdan que las decisiones de la Junta Electoral en la contestación a los escritos de la candidatura de Pascual “siempre han sido por acuerdo unánime de los cinco compañeros, elegidos al azar y por sorteo con presencia de las dos candidaturas, y sin ningún voto particular o distinto en cada una de nuestras contestaciones”.

“No cabe, pues, aceptar en ninguna de las acepciones dichos comentarios con calificaciones graves, innecesarias, inciertas y gratuitas por su parte y de que esta Junta Electoral no haya respetado las normas vigentes, sino todo lo contrario”, ha remarcado.

Piden convocar una Asamblea General Extraordinaria

“Dada la enorme gravedad y falsedad del comunicado de la candidatura de Mayte Pascual”, y “consciente del daño” que se está infligiendo a la Academia, la Junta Electoral considera que debe convocarse la Asamblea General, de acuerdo al artículo 35 del Reglamento de Régimen Interno, con el fin de que sea ésta la que adopte la decisiones que la mayoría de los miembros de la Academia considere pertinentes ante esta situación que las normas no habían previsto y se adopten las decisiones más acertadas para la “potenciación, desarrollo y credibilidad de la Academia”.

“En este sentido, instará a la Junta Directiva en funciones a convocar la Asamblea General Extraordinaria para resolver este asunto”, agregan, lamentando “este desenlace” de los acontecimientos, a 24 horas de los comicios, que “perjudica especialmente a los cientos de académicos que ya habían votado por correo y a todos aquellos compañeros que tenían previsto ejercer su derecho al voto mañana durante la jornada electoral”.

Marejada en la Academia de Televisión a escasos días de las elecciones a su presidencia. La periodista Mayte Pascual ha retirado su candidatura a los comicios, cuya votación se celebrará en la sede de la Academia el martes 29 de noviembre, y ha denunciado “la acumulación de numerosas irregularidades en el proceso electoral”. De este modo, la única candidatura es la de María Casado, que aspira a renovar en el cargo al que llegó hace ahora cuatro años, tomando el relevo de Manuel Campo Vidal.

“Nos retiramos por respeto al conjunto de nuestros compañeros académicos y para no perjudicar a la Academia en su imagen y buen nombre”, explica la candidatura de Pascual en un burofax que remitió a la Academia el pasado viernes 25 de noviembre. La periodista, de larga trayectoria en RTVE, añade que se ha visto obligada a renunciar “para no legitimar, con su participación, un proceso viciado desde su origen”.

Entre tanto, desde la institución se ha replicado a estas acusaciones, asegurando que se respondió “en tiempo y forma” a la candidata, a la que recriminan sus ataques.

Acusa a la Directiva de “entorpecer la neutralidad del proceso”

En el escrito de Pascual, al que ha tenido acceso Europa Press, Pascual expone que se retira del proceso “tras haber reclamado reiterada y pacientemente a esa Junta Electoral, en diferentes ocasiones, por la acumulación de irregularidades observadas en el proceso electoral” y para las que no ha obtenido “receptividad y satisfacción alguna”. “La última pretensión de incumplir flagrantemente el Reglamento en su artículo 30, denunciado así mismo a esa Junta, nos obliga a renunciar a participar en un proceso viciado desde su origen”.

La candidatura ha puesto de manifiesto “la ausencia de las garantías necesarias para la celebración de una campaña electoral limpia, así como determinadas actuaciones de la actual Junta Directiva que han entorpecido la neutralidad del proceso”.

“Todas las respuestas recibidas a las reclamaciones presentadas desde el pasado 8 de noviembre ante la Junta Electoral han sido insatisfactorias o no atendidas y no han tenido efecto corrector alguno sobre las irregularidades del Proceso Electoral denunciadas por nosotros”, ha asegurado.

Las reclamaciones no satisfechas ante la Junta Electoral

En concreto, la lista encabezada por Pascual ha señalado que haber denunciado ante la Junta Electoral, “sin resultado positivo alguno”, el incumplimiento de los artículos 24 y 25 del Reglamento Electoral según los cuales hay que enviar a los académicos el censo electoral 7 días después de la convocatoria de elecciones. “A día de hoy, 80 días después, todavía no se ha enviado”

Añade la candidata que también ha reclamado ante el órgano que el censo facilitado al notario para efectuar el sorteo que designó a los miembros de la Junta Electoral, “fue diferente al que constaba oficialmente el día anterior a dicho sorteo en la página web de la Academia”. Del mismo modo, también denunció el proceso en torno a los votos del correo: para ser considerados válidos, de acuerdo al Reglamento Electoral, deben incluir fotocopia del DNI del votante, y que “no cumplen con los requisitos mínimos de lo que se llama cadena de custodia”.

Un punto relevante del comunicado aborda la celebración de la gala de entrega de los Premios Iris 2022, que tuvo lugar el pasado 21 de noviembre; esto es, en 8 días antes de la votación. Desde la candidatura de Pascula se solicitó a la Junta Electoral que se cambiara la fecha para no interferir en el periodo electoral.

