Resolución y comunicado

La CNMC archiva la queja por los comentarios racistas en GH porque “eran en tono bromista”

Javier Eneme protestando por los comentarios en GH

El reality de Telecinco Gran Hermano ha recibido el respaldo de la CNMC, que ha decidido archivar la denuncia que presentó contra él la ONG “SOS Racismo” por los comentarios xenófobos que recibió Javier Eneme dentro de la casa de Guadalix.

SOS Racismo denuncia ante Telecinco y  la CNMC los comentarios xenófobos en GH

SOS Racismo denuncia ante Telecinco y la CNMC los comentarios xenófobos en GH

El concursante fue objeto de varias “bromas” por su color de piel, hasta que acabó enfrentándose a sus compañeros, lo que generó una fuerte discusión. El reality trató el tema en plató durante la entrevista a Javier Eneme tras ser expulsado, e incluso el presentador Jorge Javier le reconoció que “creo que tienes todo el derecho del mundo a decir en un momento que no te gustan esas bromas y que paren”.

Sin embargo, tras analizar la denuncia presentada por SOS Racismo el 23 de octubre, la Sala de supervisión regulatoria de la CNMC ha decidido archivar la denuncia.

No aprecian que puedan ser comentarios ofensivos

En su resolución, a la que ha tenido acceso Vertele, Competencia recuerda que para que las actuaciones analizadas puedan ser sancionadas, sería necesario “que directamente de ellas se produzca, de forma manifiesta, el fomento del odio, el desprecio o la discriminación”. Se exige, por lo tanto, “que este fomento se haga de forma manifiesta, en definitiva, de forma patente, clara, descubierta o evidente”.

Tras recoger y repasar algunas de las acciones analizadas en las que se produjeron esos comentarios presuntamente racistas, la CNMC establece que “no se aprecia que los comentarios emitidos durante los programas analizados puedan ser ofensivos hacia las personas de raza negra”.

El mismo organismo añade que “se enmarcan dentro de los posibles choques propios de la convivencia de los concursantes que los expresan en un tono bromista y, como indican los concursantes acusados, sin perseguir un fin racista”, añadiendo también que “ya habían hecho en los días previos otros comentarios similares sobre Javier Eneme y él mismo se los había tomado con humor”.

Exculpan a los concursantes y a Telecinco

Pese a reconocer que estos comentarios, sobre todo de Carlos y Mina, acabaron “resultando una molestia” para Javier Eneme, la CNMC sentencia que “ello no implica que supongan una incitación o un fomento manifiesto al racismo o la xenofobia por parte de sus autores, ni en última instancia por parte de Telecinco”.

Competencia no considera que “la actitud de los concursantes o de la propia cadena desemboque en actos discriminatorios, de odio o de desprecio por motivos de raza”, y por tanto archivan la denuncia del caso ya que no constituyen “por sí mismos una incitación al odio, a la discriminación o al desprecio”.

SOS Racismo lamenta la resolución en un comunicado

Tras conocer la resolución de la CNMC, la ONG “SOS Racismo” ha publicado un comunicado en el que expresa su disconformidad, centrándose en que “lo importante de los actos racistas está en el hecho en sí y no en la intencionalidad”.

También lamenta que se reduzca “a anécdota y a broma algo que el propio Javier Eneme no trata como tal y le causa molestias”, y considera que una decisión de este tipo “minimiza el impacto del racismo”.

Este es el comunicado íntegro de SOS Racismo:

En relación al archivo de la queja que presentamos a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por los comentarios racistas vertidos sobre Javier Eneme, exconcursante del programa Gran Hermano Revolution de la cadena de televisión Telecinco (Mediaset), queremos manifestar lo siguiente:

- Nuestra disconformidad con una decisión que entendemos minimiza el impacto del racismo, reduciendo a anécdota y a broma algo que el propio Javier Eneme no trata como tal y le causa molestias dentro del espacio televisivo.

- La respuesta de la CNMC manifiesta que los comentarios “no se pueden considerar ofensivos para personas de raza negra”, cuando tanto el concursante al que iban dirigidos los comentarios como numerosas personas en redes sociales y organizaciones como la nuestra consideramos que sí representaron una clara discriminación por color de piel.

- Asimismo, creemos que lo importante de los actos racistas está en el hecho en sí y no en la intencionalidad, ya que bajo el pretexto de que se hicieron los comentarios “sin perseguir un fin racista” se evita juzgar el impacto sobre quien lo sufre.

Por todo ello, lamentamos la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia porque entendemos que no condena los comentarios racistas vertidos en el programa Gran Hermano Revolution y manda un mensaje de permisividad los comportamientos discriminatorios por color de piel u origen en la televisión sin tomar medidas para evitarlos.

Etiquetas
stats