“Ante la negativa de la Junta Electoral a esta solicitud, hemos exigido que ninguno de los miembros de ninguna candidatura, apareciera en el acto de los Premios Iris. El resultado ha sido que, a la propia María Casado, se le ha concedido el Iris a la Mejor Presentadora del Año”, ha criticado. En efecto, Casado subió al escenario a recoger el galardón que la acredita por su labor en Las tres puertas, momento en que pudo pronunciar unas palabras, si bien no hubo como tal un espacio en la escaleta para que compareciera en calidad de presidenta durante la ceremonia.

“Hemos pedido a la Junta Electoral, sin resultado positivo, que se suspenda la actual convocatoria, para así poder convocar una nueva con todas las garantías de transparencia, neutralidad y respeto al Reglamento electoral. Tampoco se ha admitido. No se puede jugar un partido en el que el árbitro dice que el reglamento no le gusta y que las normas son las que a él mismo se le ocurran durante el juego”, culmina el comunicado, que califica lo ocurrido como “atropello”.

La J. E. replica y se defiende ante la “lamentable” denuncia

Tras conocerse el escrito de Pascual, la Junta Electoral ha hecho público otro propio para responder, por alusiones. Se asegura en este que han contestado “en tiempo y forma a todas las alegaciones presentadas por la candidatura de Mayte Pascual”, y que lo han hecho “explicando, siempre, la realidad del proceso electoral, manifestando la imparcialidad del mismo y sus tomas de decisiones en cuanto se refería a los escritos de dicha candidatura”.

Igualmente, recuerda que la Junta Electoral para las elecciones ha sido elegida por sorteo ante notario entre todos los académicos que no participaban en los comicios “y, por lo acontecido, muy a nuestro pesar”. “Por tanto, no cabe deducir de dicha elección que la Junta Electoral haya actuado guiada por ningún interés partidista, sino todo lo contrario. En todo momento se han manifestado los porqués de nuestras decisiones ante los escritos de dicha candidatura”, ha añadido. La Junta quedó compuesta, “por sorteo ante notario”, por Carlos Wenceslao Rodríguez-Volta y Alén (Presidente), Antonio Penela Pérez (Vicepresidente), Jesús Álvarez Cervantes, Ricardo Vaca Berdayes y José Luis Cortizas Regueiro, tal y como quedó publicado en el comunicado del 28 de octubre, fecha en que se conocieron las candidaturas.

Así, consideran “lamentable y más que criticable” que se haya cuestionado su actuación “sin razones, ni argumentos, ni hechos que lo avalen”. Recalcan que han trabajado “siempre de acuerdo a las normas de la propia Academia, así como las normas habidas en las elecciones anteriores en las que concurrían tres candidaturas, sin que en ningún momento haya habido la más mínima duda sobre la limpieza y transparencia del proceso electoral”, y recuerdan que las decisiones de la Junta Electoral en la contestación a los escritos de la candidatura de Pascual “siempre han sido por acuerdo unánime de los cinco compañeros, elegidos al azar y por sorteo con presencia de las dos candidaturas, y sin ningún voto particular o distinto en cada una de nuestras contestaciones”.

“No cabe, pues, aceptar en ninguna de las acepciones dichos comentarios con calificaciones graves, innecesarias, inciertas y gratuitas por su parte y de que esta Junta Electoral no haya respetado las normas vigentes, sino todo lo contrario”, ha remarcado.

Piden convocar una Asamblea General Extraordinaria

“Dada la enorme gravedad y falsedad del comunicado de la candidatura de Mayte Pascual”, y “consciente del daño” que se está infligiendo a la Academia, la Junta Electoral considera que debe convocarse la Asamblea General, de acuerdo al artículo 35 del Reglamento de Régimen Interno, con el fin de que sea ésta la que adopte la decisiones que la mayoría de los miembros de la Academia considere pertinentes ante esta situación que las normas no habían previsto y se adopten las decisiones más acertadas para la “potenciación, desarrollo y credibilidad de la Academia”.

“En este sentido, instará a la Junta Directiva en funciones a convocar la Asamblea General Extraordinaria para resolver este asunto”, agregan, lamentando “este desenlace” de los acontecimientos, a 24 horas de los comicios, que “perjudica especialmente a los cientos de académicos que ya habían votado por correo y a todos aquellos compañeros que tenían previsto ejercer su derecho al voto mañana durante la jornada electoral”.

Marejada en la Academia de Televisión a escasos días de las elecciones a su presidencia. La periodista Mayte Pascual ha retirado su candidatura a los comicios, cuya votación se celebrará en la sede de la Academia el martes 29 de noviembre, y ha denunciado “la acumulación de numerosas irregularidades en el proceso electoral”. De este modo, la única candidatura es la de María Casado, que aspira a renovar en el cargo al que llegó hace ahora cuatro años, tomando el relevo de Manuel Campo Vidal.

“Nos retiramos por respeto al conjunto de nuestros compañeros académicos y para no perjudicar a la Academia en su imagen y buen nombre”, explica la candidatura de Pascual en un burofax que remitió a la Academia el pasado viernes 25 de noviembre. La periodista, de larga trayectoria en RTVE, añade que se ha visto obligada a renunciar “para no legitimar, con su participación, un proceso viciado desde su origen”.